Apuntes de interés renta naturales 2014, pagos por concepto de alimentación del trabajador

De conformidad con lo dispuesto en artículo 387-1 del E.T. “los pagos que efectúen los patronos a favor de terceras personas, por concepto de la alimentación del trabajador o su familia, o por concepto del suministro de alimentación para éstos en restaurantes propios o de terceros, al igual que los pagos por concepto de la compra de vales o tiquetes para la adquisición de alimentos del trabajador o su familia, son deducibles para el empleador y no constituyen ingreso para el trabajador, sino para el tercero que suministra los alimentos o presta el servicio de restaurante, sometido a la retención en la fuente que le corresponda en cabeza de estos últimos, siempre que el salario del trabajador beneficiado no exceda de 310 UVT.** Lo anterior sin menoscabo de lo dispuesto en materia salarial por el Código Sustantivo de Trabajo.

Cuando los pagos en el mes en beneficio del trabajador o de su familia, de que trata el inciso anterior excedan la suma de 41 UVT**, el exceso constituye ingreso tributario del trabajador, sometido a retención en la fuente por ingresos laborales. Lo dispuesto en este inciso no aplica para los gastos de representación de las empresas, los cuales son deducibles para estas.

Para los efectos previstos en este artículo, se entiende por familia del trabajador, el cónyuge o compañero (a) permanente, los hijos y los padres del trabajador”.

Concordante con ello, el artículo 5 de la resolución 0263 de diciembre de 2014 prescribe – para el año gravable 2014 – el formulario 210 de “Declaración de Renta y Complementarios Personas Naturales y Asimiladas No Obligadas a llevar Contabilidad”.

En relación pues, con el tema propuesto, el renglón 43 de aludido formulario 210 indica que “Pagos a terceros por alimentación: Escriba en esta casilla el valor de los pagos que efectúen los patronos a favor de terceras personas, por concepto de la alimentación, siempre que el salario mensual del trabajador beneficiado no exceda de 310 UVT”.

Al respecto, conviene llamar la atención en cuanto a que el citado renglón, de la declaración tributaria, se encuentra dentro de la sección de ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional; lo cual en la práctica implica:

  1. Modificarle la naturaleza a los pagos por alimentación (de que trata el artículo 387-1 del E.T.), al cambiarles la esencia de no ser ingresos y convertirlos en ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional. (Sentencia Consejo de Estado 9635 de abril de 2000); y
  2. Denunciar esos pagos, por alimentación, dentro del total de los ingresos recibidos, y luego restarlos como un ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional; provocando, con ello, la eventual obligación de declarar (de personas de menores ingresos) por la inclusión – en sus ingresos del período – de los referidos pagos por alimentación.

De otro lado, ha de resaltarse que en el citado renglón 43 no se hace mención al tope de las 41 UVTs, el cual ha de ser – necesariamente – tenido en cuenta para concluir el pago por alimentación constitutivo de ingreso gravado y el calificado como no ingreso, según lo consagrado en el artículo 387-1 del E.T.

Si bien, resulta notorio el distanciamiento de lo prescrito en el mencionado renglón 43 (del formulario 210 para el año gravable 2014), en relación con lo claramente indicado en el artículo 387-1 del E.T., es de denotar un importante avance – en términos de formularios – de este año impositivo respecto del año gravable 2013; pues, para el renglón 43 – del ese año 2013 – se señaló “Pagos a terceros (salud, educación y alimentación): Escriba en esta casilla el valor de los pagos que efectúen los patronos a favor de terceras personas, por concepto de la alimentación, la salud o la educación del trabajador o de su familia”.

Nótese, como para el año gravable 2013 se contemplaron – adicionalmente – los pagos indirectos por salud y educación; con lo cual, innegablemente, se incrementó el ingreso bruto de las personas naturales y – con ello – la posibilidad de convertirse en declarante del impuesto sobre la renta.

A manera de reflexión, y en relación con la retención mínima (artículo 384 del E.T.), bien podría dejarse formulado el interrogante de si ¿ese avance del renglón 43 del formulario 210, al excluir los conceptos de “salud” y “educación”, contrastaría con la vigente doctrina oficial plasmada en el oficio número 045740 de julio de 2013 (confirmado por el oficio 50282 de agosto 20 de 2014)?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.