Apuntes para tener en cuenta en la elaboración de la declaración del impuesto sobre la renta

En estos días algunas personas naturales ya presentaron la declaración del impuesto sobre la renta mientras que otras están en proceso de elaboración o todavía no han empezado y como todo lo dejamos para lo último considero necesario recordar cuatro aspectos para tener en cuenta.

  1. Patrimonio líquido: Los contribuyentes del impuesto sobre la renta que no declaran en forma continúa todos los años gravables, por ejemplo las personas naturales que declaran por primera vez o las que declararon en el 2010, no declaró en el 2011 y si están obligadas a declarar en el 2012, deberán calcular su patrimonio líquido del año anterior (2011) aunque no hubieren tenido la calidad de declarantes, con el cual se determinara la renta presuntiva de 2012 y la renta por comparación patrimonial.
  2. Limitación de los costos: El artículo 87 del Estatuto Tributario estable es un límite a los costos y deducciones imputables a las actividades de los profesionales independientes o comisionistas (50%) y arquitectos o ingenieros contratistas (90%), no es una presunción legal donde se asuma que en ese porcentaje se disminuyen los ingresos; es importante tener en cuenta que todo costo y deducción deberá estar debidamente soportado para efectos de su procedencia fiscal.
  3. Depreciación y disminución del patrimonio: Las personas naturales no obligadas a llevar contabilidad como por ejemplo los profesionales que están directamente en el ejerciendo su profesión, no podrán solicitar deducción por depreciación ni disminuir su patrimonio bruto por efectos del valor de mercado de sus bienes; el caso más común es el automóvil que hace dos años compró en $100 millones y a 31 de diciembre de 2012 no vale más de $70 millones.
  4. Saldo a favor no imputado: Existen dos eventos en los que se puede presentar la no imputación del saldo a favor en renta: 1. Sencillamente porque se le olvido y 2. Cuando en el año inmediatamente anterior no presento la declaración porque no estaba obligado; de tal manera que si está elaborando el denuncio rentístico de 2012 y en la declaración de renta de 2011 no imputo el saldo a favor de 2010 o no declaro en el 2011, lo único que le queda es solicitar la devolución o compensación de dicho saldo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.