¿A cargo de quien están los gastos de conservación de la cosa dada en prenda?

Cuando de prenda comercial se trata esta se puede manejar de dos modalidades, por un lado está la prenda sin tenencia de la cosa por parte del acreedor y por otro lado la prenda con tenencia, el contrato de prenda comercial con tenencia de la cosa por parte del acreedor se encuentra regulado por el artículo 1204 del código de comercio el cual establece lo siguiente:

“El contrato de prenda con tenencia se perfeccionará por el acuerdo de las partes; pero el acreedor no tendrá el privilegio que nace del gravamen, sino a partir de la entrega que de la cosa dada en prenda se haga a él o a un tercero designado por las partes. 

Si al acreedor no se le entregare la cosa, podrá solicitarla judicialmente.

Gravada una cosa con prenda no podrá pignorarse nuevamente, mientras subsista el primer gravamen. Pero podrá hacerse extensiva la prenda a otras obligaciones entre las mismas partes”. 

¿Qué pasa cuando las cosas dadas en prenda que se encuentran en poder del acreedor  empiezan a deteriorarse? ¿Quién corre con los gastos de conservación o mantenimiento de la cosa?

Los gastos de conservación de la cosa dada en prenda aunque esta se encuentre en poder del acreedor o de un tercero tenedor son a cargo del deudor, incluso cuando por culpa del deudor la cosa dada en prenda haya generado perjuicios al acreedor le corresponde al deudor pagar dichos perjuicios, así se encuentra señalado por el artículo 1205 del código de comercio.

Pero, ¿Qué pasa si el deudor no paga los gastos de conservación y los perjuicios que la tenencia de la cosa le ha generado al acreedor por su culpa?

Cuando el deudor no paga los gastos de conservación de la cosa, o los posibles perjuicios que por la tenencia de la cosa y por culpa de este se le hayan generado al acreedor, puede el acreedor ejercer el derecho de retención sobre la cosa dada en prenda, es decir, que aunque el contrato de prenda termine el acreedor puede negarse a devolver la cosa hasta que se le salden dichos gastos o perjuicios.

El código de comercio le otorga al acreedor  el derecho de retención sobre la cosa dada en prenda como una especie de garantía al no pago de los gastos de conservación y de los perjuicios que por culpa del deudor dicha cosa le haya causado. 

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.