Aportes en los contratos de suministros, ¡Vaya lío¡

El decreto 1070 de 2013 en términos generales, determinó la verificación de aportes por partes de los contratantes respecto de los aportes de los independientes, pero ¿a qué tipo de contratantes hace mención el artículo 3 del decreto 1070?

Ahora bien, el inciso primero del artículo 3 del decreto 1070, la norma hable exclusivamente los efectos en el caso de la retención en la fuente, sin embargo el inciso segundo dispone:

“Para  la  procedencia  de  la  deducción  en  el  impuesto  sobre  la  renta  de  los  pagos realizados  a  las  personas mencionadas  en  el  inciso  anterior,  el  contratante  deberá verificar  que  el  pago  de  dichas  contribuciones  al  Sistema  General  de  Seguridad Social esté realizado en debida forma, en relación  con  los ingresos obtenidos por los pagos relacionados  con  el  contrato respectivo,  en  los términos del artículo  18 de  la Ley  1122 de  2007,  aquellas disposiciones que la adicionen modifiquen o sustituyan, y demás normas aplicables en la materia.”

Pero ¿cuáles son los términos que menciona el artículo 18 de la ley 1122 de 2007? Veamos lo que dice la ley:

ARTÍCULO 18. ASEGURAMIENTO DE LOS INDEPENDIENTES CONTRATISTAS DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS. Los independientes contratistas de prestación de servicios cotizarán al Sistema General de Seguridad Social en Salud el porcentaje obligatorio para salud sobre una base de la cotización máxima de un 40% del valor mensualizado del contrato. El contratista podrá autorizar a la entidad contratante el descuento y pago de la cotización sin que ello genere relación laboral.

Para los demás contratos y tipos de ingresos el Gobierno Nacional reglamentará un sistema de presunción de ingresos con base en la información sobre las actividades económicas, la región de operación, la estabilidad y estacionalidad del ingreso.

Por lo tanto, es claro que la ley 1122 de 2007 en su artículo 18 hace referencia exclusivamente a los trabajadores independientes  contratistas “de prestación de servicios”,  y a su vez deja claro que existen otros “contratos y tipos de ingresos” que puedan realizar las personas calificadas como trabajadores independientes.

Sin embargo, el concepto 112520 de 2012, emitido por el ministerio de salud y protección social referente a la  obligación de realizar aportes en el caso de contratos de suministros, con base en la ley 797 de 2003 y el decreto 1703 de 2002, argumenta lo siguiente:

Con fundamento en lo expuesto, resulta inapropiado entender como plantea la consulta que el texto del artículo 26 de la Ley 1393 de 2010 establece la obligación de realizar aportes sólo ante el suministro de servicios quedando exentos aquellos que implican el suministro de cosas o bienes, tal interpretación sugiere la no obligatoriedad frente a los aportes al Sistema General de Seguridad Social, hecho que de ninguna manera refleja el sentido de la norma pues “la Corte Constitucional en reiterada jurisprudencia ha atribuido a las cotizaciones efectuadas al Sistema de Seguridad Social en Salud, el carácter de contribuciones parafiscales, definidas como gravámenes establecidos con carácter obligatorio por la ley para un determinado sector, en que tales recursos se utilizan en su beneficio.” (C.Const. Sent. C430-09)(Subrayado ajeno al texto)”

Contrariando que existen  al menos dos tipos de trabajadores indpeendientes, y aun si fuese así ¿Qué sentido tiene argumentar conceptos con leyes de 2003 y decretos del año 2002 si la ley 1122 fue expedida en el año 2007? Por si fuera poco, la falta de técnica legislativa o doctrinaria es tan anodina que hace afirmaciones como la siguiente:

“…En consecuencia, resulta claro que ante el servicio de suministro de bienes o servicios que contrata…”

¿Servicio de suministro de servicio?

En conclusión, la discusión que existe en estos momentos, es si se debe adjuntar aportes en el caso de un contrato de suministro, y si, a su vez la base de cotización debe obedecer el 40% del contrato.

A nuestro juicio, existen varios tipos de trabajadores independientes, y específicamente en el caso de contratos de suministros, no le aplica la reglamentación del artículo 3 del decreto 1070 de 2013 por cuanto hace referencia a la ley 1122 de 2007 la cual habla solo de independientes contratistas de prestación de servicios.

Sin embargo, entendemos que esta temática es muy dable a tornarse subjetiva, y es por ello, que lo más sensato es una ley que regule los aportes en el caso de independientes con todas sus aristas. ¿Por qué una ley y no un decreto? Porque los aportes sociales son tributos (sentencia C-430 de 2009) y no se pueden delegar los elementos al gobierno.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.