Activo en entidades de gobierno de acuerdo al nuevo marco normativo para las entidades de gobierno – según las NICSP

De acuerdo al instructivo 002 anexo a la resolución 533 de 2015, las entidades de gobierno reconocerán un activo al igual a una entidad privada, si representan un recurso controlados por la entidad, productos de sucesos pasados, pero a diferencia de las entidades privadas, las entidades de gobierno puede reconocer activos que no generan flujos de efectivo y beneficios económicos futuros, de ahí, reconocerá activos de los cuales se espera obtener un potencial de servicios y/o generar beneficios económicos futuros.

Por lo anterior para que una entidad pueda reconocer un activo, el flujo de beneficios económicos o el potencial de servicios asociado al activo debe ser probable y la partida debe tener un valor que pueda medirse con fiabilidad.

Una entidad controla un recurso si puede decidir el propósito para el cual se destinara el activo; puede prohibir a otros el acceso al activo; y asume sustancialmente los riesgos asociados al activo, de ahí que pueda obtener sustancialmente el potencial de los servicios o beneficios económicos que se puedan generar por parte del activo.

En ocasiones no es necesario la titularidad jurídica del activo o recurso, sino el control que la entidad ejerce sobre el mismo, es decir que el control del activo es concomitante con la titularidad jurídica del mismo, es decir, que a pesar de que la entidad tenga la titularidad del activo, no podrá reconocer este si su control, riesgos y beneficios has sido transferidos sustancialmente a un tercero, esto suele suceder con bienes muebles que en ocasiones son transferidos a juntas de acción comunal o entidades privadas para su administración y/o explotación.

Por lo anterior la entidad deberá realizar juicios profesionales, con el propósito de determinar si un recurso cumple con las condiciones para su reconocimiento como un activo.

De acuerdo al instructivo 002, de la CGN, el reconocimiento de un activo debido a sucesos pasados que dan origen al mismo puede ser producto de diferentes sucesos; por ejemplo, una entidad puede obtener activos de una transacción de intercambio, como producto de un desarrollo interno o como producto de transacciones sin contraprestación, es decir que no haya tenido que realizar salida de recursos, incluidas en el ejercicio de poder soberano. Este control sobre recurso, puede surgir de eventos, como la capacidad de una entidad para para establecer un derecho; el ejercicio de poder a través de una ley, que le otorga otra entidad para establecer su derecho o algún suceso que da lugar a recibir recursos procedentes de un tercero. De lo anterior es diferente a que la entidad espera o supone que recibirá en el futuro algún tipo de activo, no da lugar al reconocimiento del mismo, es decir que si tiene la intención de comprar algún tipo de activo, esto no cumpliría la definición de un activo.

Es importante tener en cuenta, que el potencial de un servicio de un activo es la capacidad que tiene dicho recurso para prestar servicios que contribuyen a la consecución de los objetivos de la entidad sin generar necesariamente flujos de efectivo. (Instructivo 002, resolución 533 de 2015, CGN).

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.