Aporte obligatorio a salud que se puede disminuir en retención en la fuente de “empleados”

El artículo 2 del decreto 1070 de 2013 consagra que “Para obtener la base de retención en la fuente sobre los pagos o abonos en cuenta por concepto de rentas de trabajo efectuados a las personas naturales pertenecientes a la categoría de empleados, se podrán detraer los siguientes factores:

1~ Los ingresos que la ley de manera taxativa prevé como no constitutivos de renta ni ganancia ocasional.

2~ Las deducciones a que se refiere el artículo 387 del Estatuto Tributario, reglamentado por el artículo 2° del Decreto 0099 de 2013.

3- Los aportes obligatorios al Sistema General de Seguridad Social en Salud.

4- Las rentas que la ley de manera taxativa prevé como exentas en razón a su origen y beneficiario. Lo previsto en el numeral 10 del artículo 206 del Estatuto Tributario procede también para las personas naturales clasificadas en la categoría de empleados cuyos pagos o abonos en cuenta no provengan de una relación laboral, o legal y reglamentaria, de conformidad con lo previsto en el inciso 1 del artículo 383 del Estatuto Tributario

En ese orden, y referido a la disminución de la base de retención por pagos laborales, el artículo 3 del decreto 2271 de 2009 señala que “el porcentaje a cargo del trabajador en los aportes obligatorios al Sistema General de Seguridad Social en Salud es deducible. Para la disminución de la base de retención en la fuente por el monto del aporte al Sistema General de Seguridad Social en Salud en el porcentaje que corresponde asumir al trabajador, efectuado en el año inmediatamente anterior, el valor a deducir mensualmente será el resultado que se obtenga de dividir el aporte realizado por el trabajador asalariado en el año anterior por doce (12) o por el número de meses a que corresponda, si estos fueran inferiores a un año”.

Ese mismo decreto, en relación con la disminución de la base para trabajadores independientes, en su artículo 4 indica que “el monto total del aporte que el trabajador independiente debe efectuar al Sistema General de Seguridad Social en Salud es deducible. En este caso, la base de retención en la fuente al momento del pago o abono en cuenta, se disminuirá con el valor total del aporte obligatorio al Sistema General de Seguridad Social en Salud realizado por el independiente, que corresponda al periodo que origina el pago y de manera proporcional a cada contrato en los casos en que hubiere lugar. En tal sentido, no se podrá disminuir la base por aportes efectuados en contratos diferentes al que origina el respectivo pago y el monto a deducir no podrá exceder el valor de los aportes al Sistema General de Seguridad Social en Salud que le corresponda efectuar al independiente por dicho contrato”.

Del contexto normativo anterior, cabría consultarse si en presencia de lo contemplado en el numeral 3 del artículo 2 del decreto 1070 de 2013, los aportes al sistema de seguridad social en salud a disminuir, en la depuración de la base de retención para “empleados”, corresponden a los aportes del período (mes)? o por el contrario habrá que acudir a las reglas dispuestas en los artículos 3 y 4 del decreto 2271 de 2009?

En tal sentido, la Administración Tributaria en su concepto N° 57119 de octubre de 2014 precisa que “de las normas transcritas es menester hacer las siguientes precisiones; se aplicará el procedimiento descrito en el artículo 3 del Decreto 2271 para aquellas personas que se encuentren dentro de la categoría de empleados y perciban rentas provenientes de una relación laboral, legal o reglamentaria o de cualquier otra naturaleza, independientemente de su denominación. 

Por otro lado y en una segunda instancia, se deberá atender lo dispuesto en el artículo 4 de la norma en cita, cuando a su vez se encuadre en la categoría de empleados en los términos de la Ley 1607 de 2012, pero las rentas obtenidas provengan de pagos diferentes a los de una relación laboral, legal o reglamentaria o de cualquier otra naturaleza, independientemente de su denominación; aspecto respecto del cual se han pronunciado los oficios 039876 del 28 de junio de 2013 y 041556 del 8 de julio de 2013, los cuales se adjuntan para su conocimiento por ser doctrina vigente sobre el tema”.

Si bien la posición de la DIAN puede resultar clara y comprensible, no obsta cuestionarse si a la luz del numeral 3 del artículo 2 del decreto 1070 2013, se estaría en una derogatoria tácita de lo ordenado por el decreto 2271 de 2009, en relación a posibilidad de detracción de los aportes al sistema general de salud.

Es debido clarificar, que en cuanto a un interrogante similar, al anterior, la DIAN manifestó, en el mismo concepto N° 57119, que esa “Entidad no es competente para referirse a derogatorias tácitas de las nomas, de acuerdo con las funciones que le han sido atribuidas”; así las cosas, ha de dejarse planteada la alternativa jurídica (defendida por muchos) de procedencia de la derogatoria tácita de los artículos 3 y 4 del decreto 2271 de 2009, por virtud de lo consagrado en el numeral 3 del artículo 2 del decreto 1070 de 2013.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.