Ambientalistas, en alerta con la tributaria

Desde hace ya tres décadas, se ha formado una visión general de lo que es una política tributaria enfocada a la preservación del medio ambiente. En Colombia la normatividad no ha sido tomada de forma constante y articulada, por el contrario se conceden beneficios en impuestos como el de Renta e IVA y se crean otros a través de clausulas y contribuciones.

Lo cierto es que la ley 1607 de 2012, dio un espaldarazo para por fin llegar a tener los denominados impuestos verdes en  nuestro país. El artículo 184 de la reforma tributaria consagra:

“Artículo 184. Impuestos Verdes. Dentro del término de seis (6) meses contados a partir de la vigencia de la presente ley, el Gobierno Nacional elaborará un estudio sobre la efectividad de impuestos, tasas, contribu­ciones y demás gravámenes existentes para la preservación y protección del ambiente; así como la identificación y viabilidad de nuevos tributos por la emisión de efluentes líquidos y de gases contaminantes y de efecto invernadero identificando los sujetos, las actividades y bases gravables, hechos generadores, y demás elementos del tributo.

El Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias) y los Ministerios de Hacienda y Crédito Público, y Am­biente y Desarrollo Sostenible, serán los responsables de la preparación y sustentación del informe ante el Congreso de la República, dentro del término señalado en el inciso anterior, para que este determine, de acuerdo con sus competencias y los procedimientos constitucionales de formación de la ley si se establecen dichos gravámenes.

La ley entro en vigencia el 26 de diciembre de 2012, es decir que llevamos la mitad del tiempo estipulado para que  Colciencias y los ministerios de hacienda y ambiente preparen y sustenten el informe ante el congreso. En esta época que iniciamos legislatura y ante las dos reformas que darán tramite en el congreso (salud y pensiones), dudo de la capacidad de estas tres instituciones para enfilar baterías para una discusión sobre impuestos verdes en el país.

La misma Dian en 2008, en su división de estudios económicos,  ya realizó un cuaderno de trabajo denominado “Fundamentos para el uso de instrumentos fiscales en la política ambiental: Una aproximación al caso colombiano.”[1] La conclusión de estudio es que los impuestos verdes   constituyen una alternativa interesante  y factible.

Se puede incentivar tributariamente a que se invierta en la preservación del medio ambiente, pero la Dian no es la entidad encargada de vigilar si esta inversión es o no  eficaz. Y ante  la pluralidad de instituciones que se dedican al tema y su ineficiente control. Seguir con los beneficios traería igual  daño a la hacienda pública como al mismo medio ambiente. Si lo que deseamos son recursos eliminar los beneficios tributarios   entre 2004 y 2005 tenía una valuación fiscal estimada en $73.792 millones y $81.837 millones respectivamente. No faltará el conglomerado económico que se dedique ahora a la preservación del ambiente  a través de sus fundaciones como ya lo hacen con las donaciones con fines netamente publicitarios.

Por otro lado imponer cargas fiscales disminuiría la competitividad según estudios realizados por el centro de estudios de las finanzas públicas en México. Adicionalmente suelen generar regresión en las tasas impositivas.. Y por otro lado es incierto el nivel de carga fiscal a imponer, pues la capacidad contributiva en estos impuestos no es fiable o por lo menos no existen estudios serios al respecto.

Sin embargo la recomendación de la OCDE, es la de aumentar las cargas fiscales con fines de la preservación y cuidado del medio ambiente. Pues esta es una labor de todos y el estado no puede delegar sus funciones a través de beneficios fiscales. Quedando las empresas como los grandes ejemplos de responsabilidad social empresarial cuando no es otra cosa que tratar de controlar sus daños pagando menos impuestos y publicitándose a sí mismos.

[1] Fundamentos para el uso de instrumentos fiscales en la política ambiental: Una aproximación al caso colombiano.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.