Ante una reducción de personal ser esencial puede hacer la diferencia

En un contexto económico de crisis,  a menudo las empresas deciden hacer una reducción de su planta de personal y para el trabajador es una incertidumbre en ocasiones abrumadora puesto que no sabe quién o quienes tendrán que salir, incertidumbre que será menor en quienes se han hecho  esenciales o indispensables.

Se tiene dicho que nadie es esencial, que todos somos reemplazables, pero no es del todo cierto en algunos casos. Hay personas que hacen el trabajo tan bien que sustituirlos supone un riesgo para la empresa, o por lo menos un costo de oportunidad que muchas no están dispuestas a asumir, o cuanto menos postergan la decisión hasta donde les sea posible.

Por supuesto que todo depende del tipo de funciones que desarrolle cada persona, puesto que entre menos calificación requiere la ejecución de una actividad, más candidatos potenciales a realizar la misma actividad están disponibles.

En todo caso, cuando un trabajador hace el trabajo muy bien, sobresale por la excelencia en la ejecución de sus actividades, disminuye la posibilidad de ser reemplazado, dado  que la empresa por lo general es consciente de la dificultad que representa conseguir a alguien que haga el mismo trabajo que ese empleado entregado a la excelencia.

Sin duda que al decidir la reducción del personal, la empresa iniciará con los empleados con los que está menos a gusto, con los que rinden menos, con los que no se cause traumatismo al prescindir de ello, y en buena medida, cada trabajador puede hacer lo necesario para no estar en esa lista.

No se trata, como algunos consideran, de trabajar más horas por el mismo sueldo, sino en ser productivos, eficientes, hacer su trabajo con dedicación y ahínco, y sin duda el resultado será difícil de igualar por un probable competidor, que al final de cuentas es el objetivo: ofrecer un producto único que deje fuera a la competencia, o por lo menos que les haga el camino más difícil.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.