Así se liquida la indemnización por la no consignación de las cesantías – Segunda parte

A raíz del comentario que escribí en la columna anterior sobre la forma como se liquida la sanción que establece la ley  para el empleador que incumple el deber legal de consignarle anualmente las cesantías al trabajador en un fondo, surgieron de parte de los lectores algunas inquietudes que hoy quiero abordar con el ánimo de disiparlas en cuanto ello me sea posible.

La primera indaga sobre el porqué no corren simultáneamente todas las obligaciones en los casos en que el empleador acumula varios años sin consignar las cesantías.  Es decir, que si, por ejemplo, el empleador, no consigna las cesantías desde el año 2009, por qué la sanción  por la no consignación de las cesantías de ese año no corre por aparte de la del 2010 y ésta por aparte de la del 2011 y así sucesivamente?

La explicación reside en el hecho de que aquí se trata de un solo contrato de trabajo y de una sola prestación: las cesantías Son varios incumplimientos de un mismo deber. No son varias deudas, es una sola, que año a año crece pero que sigue siendo una misma.  Además, no se puede perder de vista que no estamos hablando de cesantías en trance de perderse, sino de la regulación de la sanción, la cual año a año se incrementa por virtud del incremento del salario.

Otra inquietud averigua sobre el porqué en el ejercicio  no se hace referencia a la  indexación del valor de la indemnización.

Resulta que no existe un criterio unánime entre los Juzgados y Tribunales del país sobre la compatibilidad de la indemnización moratoria y la indexación de las condenas, toda vez que algunos ven en esa concurrencia una doble sanción a una misma falta.  Yo me alineo con los que consideran que la concurrencia de la moratoria del art. 65 del C.S. del T. y la indexación de las condenas,  salvo las que tienen que ver con salarios y prestaciones sociales, es jurídicamente posible. La razón: porque las dos  tienen orígenes distintos y finalidades también distintas. Orígenes distintos: la indemnización del art. 65 surge del incumplimiento del empleador en el pago de los salarios y /o las prestaciones sociales a la terminación del contrato de trabajo (cesantías, prima de servicios, etc.), mientras que la necesidad de indexar las condenas distintas de las originadas en el no pago de los salarios y prestaciones sociales nace de la pérdida del poder de compra del dinero, del envilecimiento de la moneda.  Finalidades distintas: la indemnización moratoria del art. 65 tiene como propósito sancionar al empleador incumplido y omiso, o sea que tiene carácter sancionatorio. Con la indexación no se pretende sancionar al empleador sino simplemente compensarle al trabajador la pérdida del valor de la moneda, la desvalorización que sufrió ese dinero a lo largo del tiempo que tardó el empleador en pagarle las respectivas acreencias. O sea que la indexación tiene carácter compensatorio.

La última inquietud de la que me ocuparé hoy está relacionada con el procedimiento que debe observarse cuando el empleador dejó de consignar las cesantías de un año, pero consignó las siguientes.

Al igual que lo hice en los casos en que se acumulan varios años sin consignar las cesantías, a continuación ilustro con un ejercicio la situación de un incumplimiento seguido de varios cumplimientos.

En el año 2010 el empleador omitió consignarle al trabajador las cesantías correspondientes al 2009, pero a partir de 2011 retomó dicha obligación y actualmente está al día, salvo en lo relacionado con el período omitido.

La liquidación se hará asumiendo que la obligación se pagará con corte al 31 de agosto de 2014, y que el trabajador devengó por concepto de salario las siguientes sumas de dinero: en el año 2009, $ 496.900; en 2010, $ 515.000; en 2011, $ 535.600; en 2012, $ 566.700; en 2013, $589.500, y en el 2014, $ 616.000 

Veamos: 

Por las cesantías de 2009, no consignadas a más tardar el 14 de febrero de 2010: $ 27.763.333, (Así: $ 496.900 /30 X 1.658 = $ 27.462.000). O sea que se toma el salario mensual del año 2009 y se divide entre 30 para establecer el salario diario y éste se multiplica por el número de días transcurridos entre el 15 de febrero de 2010 (día en que empezó la mora,  y la fecha en que se va a efectuar el pago, que en este caso es el 31 de agosto de 2014.

Los 1658 días  resultan de sumar: 14 días de febrero, + 31 de marzo, 30 de abril, 31 de mayo, 30 de junio, 31 de julio, 31 de agosto, 30 de septiembre, 31 de octubre, 30 de noviembre y 31 de diciembre de 2010 = 320 +365 días de 2011 +365 de 2012 + 365 de 2013 + 243 de 2014 = 1658  días

De lo anterior se tiene que el valor total de la sanción por la no consignación de las cesantías de 2009 es $ 27.462.000 

Como puede advertirse, en este caso el valor diario original se mantuvo inalterado a pesar de que en los períodos siguientes al incumplido el salario del trabajador se incrementó. 

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.