Anulan restricción a la progresividad en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios

La Ley 1429 de 2010 conocida como la ley de formalización y generación de empleo en su artículo 4 creó el régimen de la progresividad en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios con el fin de aumentar los beneficios y disminuir los costos de formalización de las nuevas pequeñas empresas desarrolladas por personas jurídicas o personas naturales, éste incentivo tributario ha generado desde el año gravable 2011 la constitución de un gran número de sociedades por acciones simplificadas – S.A.S.

El legislador estableció el beneficio en forma general sobre el pago del impuesto sobre la renta y complementarios, sin hacer ninguna distinción entre los ingresos operacionales u ordinarios ni no operacionales o extraordinarios; no obstante, el Gobierno Nacional revestido de la facultad reglamentaria expidió el Decreto 4910 de 2011 para reglamentar la mencionada ley.

El reglamento en su artículo 2 señalaba que las rentas objeto del beneficio son exclusivamente las rentas relativas a los ingresos operacionales u ordinarios provenientes del desarrollo de la actividad mercantil, restringiendo de esa manera la aplicación plena del incentivo tributario.

Por lo anterior, el connotado abogado Ignacio Sanín Bernal QEPD  demandó la nulidad de los apartes del artículo 2 que excedían la facultad reglamentaria sobrepasando e invadiendo la competencia del legislativo, como se muestra en el siguiente cuadro:

Artículo 2 del Decreto Reglamentario 4910 de 2011 

Antes del fallo de nulidad 

Después del fallo de nulidad

Rentas respecto de las cuales procede el beneficio de progresividad en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios. Las rentas objeto del beneficio a que se refiere el artículo 4° de la Ley 1429 de 2010, son exclusivamente las rentas relativas a los ingresos operacionales u ordinarios que perciban los contribuyentes a que se refieren los literales a) y b) del artículo anterior, provenientes del desarrollo de la actividad mercantil, que se perciban a partir del año gravable en que se realice la inscripción en el Registro Mercantil en la correspondiente Cámara de Comercio.

Las rentas relativas a ingresos de origen distinto a los mencionados en el inciso anterior, no gozan del beneficio de progresividad en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios a que se refiere este artículo. Para el efecto, en todos los casos deberán llevar contabilidad, y en ella, cuentas separadas en las que se identifiquen los costos y gastos asociados a los ingresos y rentas objeto del beneficio, como de los ingresos que tengan origen distinto al desarrollo de la actividad económica mercantil y de sus respectivos costos y gastos. Los costos y gastos comunes, se prorratearán. 

En el caso de Pequeñas Empresas Preexistentes el beneficio de la progresividad en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios a que se refiere el artículo 4° de la Ley 1429 de 2010 operará exclusivamente respecto de las rentas relativas a los ingresos provenientes del desarrollo de la actividad mercantil que perciban a partir del año gravable en el que se cumplan los requisitos a que se refiere el literal b) del artículo anterior.

Rentas respecto de las cuales procede el beneficio de progresividad en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios. Las rentas objeto del beneficio a que se refiere el artículo 4° de la Ley 1429 de 2010, son las rentas relativas a los ingresos que perciban los contribuyentes a que se refieren los literales a) y b) del artículo anterior,  que se perciban a partir del año gravable en que se realice la inscripción en el Registro Mercantil en la correspondiente Cámara de Comercio.

En el caso de Pequeñas Empresas Preexistentes el beneficio de la progresividad en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios a que se refiere el artículo 4° de la Ley 1429 de 2010 operará respecto de las rentas relativas a los ingresos que perciban a partir del año gravable en el que se cumplan los requisitos a que se refiere el literal b) del artículo anterior.

 

Éste fallo del Consejo de Estado fue plasmado en la sentencia del 23 de mayo de 2013 declarando la nulidad de los apartes subrayados en el cuadro anterior, siendo de suma importancia para el amplio universo de contribuyentes pequeñas empresas beneficiarias de la progresividad el pago del impuesto sobre la renta y complementarios que ahora podrán aplicar plenamente el beneficio teniendo en cuenta la totalidad de los ingresos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.