Ajuste al IVA descontable y el concepto unificado de IVA

Antes de expedirse la ley 1607 de 2012, se consideraba que los bienes que se rompían, perdían o surtían algún tipo de daño o deterioro simplemente se llevaban como gasto y no tenía implicaciones en el IVA.

Precisamente, el concepto unificado de IVA 001 de 2003, en  inciso final del numeral 1.2.7 señala:

“(…) En lo relacionado con aquellos bienes que se rompen, pierden o sufren daño, éstos no causan el impuesto sobre las ventas, ya que tales hechos no constituyen venta para efectos del impuesto, debiendo contabilizarse como una pérdida, la cual deberá soportarse con los documentos pertinentes que dan crédito del hecho.”

Es decir, según el concepto no causaban el impuesto. Ahora bien, la ley 1607 de 2012, modifico el artículo 486 del estatuto tributario para incluir un parágrafo de ajuste al IVA descontable  en los siguientes términos:

Artículo. 486. Ajuste de los impuestos descontables. El total de los impuestos descontables computables en el período gravable que resulte de acuerdo con lo dispuesto en el artículo anterior, se ajustará restando:

  1. El impuesto correspondiente a los bienes gravados devueltos por el responsable durante el período.
  2. El impuesto correspondiente a adquisiciones gravadas, que se anulen, rescindan, o resuelvan durante el período.

Parágrafo. Habrá lugar al ajuste de que trata este artículo en el caso de pérdidas, hurto o castigo de inventario a menos de que el contribuyente demuestre que el bien es de fácil destrucción o pérdida, y la pérdida no excede del 3% del valor de la suma del inventario inicial más las compras.

Con la modificación, pareciere que existe una contradicción entre lo que señala el concepto unificado y el parágrafo del artículo 486 del estatuto tributario. Por un lado señala que no se causa el impuesto, y por otro dice que debe ajustarse el IVA descontable. Problema que  se solucionaría fácilmente señalando que es una ley posterior la que reguló el tema, y que la ley prevalece sobre el concepto.

Sin embargo, la DIAN mediante oficio 025513 de 2015 señala que ambas disposiciones continúan vigentes  y que se trata de conceptos muy diferentes. El concepto dice:

“Como se puede observar, el parágrafo de la disposición previamente transcrita se refiere al IVA pagado en la adquisición de los bienes frente a los cuales posteriormente se configura la situación de perdida, hurto o castigo de inventario, eventos en los cuales se debe ajustar los impuestos descontables, restándolos del total de los impuestos descontables computables en el periodo gravable correspondiente, excepto en los casos en los que el contribuyente demuestra que el bien es de fácil destrucción o perdida, y la perdida no excede el 3% del valor de la suma del inventario inicial más las compras.

De conformidad con lo expuesto, la parte final, numeral 1.2.7 Retiro del Inventario, del Concepto 00001 de 2003 al que hace referencia su consulta, continua vigente por corresponder a supuestos de hecho diferentes a los consagrados en el parágrafo del artículo 486 del estatuto tributario.” (Subrayado propio)

Lo cierto es que la DIAN al señalar que continúan vigente de forma concomitante las disposiciones debió al menos interpretar un factor diferenciador  que permita al contribuyente (en este caso responsable) identificar cuando se está frente al concepto unificado uy cuando frente al parágrafo del artículo 486 del estatuto tributario. Y no simplemente decir que se trata de supuestos distintos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.