A quien a buen árbol se arrima buena rama le cae encima

Lo que le ha sucedido a los inversionistas de Interbolsa y de otras comisionistas y fondos de inversión que se han ido a la quiebra, permite concluir que a quien a buen árbol se arrima buena rama le cae encima.

Suele suceder en el mundo financiero que los inversionistas más novatos, menos informados  o más confiados deciden invertir con la comisionista o  fondo de inversión que mejor esté ofreciendo resultados al momento, el que más fama tenga en el momento de invertir, el de moda,  sin detenerse a evaluar  a fondo la solvencia del  mismo, el porqué de su éxito súbito y monopolista.

Los especuladores financieros se caracterizan por vender humo como si fuere oro. Son especialistas en publicidad, en vender gráficos y tendencias difíciles de digerir por la mayoría de mortales, pero si son los suficientemente rentables, resulta que pocos mortales las quieren digerir y entender,  y en manada se dirigen a ellos a entregar su dinero. Así ha sido siempre. Sucedió con DMG y similares.

El árbol más grande y que más sombra proyecto no necesariamente es el más confiable, y menos si estamos hablando de los mercados financieros. Desafortunadamente esto sólo lo vemos cuando miramos atrás pues somos incapaces de anticiparlo o de evaluar correctamente el árbol antes de arrimarnos a él.

En el mundo de la bolsa deberíamos ser desconfiados e ir en contracorriente, algo que suelen hacer los famosos  y exitosos inversitas como Warren Buffett, que pocas veces siguen las tendencias y por lo general se equivocan poco.

Eso de que somos los mejores y más grandes no debería ser un argumento definitivo a tener en cuenta a la hora de escoger un comisionista o un  fondo de inversión.  Hay que ir un poco más allá, como tomarse el trabajado de estudiar personalmente las inversiones que estos comisionistas o fondos suelen hacer. Ser inversionista es mucho más que llevar el dinero a una comisionista de bolsa para que esta decida qué hacer con él y donde invertirlo. Ser inversionista es conocer el mercado, seguir a diario su comportamiento, y conocer el mercado es conocer la trayectoria y comportamiento de los actores de ese mercado, de quienes los compones, de las empresas que cotizan en ese mercado.

Una pregunta que pocos se hacen. Un comisionista se ofrece como la mejor opción para invertir su dinero, para gestionar sus inversiones. ¿Si ese comisionista es tan bueno por qué no invierte su propio dinero en lugar de trabajar para otro por una comisión?

El inversionista debe ir a un comisionista para decirle: señor quiero  invertir mi dinero en x o y o acciones. No debe ir  para decirle: ¿Oiga señor en qué podría yo invertir mi dinero?

Si usted no sabe qué hacer con su dinero, es mejor que lo guarde en un lugar seguro antes de  entregarlo a un tercero interesado que quién sabe qué haga con él.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.