Acción de nulidad simple no aplica en aspectos tributarios

Por regla general la acción de nulidad simple no aplica o no opera en procesos tributarios que afectan únicamente al contribuyente, pues este representa un interés particular que no es propio de la nulidad simple.

Cuando un contribuyente discute la legalidad de un tributo, la procedencia de una sanción, o la validez de una liquidación oficial de revisión, resolución sanción, etc., estamos ante un interés particular que sólo afecta al contribuyente que demanda la nulidad del acto administrativo respectivo y además encarna un restablecimiento del derecho que no se puede perseguir por medio de la acción de nulidad simple al tenor del parágrafo único del artículo 137 del código contencioso administrativo (ley 1437 de 2011), de manera tal que no hay  posibilidad alguna de recurrir a la figura de la nulidad simple en estos casos.

La sección cuarta del Consejo de estado en sentencia 18812 del 30 de junio de 2011, con ponencia del magistrado Hugo Fernando Bastidas Bárcenas, dijo al respecto:

Claramente, de los actos demandados se desprende un interés exclusivo para la sociedad mencionada, no para la comunidad en general. El concepto de violación que ofreció el actor se dirige a demostrar ciertas irregularidades que se habrían presentado en el proceso de fiscalización que llevó a cabo la DIAN. Eso denota el interés propio que le asiste a la sociedad mencionada y el restablecimiento del derecho que, eventualmente, la declaratoria de nulidad generaría. El interés especial para la comunidad no está representado, como lo cree el apelante, en el interés que tienen los trabajadores de la sociedad Confecciones Luber S.A. Los actos acusados, se repite, representan un interés único para la mencionada sociedad. La Sala debe insistir en que el interés al que se refiere la teoría de los motivos y las finalidades es aquel que tiene alcance y contenido general y que puede repercutir fuertemente en el orden social y económico del país, de la comunidad en general. No por encontrarse de por medio el interés de un grupo de personas puede concluirse que exista un interés general que haga procedente la acción de nulidad simple contra actos particulares. La eventual declaratoria de nulidad generaría un restablecimiento automático del derecho de la sociedad Confecciones Luber, que se traduciría en el logro de la firmeza de las declaraciones privadas del contribuyente o en la práctica de una nueva liquidación del impuesto, según sea que las pretensiones de la demanda prosperen total o parcialmente. Eso ya denota la improcedencia de la acción de nulidad simple. Se trata, pues, de una acción de nulidad y restablecimiento del derecho, no de una de nulidad simple.

La acción de nulidad simple, como su nombre lo indica, goza de unos procedimientos más simples, más sencillos y exige menos requisitos, y lo más importante, no hay un término de caducidad por lo que esta acción se puede interponer en cualquier tiempo y tampoco exige una previa interposición de recursos, caso que para nada aplica en el procedimiento tributario donde hay que agotar la vía gubernativa, o por lo menos hasta la respuesta al requerimiento especial donde en el siguiente paso se puede recurrir al principio per saltum (Artículo 720 del estatuto tributario).

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.