¿A quien le corresponde administrar la propiedad fiduciaria cuando el fiduciario falte por cualquier causa?

En la propiedad fiduciaria intervienen dos partes el tenedor fiduciario que es la persona que administra la propiedad  o quien la tiene con el gravamen de ser restituida cuando se cumpla la condición impuesta al otro sujeto, denominado fideicomisario, pero también esta presente en la figura jurídica de la propiedad fiduciaria el constituyente de la misma.

El fiduciario ostenta la calidad de administrar de manera libre todo lo comprendido en el fideicomiso, incluso puede modificar  la forma, pero con el cargo de conservar su integridad y valor. De igual forma el fiduciario es el responsable de los deterioros o detrimentos que provengan por su culpa.

Al fideicomisario solo le asiste procurar que la condición impuesta por el constituyente del fideicomiso se cumpla o esperar a que esta se cumpla si es por ejemplo la muerte del fiduciario.

Pero ¿Qué pasa cuando el fiduciario falta por cualquier causa?

Puede darse la circunstancia de que el fiduciario muera y la condición impuesta al fideicomisario sea la muerte de este, en este caso se efectúa la restitución. También puede suceder que el fiduciario muera y el fideicomisario no haya cumplido la condición impuesta, en este caso la propiedad fiduciaria pasa a los herederos del fiduciario quienes tendrán la propiedad fiduciaria hasta que el fideicomisario cumpla la condición.

De acuerdo con lo establecido en el artículo 810 del código civil se puede transmitir por causa de muerte la propiedad fiduciaria, dicho artículo establece lo siguiente:

“La propiedad fiduciaria puede enajenarse entre vivos, y transmitirse por causa de muerte, pero en uno y otro caso con el cargo de mantenerla indivisa, y sujeta al gravamen de restitución, bajo las mismas condiciones que antes.

No será, sin embargo, transmisible por testamento o abintestato, cuando el día fijado para la restitución es el de la muerte del fiduciario; y en este caso, si el fiduciario la enajena en vida, será siempre su muerte la que determine el día de la restitución”. 

Por ultimo puede suceder también que el fiduciario falte por cualquier otra circunstancia y se encuentre pendiente aun la condición impuesta al fideicomisario, entonces goza de la propiedad fiduciaria el constituyente de la misma, a falta de este sus herederos hasta que se cumpla la condición.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.