Al caído caerle, contribuyentes con pequeño patrimonio líquido deberán controlar el endeudamiento financiero

Durante los últimos años se han constituido muchas Sociedades por Acciones Simplificada – S.A.S. bajo la expectativa de acceder a unos beneficios tributarios, comerciales y laborales, en especial el de la progresividad en el pago del impuesto sobre la renta, incentivo al que nunca se accedió o se fue perdiendo por la cantidad de requisitos y condiciones que el Gobierno Nacional señaló mediante decretos reglamentarios de poca divulgación.

Ahora esas pequeñas empresas constituidas generalmente con pocos aportes nunca accedieron a la progresividad o la fueron perdiendo por el incumplimiento en los requisitos y condiciones, de tal manera que son sociedades con un pequeño patrimonio líquido, obligadas a tributar conforme a la tarifa general del impuesto sobre la renta y a partir del año gravable 2013 estarán sometidas al nuevo impuesto del CREE, así como también deberán tener cuidado con el endeudamiento financiero ya que la deducibilidad de los gastos por intereses estará limitada a que la deuda no exceda tres veces el patrimonio líquido.

Efectivamente la subcapitalización del nuevo artículo 118-1 del Estatuto Tributario afecta en forma negativa a las pequeñas empresas constituidas como S.A.S. debido a que la gran mayoría se crearon con pocos aportes y en consecuencia reflejan un patrimonio líquido pequeño que al multiplicarlo por tres calcula un límite muy bajo sobre el cual éstos contribuyentes deberán controlar su endeudamiento.

Por lo anterior una S.A.S. con un patrimonio líquido a 31 de diciembre de 2012 por valor de $50 millones únicamente podría tener un promedio de endeudamiento financiero  (global) durante el año gravable 2013 por valor de $150 millones, interpretación diferente a la explicada en un artículo anterior donde conforme a ese ejemplo no sería deducible los gastos por intereses correspondientes al monto promedio de la deuda global que exceda el límite por valor de $223 millones (373 – 150).

La interpretación restrictiva plasmada en el párrafo anterior podría ser acogida por la administración de impuestos donde se tiene en cuenta es el monto total promedio de la deuda global y no cada una de las deudas en forma individual, si se interpreta en ese sentido se agravaría a un más la situación financiera y tributaria de esos pequeños contribuyentes.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Jesús Antonio dice:

    gracias excelente y oportuna la información obtenida

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.