Alimentos retirados del inventario por deterioro o vencimiento son deducibles aun cuando no se destruyan

En el caso de los alimentos que se deben retirar del inventario por deterioro o vencimiento, no es necesario destruirlos para que proceda la deducción por ser considerados una expensa necesaria.

En ese sentido se pronunció recientemente la sección cuarta del Consejo de estado mediante sentencia 18494 del 5 de septiembre de 2013, con ponencia del magistrado Hugo Fernando Bastidas Bárcenas.

La Sala confirmó la sentencia del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que anuló los actos acusados, para lo cual reiteró que se puede admitir el valor de los activos movibles retirados por vencimiento o destrucción como “expensa necesaria” deducible, siempre que se demuestren, en cada caso, los requisitos previstos para el efecto por el art. 107 del E.T. No obstante, agregó que para aceptar la deducción, que procede frente a cualquier tipo de inventarios, no se requiere que estos se destruyan, sino que es viable que el contribuyente los reprocese y los comercialice, toda vez que el efecto económico de destruir la mercancía que ya no es apta para el consumo humano es similar al que ocurre si tal mercancía se procesa para convertirla en otro producto. Ello, dado que, bien sea que se destruya físicamente o que se reprocese, la expensa equivale al valor comercial de la mercancía destruida o reprocesada, aunque en el caso de que la mercancía devuelta se transforma y se comercializa, se genera un ingreso gravado, que fue lo que ocurrió en el caso concreto.”

En este caso, el contribuyente retiró los inventarios pero no los destruyó sino que los reprocesó y comercializó, lo que podría dar pie a interpretar, como lo hizo la Dian, que no eran deducibles por cuanto permanecieron en el activo del contribuyente.

En este caso, como lo advierte la sala, los alimentos se retiraron del inventario por razones justificadas por lo que procede la deducción al constituir expensa necesaria en los términos del artículo 107 del estatuto tributario, pero al a vez de dicho inventario se generó un ingreso gravado para el contribuyente en virtud de la reutilización que hizo de ellos.

Si los inventarios retirados se destruyen, no se genera el ingreso gravado, de manera tal que el estado no se vio afectado de manera alguna con el proceder del contribuyente, y seguramente el valor de los productos reprocesados pudieron ser superiores al costo de retirado del inventario, por lo que hay una especie de compensación, puesto que por un lado hay una deducción pero por el otro se genera un ingreso gravado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.