15 tácticas para leer el lenguaje corporal

Lo que usted comunica por voz, contiene tan sólo la mitad del total del mensaje que trata de transmitir, pues, según algunos estudios, el 55% del contenido se transmite mediante el lenguaje corporal o lenguaje no verbal.

Es importante conocer los gestos y saber leerlos. Aquí tiene usted un completo listado con algunos trucos para leer el lenguaje corporal de las personas y comprender, así, la totalidad del mensaje:

Encoger lo hombros

Este gesto muestra incomprensión o desconocimiento.

Este es un gesto complejo, formado por otros tres gestos complementarios: palmas de las manos extendidas hacia fuera, lo que demuestra que no se esconde nada. El individuo se encorva ligeramente y levanta las cejas, lo que es un saludo universal.

Palmas abiertas

Las palmas de las manos abiertas y de cara al interlocutor son un signo antiguo de honestidad, lealtad y sumisión. En las cortes y juzgados se hacen juramentos con una mano sobre los Textos Sagrados y con la otra abierta al frente, por lo que este es un símbolo de veracidad y lealtad.

Apuntar con el dedo

Apuntar con el dedo y la mano cerrada es un gesto de dominio. Este gesto muestra que aquel que habla vence, en sentido figurado, a los que escuchan. Subconscientemente evocará sentimientos negativos, ya que involucra un movimiento agresivo que puede recordar ataques físicos.

Sonrisa sin arrugas

Si cuando alguien le sonríe nota una falta de arrugas alrededor de los ojos, es que esa sonrisa no es verdadera.

Es casi imposible sonreír sin ganas y que esa sonrisa parezca natural. Por eso muchas fotografías se ven tan extrañas. Cuando alguien sonríe de verdad sus ojos se arrugan, cuando la sonrisa es fingida, esto no sucede.

Cejas levantadas

Las cejas levantadas, muchas veces, son una señal inconfundible de incomodidad. De la misma manera en que las arrugas de los ojos demuestran la sinceridad de una sonrisa, la preocupación, ansiedad o incomodidad se reflejan en los movimientos involuntarios de las cejas.

Si alguien, por ejemplo, le hace un cumplido sobre su peinado mientras levanta las cejas, quizá no esté siendo sincero del todo.

El tono de voz

Aunque no lo crea, subir o bajar el tono de voz demuestra cambios de interés en la conversación.

Imitación

Si imitan su lenguaje corporal es que la conversación va bien. Cuando dos personas se llevan bien sus posturas y movimientos se parecen a los del otro. Cuando su mejor amigo cruza la pierna, usted también lo hace. Si está en mitad de una conversación o reunión que va bien, su interlocutor imitará sus gestos.

Contacto visual

El contacto visual puede demostrar interés: para bien y para mal.

Cuando mira a alguien a los ojos, normalmente causará algún tipo de reacción. Dependiendo de las partes involucradas, esta emoción podría interpretarse de diferentes formas. Según un reciente estudio llevado a cabo por el psicólogo Ronald E. Riggio: “Que un extraño le mire a los ojos puede causar miedo y amenaza, sin embargo, si es alguien muy cercano el que lo hace el resultado es siempre positivo”.

Demasiado contacto visual

Si alguien le mira durante demasiado tiempo, puede que esté mintiendo.

Con el afán de evitar sentirse falsos, algunos mentirosos tienden a sostener la mirada durante demasiado tiempo. Este gesto, realizado a propósito, tiende a incomodar a los demás, que se sentirán vigilados.

A veces, pueden quedarse muy quietos y sin parpadear, lo que aumenta la sensación de que “algo falla” en esa persona.

Posturas de poder

Tener una postura correcta demuestra poder y un sentido de logro. La forma en que usted se comporta puede ser una gran clave sobre lo que esconden sus sentimientos. Realizar poses de poder aumenta la testosterona y la confianza.

Si usted se sienta inclinado hacia atrás y relajado sentirá que tiene poder y control. De la misma forma, con una postura incorrecta (por ejemplo, si nos encorvamos, cruzamos los brazos o bajamos la cabeza) aumentamos los niveles de cortisona y de las hormonas que producen estrés.

Cruzar las piernas

Las piernas cruzadas normalmente son señal de resistencia, baja receptividad y resultan una mala señal a la hora de negociar. Durante un estudio en el que se grabaron más de dos mil negociaciones, ninguna de ellas llegó a un acuerdo cuando uno de los interlocutores mantenía las piernas cruzadas.

Psicológicamente hablando, mantener las piernas cruzadas es una muestra de que la persona se mantiene cerrada emocional y físicamente, lo que debería indicarle que no va a querer negociar.

Cruzar los brazos

Los brazos cruzados señalan que usted está en una postura defensiva, dependiendo del contexto. Es fácil detectar señales del lenguaje corporal, pero es importante tomar en cuenta el contexto. Aunque los brazos cruzados típicamente indican que alguien no quiere hablar, a veces, simplemente es porque tiene frío o su silla no tiene reposabrazos. Debe ser consciente del ambiente antes de tomar una decisión o cambiar su estrategia basándose en este tipo de comportamientos.

Risas

Si sus interlocutores se ríen con usted, tal vez es porque les importe. Cuando alguien es receptivo con su humor, es porque está interesado en usted. La psicología de la evolución ha señalado que el humor juega un rol muy importante en el desarrollo humano, pues sirve como forma de señalar el deseo de una relación, ya sea de forma platónica o romántica.

Muestras de estrés

Una mandíbula muy cerrada, un cuello estirado y tenso o un ceño fruncido son muestras de estrés. Todas estas “respuestas” están asociadas al sistema límbico del cerebro. Identificar las amenazas, así como asegurar nuestra supervivencia, son responsabilidad del sistema límbico del cerebro. Por eso, cuando a usted le piden que trabaje durante más horas, sus ojos se estrechan al tiempo que baja la cabeza, o la forma en la que aprieta las mandíbulas al perder el taxi o el autobús.

Temblores

Una pierna que tiembla puede señalar un estado de ansiedad o de inestabilidad. Una pierna en constante movimiento puede demostrar al interlocutor irritación, ansiedad o ambas.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.