Algunos pensionados imposibilitados para acceder al IMAS

Aquellos pensionados que el total de sus ingresos provengan de las pensiones están catalogados en la categoría de otros, y por tanto, su impuesto lo liquidan exclusivamente por el sistema ordinario.

Ahora bien, algunos de los pensionados bien pueden percibir ingresos adicionales a su pensión, ingresos como salarios, como honorarios, y en general ingresos personales, harían que quedara catalogado como empleado, y en esa medida en virtud del artículo 4 del decreto 3032 de 2013, sería empleados para efectos tributarios, pero las pensiones no se excluirían de la renta gravable alternativa RGA.

Recordemos que en virtud de la ley 1739 de 2014, los requisitos para acceder al IMAS cambiaron, antes el límite para acceder a IMAS de empleados era de 4.700 UVT de RGA, pero con el cambio, ahora entre otras condiciones los empleados deben tener unos “ingresos” inferiores a 2.800 UVT, algo así como $79.151.000.(artículo 334 del Estatuto Tributario)

En esa medida imaginemos el siguiente ejemplo. Una persona natural residente recibe como salarios $.50.000.000 y como pensión $50.000.000. Es decir, claramente es empleado, y deberá comparar el sistema ordinario con el IMAN, salvo que opte por el IMAS. No obstante, como sus ingresos superaron los 2.800 UVT no puede acceder al IMAS aun cuando su RGA sea de $50.000.000.

Pareciera ser injusto, pero el objetivo de la reforma del 2014 era precisamente cerrar un poco el margen de aplicación del IMAS. Al respecto, la DIAN mediante oficio 00672 del 13 de julio de 2016 manifestó:

“Al respecto, le manifestamos que el artículo 334 del Estatuto tributario no prevé un tratamiento preferencial para los ingresos percibidos bajo el concepto de pensiones. Po lo tanto, a primera vista es un ingreso que se encuentra gravado.

No obstante, el numeral 5° del artículo 206 del Estatuto tributario, consagra un tratamiento preferencial de renta exenta para este tipo de ingresos. Es decir, al momento de la determinación del impuesto es un ingreso que debe incluirse para el límite de lo señalado en el artículo 334 como así mismo en la depuración del impuesto como una renta exenta.”

Así las cosas, algunos pensionados se encontrarán que siendo empleados y teniendo una RGA y un patrimonio inferior a 12.000 UVT no puedan acceder al IMAS pues para acceder a él debe tener unos ingresos inferiores a 2.800 UVT.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

5 Opiniones
  1. Luis dice:

    Ojo
    Es un error creer que las pensiones se deben sumar junto con salarios y junto con honorarios para establecer que la persona sí quedaría en la categoría de empleados. Ese error lo comete el "programa ayuda renta" de la DIAN pero acá en este artículo explicaron por qué ese es un procedimiento equivocado

    http://actualicese.com/actualidad/2016/06/21/programa-ayuda-renta-de-la-dian-clasifica-equivocadamente-a-los-pensionados/

    • Yhony Lee dice:

      Ojo: Leer parágrafo 1 del artículo 4 del decreto 3032 de 2013. Se tienen en cuenta para determinar si se es empleado más no para la liquidación del impuesto.

      • Luis dice:

        Ojo señor Yhonyy Lee
        Eso que usted pide leer (parágrafo 1 del art. 4 del decreto 3032 de 2013), no es para interpretarlo como usted lo está haciendo. Más bien, mire la explicación que se dió en la parte final del artículo de actualicese:

        Uso correcto del valor de las pensiones al momento de efectuar la clasificación tributaria de las personas naturales

        Para entender el verdadero efecto que tienen los ingresos recibidos por pensiones al momento de realizar la clasificación tributaria de las personas naturales, es necesario repasar la norma que sí está vigente y es la contenida específicamente en el parágrafo 1 del artículo 2 y en el artículo 4 del Decreto 3032 de diciembre del 2013. Dicho decreto no ha sido modificado desde su expedición y en este siempre se ha leído lo siguiente:

        “Artículo 2, Parágrafo 1°. Para establecer el monto del ochenta por ciento (80%) a que se refieren los numerales precedentes, deben computarse y sumarse tanto los ingresos provenientes de la relación laboral o legal y reglamentaria, los ingresos provenientes del ejercicio de profesiones liberales como también los provenientes de la prestación de servicios técnicos, en el evento en que se perciban por un mismo contribuyente”.

        “Artículo 4°. Ingresos a considerar para la clasificación. Para efectos de calcular los límites porcentuales establecidos en el artículo 329 del Estatuto Tributario y efectuar la clasificación en las categorías de contribuyentes a las que se refiere el presente decreto, no se tendrán en cuenta las rentas sometidas al régimen del impuesto complementario de ganancias ocasionales, ni las provenientes de enajenación de activos fijos poseídos por menos de dos (2) años.

        Tampoco se tendrán en cuenta para establecer los límites de dichos montos los retiros parciales o totales de los aportes voluntarios a fondos de pensiones y de ahorros en las cuentas para el fomento de la construcción “AFC”, siempre y cuando correspondan a ingresos que se hayan percibido y destinado en un período o períodos fiscales distintos al período fiscal en el cual se efectúa el retiro del fondo o cuenta, según corresponda.

        Parágrafo 1°. De conformidad con lo previsto en el artículo 329 del Estatuto Tributario, los ingresos provenientes de pensiones de jubilación, invalidez, vejez, de sobrevivientes y sobre riesgos laborales, no se incluyen en la determinación de la renta gravable alternativa del IMAN y el IMAS, y se tendrán en cuenta, únicamente, para efectos de calcular los límites porcentuales establecidos en dicho artículo.

        Parágrafo 2°. A los ingresos de que trata el parágrafo anterior, provenientes de pensiones de jubilación, invalidez, vejez, de sobrevivientes y sobre riesgos laborales, seguirán sujetas al régimen ordinario de determinación del impuesto sobre la renta y complementarios, previsto en el numeral 5 del artículo 206 del Estatuto Tributario”.

        (El subrayado es nuestro).

        Nótese entonces que el parágrafo 1 del artículo 2 del Decreto 3032 del 2013 plantea que los únicos valores que se deben consolidar como uno solo para medir si representan o no el 80% o más de los ingresos brutos ordinarios y poder pertenecer a la categoría de empleado, son los ingresos por salarios, honorarios y servicios técnicos. La norma no dice que se les deba incluir también los ingresos por pensiones. Esos valores por salarios, honorarios y servicios son los que siempre se reflejarán en el renglón 33 del formulario 210.

        Adicionalmente, el parágrafo 1 del artículo 4 del mismo decreto indica expresamente que las pensiones únicamente se deberán tener en cuenta para que figuren dentro del total de los ingresos brutos ordinarios del año respecto del cual la persona natural deberá calcular los “límites porcentuales” a que se refiere el artículo 329 del ET, es decir, el total respecto del cual se deberá medir si lo que se refleje solamente en el renglón 33 de su formulario 210 le representa o no el 80% o más de sus ingresos brutos. Para ilustrarlo, plantéese el siguiente caso de los diferentes ingresos brutos ordinarios que obtuvo una persona natural:

        Renglón Nombre del renglón Valor
        33 Recibido como empleado (salarios+honorarios+
        servicios)............ 52.000.000 73%

        34 Pensiones.................. 14.000.000 20%

        36 Intereses..... 2.000.000 3%

        37 Dividendos.... 3.000.000 4%

        Subtotal 1........ 71.000.000 100%

        38 Otros ingresos (precio venta activo fijo poseido por
        menos de dos años)........ 120.000.000

        40 Total ingresos brutos ordinarios 191.000.000

        Nótese que en este ejercicio las pensiones únicamente están siendo tenidas en cuenta para que hagan parte del subtotal 1 ($71.000.000), en el que no participan, por ejemplo, los ingresos de la venta de activos fijos poseídos por menos de dos años (ver el inciso primero del artículo 4 del Decreto 3032 del 2013).

        Por tanto, será respecto de ese subtotal 1 que se deberá medir si los $52.000.000 (que corresponden solamente a la suma de salarios + honorarios + servicios) representan o no el 80% o más. Por tanto, como en este caso los $52.000.000 no representan un 80% o más respecto de los $71.000.000, la persona entonces no pertenece a la categoría de “empleado”; en realidad termina perteneciendo a la de “otras personas”. Pero si se hubiese utilizado el programa Ayuda Renta de la DIAN la conclusión sería distinta (dicho programa hubiera determinado que la persona sí pertenecía a la categoría de “empleado”).

        En vista de todo lo anterior, es claro que la DIAN debe modificar su doctrina contenida en el Concepto 885 de julio del 2014 y ajustar oportunamente su programa Ayuda Renta, de forma que no se siga dando una clasificación tributaria equivocada a las personas que perciben ingresos por pensiones.

        • Yhony Lee dice:

          Luis,

          Buen día,

          Gracias por la ilustración. Sostengo mi tesis, por cuatro motivos. 1) La norma es clara "debe computarse para calcular los límites porcentuales ¿cuales? los de empleados, 2) El parágrafo del artículo 4 está después del artículo 2 del decreto 3032 de 2013, ver interpretación en Código Civil, 3) El artículo 2 del decreto 3032 de 2013 no señala que "únicamente" deben computarse esos ingresos como usted lo señala en su argumento (que entre otras cosas es el único argumento), y 4) la Doctrina de la DIAN apoya mi tesis.

          Interesante debate.

          Saludos,

          • Luis dice:

            No don Yhony. Por favor, vuelva a leer todo el artículo 4 del Decreto 3032. Si mira el inciso primero del artículo, allí también se habla del "cálculo de limites porcentuales" y se dice que en dicho "cálculo" NO se tendrá en cuenta los ingresos de la venta de activos fijos poseidos por menos de dos años. Y cuando se mira el paragrafo 1 del artículo 4, se dice que las pensiones "unicamente" se tendrán en cuenta para el "cálculo de los límites porcentuales".

            Entonces ¿a qué se refiere en ambos casos la expresión "calculo de limites porcentuales"? Sencillo: allí solo se hace referencia a que al momento de "calcular límites porcentuales" (es decir, al momento de definir si lo que llegue a figurar en el renglón 33 del formulario 210-recibido como empleado representa o no el 80% de los ingresos brutos ordinarios del año), dentro del total de ingresos brutos ordinarios que se tomará en cuenta para dicho "calculo" NO debe estar sumando un ingreso por venta de activos fijos poseidos por menos de dos años (pues si se incluyera ese ingreso, mas de uno se saldría de la clasificación de "empleado"). Pero en ese mismo subtotal de ingresos ordinarios (con el cual se hará el "calculo de límites porcentuales"), sí estará sumando el ingreso por pensiones (y con ello podría suceder que lo esté en el renglón 33 no represente un 80% y la persona se podría salir de la categoría de empleados). ¿Ahora sí me entendió?

            Esa entonces es la verdadera lectura que usted y todos debemos darle a la frase "calculo de limites porcentuales" que se menciona tanto en el inciso primero como en el parágrafo 1 del artículo 4 del Dec. 3032. Entonces, en ningún momento el Decreto 3032 me ha indicado que yo deba sumar lo que diga el renglón 33 (recibido como empleado) junto con lo que diga el renglón 34 (recibido como pensiones), y que luego determine si la suma de 33+34 representa el 80% del total de ingresos brutos. Eso es algo que solo se llegó a proponer en el artículo 2 de un "proyecto de Decreto" publicado en el portal de la DIAN en MAYO de 2014

            http://www.dian.gov.co/dian/13Normatividad.nsf/pages/Proyecto%20de%20decreto%20por%20el%20cual%20se%20reglamenta%20parcialmente%20el%20estatuto%20tributario?OpenDocument

            Y a pesar de que ese texto de ese proyecto de Decreto NUNCA se convirtió en Decreto, la DIAN, de forma totalmente infundada, lo citó dentro de su concepto 885 de JULIO de 2014. Por tanto, si usted se apoya en esa doctrina de la DIAN, usted se está apoyando en una doctrina totalmente infundada. Todo eso era lo que se explicaba en el artículo de actualicese que tal parece usted no se lo leyó completamente.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.