Aprende a calcular la rotación de su inventario

La gestión de inventario es un elemento clave de la rentabilidad de las empresas industriales. A medida que la empresa crece y diversifica su catálogo de productos debe mantener en stock más y más referencias.

¿Cómo controlar que nuestras existencias de producto no crezcan desmesuradamente?

A continuación vamos a ver una técnica muy sencilla que te ayudará a mantener tu inventario al nivel deseado.

¿Por qué es importante mantener el inventario bajo control?

Debemos mantener nuestro inventario bajo control porque cuesta dinero.  A muchos gestores de stock  les extraña esta afirmación que, por otro lado, es evidente para el director financiero de la empresa.

Para mantener productos en stock necesitamos comprar materias primas, pagar los salarios de los trabajadores y disponer de un espacio físico donde almacenar los productos. Todo ese dinero permanece congelado mientras los productos no sean vendidos y podamos recuperar su valor mediante el cobro a los clientes.

Es cierto que no disponer de stock de un producto también puede tener un coste.  Si un cliente nos solicita una referencia y no podemos proporcionársela, es posible que compre ese producto a otro proveedor. Es lo que se llama “rotura de stocks”.

Sin embargo este es un perjuicio que no siempre ocurre.  En cambio, podemos estar seguros que cada día que un producto permanece almacenado sin venderse el coste de financiación sigue incrementando.

Por lo tanto debemos controlar que nuestro nivel de inventario sea lo más reducido posible y para eso disponemos de una potente herramienta: la rotación de stocks.

¿Cómo se calcula la rotación?

La rotación se calcula según la siguiente fórmula:

Número de rotaciones = Salidas de stock durante el periodo n / Stock medio durante el periodo n

Esta es una fórmula genérica que puedes aplicar tanto a unidades de producto como a inventario valorado.

Por ejemplo, si tienes un inventario de producto terminado y durante un mes se han vendido 500 unidades siendo el stock inicial de 40 uds y el stock final de 60 uds.

Número rotaciones = 500 uds / ((40+60)/2) = 10 rotaciones al mes.

La rotación de inventario, a parte de expresarse en “rotaciones” o “veces” también se puede expresar en días de forma muy sencilla.

Rotación en días= Número días del periodo / Número rotaciones durante el periodo.

En el ejemplo anterior:

Rotación en días= 30 días / 10 rotaciones cada 30 días= 3 días por rotación.

Los mismos cálculos se pueden hacer usando las salidas de stock  y stock medio  valorados según el coste contable.  Existen ciertas distorsiones por el hecho de usar  inventarios valorados o en unidades pero generalmente son de poca importancia.

¿Cuál es el nivel óptimo de stock?

El nivel óptimo de stock  es el mínimo que nos permita satisfacer la demanda con fiabilidad  sin roturas de inventario.  Por lo tanto dependerá de la frecuencia, del tamaño de los pedidos y de la capacidad de producción.

Cualquier mejora en la rotación de nuestras existencias tendrá un efecto positivo en el coste de financiarlas pero se asume cierto riesgo.

El objetivo siempre debe ser aumentar la rotación de stocks hasta el nivel en el cual será probable una rotura. Por eso es importante calcular las rotaciones y comprobar su evolución en el tiempo.

Una regla sencilla es comparar el tiempo medio de fabricación con los días de stock. En el ejemplo anterior, suponiendo que la referencia indicada se puede producir cada 5 días, estamos cerca del límite de seguridad. Si subiera la demanda y la rotación pasara a ser de 2 días habría un riesgo evidente de no poder satisfacer los pedidos en un tiempo razonable.

Por el contrario, imaginemos un escenario en el cual la rotación fuera de 30 días (500 unidades vendidas al mes, 500 unidades de stock medio, 500/500= rotación de 1 al mes). En ese caso, hay muchísimo margen para reducir el stock hasta que la rotación se acerque a 3 días.

No hay una regla fija, ya que la demanda es dinámica. Precisamente por esa razón, cuantos más datos históricos tengamos sobre la rotación, más afinaremos la gestión del inventario.

Usando la rotación se puede comprobar de manera sencilla qué parte de nuestra producción está siendo más demandada y, en consecuencia, adaptarnos a las necesidades de los clientes.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.