Al banco no le interesa ejecutar una garantía

Uno de los temores de toda persona que ha adquirido un crédito en una entidad bancaria garantizándolo con un bien raíz, es que si no puede pagar, el banco ejecutará la garantía y rematará sus bienes, pero el temor puede ser infundado toda vez que al banco en realidad no le interesa quedarse con los bienes del deudor.

El banco puede que presione hasta último momento para asegurarse que el deudor cumpla con sus compromisos pactados, y hará gala de sus mejores técnicas sicológicas para lograrlo, como acosar telefónicamente al deudor, sus fiadores o incluso a quienes le sirvieron de referencia personal, familiar o comercial al deudor, pero si ello no resulta, el banco no procederá de inmediato a ejecutar la garantía.

La razón es que el negocio del banco no es embargar bienes ni comercializar con ellos. Su negocio es cobrar intereses y para eso es que presta plata. De manera tal que si el deudor no puede pagar la cuota acordada, es muy  probable que el banco antes de ejecutar la garantía, esté dispuesto a negociar con el deudor para que este pague la mitad de la cuota, por ejemplo.

Aceptar que el deudor pague la mitad de la cuota pero aumentando el plazo, no es un mal negocio para el banco; de hecho es un excelente negocio, puesto que cobrará más intereses al final de cuentas. Ya lo dijimos, el negocio del banco es cobrar intereses, y si  logra que un desdichado deudor le pague intereses durante toda su vida, el banco está haciendo un buen negocio.

En contra, si el banco embarga un bien, perderá plata puesto que por lo general esos bienes se devalúan ya que suelen ser desvalijados bien sea por el deudor antes de abandonarlo, o por los ladrones una vez queda desocupado. Hay bancos que tienen cientos de casas y locales en sus inventarios sin posibilidad real de recuperar por lo menos el capital prestado.

Es por ello que se recomienda que si una persona siente que no puede pagar la cuota fijada, puede acudir al banco a refinanciar la deuda para conseguir una cuota más cómoda. Las posibilidades de que el banco acepte son elevadas considerando la opción que le queda.

Esta realidad debe dar tranquilidad a la persona ahogada por deudas, pues el banco sólo ejecutará las garantías cuando definitivamente el deudor no pueda pagar de ninguna manera, o excepcionalmente cuando el banco encuentre que es más negocio embargar un bien, que casos se han presentado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.