Así debe proceder el empleador cuando el trabajador se niega a recibir el valor de la liquidación final de sus prestaciones sociales – (Primera parte)

De la lectura del artículo 65 del Código Sustantivo del Trabajo (Modificado por el artículo 29 de la ley 789 de 2002) se infiere claramente  que el mismo día en que termina el contrato de trabajo el empleador le debe cancelar al trabajador el producto de la liquidación de sus prestaciones sociales, al igual que los salarios y demás conceptos laborales que le adeude.

Cuando la norma citada dice que “Si a la terminación del contrato, el empleador no paga  al trabajador los salarios y prestaciones debidas, salvo los casos de retención autorizados por la ley o convenidos por las partes, debe pagar al asalariado, como indemnización, una suma igual al…”,  es forzoso entender que ahí la ley no le está concediendo ningún plazo al empleador para el pago de tales acreencias laborales. Sin embargo, se ha admitido por parte de jueces y magistrados que dicho pago se realice unos pocos días después de la terminación del vínculo laboral, pues no siempre es posible para el empleador efectuar y pagar la liquidación de manera inmediata, sobre todo en los casos en que el trabajador renuncia intempestivamente.

Ahora bien, puede ocurrir, y de hecho ocurre con alguna frecuencia, que la voluntad de pago de parte del empleador no se puede concretar porque el trabajador no se presenta a recibir la “liquidación”, o se presenta pero se niega a recibirla tras considerar que la suma que se le está entregando es inferior a la debida.

Cuando ello ocurre, el empleador debe proceder de manera inmediata a consignar en el banco Agrario más cercano al domicilio del trabajador, a órdenes del Juez Laboral del Circuito del lugar (y si allí no existe juzgado laboral, a órdenes del Alcalde municipal) el producto de la liquidación de las prestaciones sociales y demás conceptos laborales que le corresponden al trabajador.

Es pertinente advertir que algunos jueces exigen que, previa a la consignación, el empleador le solicite al juzgado laboral la respectiva autorización para llevar a cabo el depósito. La solicitud que para tales fines dirige el empleador al juez laboral, debe ir acompañada de la liquidación correspondiente, en la que se describirán detalladamente los conceptos y valores adeudados.

Una vez el juez autorice al empleador para realizar la consignación ésta deberá hacerse lo más pronto posible pues desde el día en que terminó el contrato el tiempo viene corriendo en contra del empleador.

Tan pronto se efectúe el depósito en comento el empleador debe dirigir un memorial al juez laboral, informándole que la consignación ya fue realizada. En dicho escrito deberá solicitarle al juez que disponga la entrega al trabajador de los dineros consignados, pues si omite dicha manifestación el juez podría considerar que la falta de autorización le impide realizar la entrega de esos dineros.

De manera simultánea, el empleador deberá enviarle una comunicación   al trabajador, a la última dirección registrada por éste, indicándole que el monto de su liquidación ya fue consignado en el banco Agrario y que deberá acercarse al juzgado laboral a reclamar la respectiva orden de pago con destino al mencionado banco. 

Si el empleador no efectúa la consignación, o la realiza pero se guarda el título (a veces el banco envía el título  directamente al juzgado), o no autoriza al juzgado para que le entregue al trabajador los dineros consignados, o no le informa por escrito al trabajador de la realización del depósito, incurre en mora y por tanto corre el riesgo (muy alto) de ser condenado a pagar la indemnización moratoria que tarifa la ley, cuyo monto  puede ser igual a un día de salario por cada día transcurrido entre la fecha de finalización del contrato y aquella en que efectúe el pago total  de  la obligación. (La jurisprudencia de la Sala Laboral de la Corte de Suprema de Justicia ha manifestado reiteradamente que el pago por consignación únicamente libera al empleador de la sanción moratoria, si pone a disposición del juez laboral el título de depósito judicial, con el fin de que su valor le sea entregado al beneficiario. (CSJ., Sala de Casación Laboral, Sección Segunda, Sentencia de Agosto 24194, Rad. 6813. MP. Hugo Suescún Pujols).

Según lo ha expresado el Consejo Superior de la Judicatura, los jueces laborales han manifestado en distintos escenarios su preocupación en relación con el hecho de que los títulos de pago por consignación llegan a los despachos, sin ningún tipo de información que le permita al funcionario determinar si es procedente ordenar el pago del depósito y sin datos del  beneficiario, que en muchos casos, no es enterado por el empleador de la existencia del título a su favor.

Igualmente, han expresado los jueces que el espíritu de la norma no fue el de convertir a los jueces laborales en correos de los empleadores, pues si la intención era simplemente realizar la entrega del título, tal labor podría cumplirse a través de una empresa de correo.

De conformidad con lo dispuesto por el Consejo Superior de la Judicatura en la Circular G-048 del 27 de junio de 2008, el procedimiento para la recepción, reparto y entrega a los despachos laborales de los títulos de depósito judicial de pago por consignación de prestaciones laborales es el siguiente:

-La constitución del Título de Depósito Judicial de Pago por Consignación de Prestaciones Laborales se realiza en el Banco Agrario de Colombia en la oficina de la ciudad sede de las respectivas Oficinas Judiciales, en la cuenta especial denominada "DEPOSITOS JUDICIALES PAGO POR CONSIGNACIÓN DE PRESTACIONES LABORALES".

-El Banco Agrario recibe la consignación, y expide el TITULO JUDICIAL correspondiente, el cual entrega al consignante si la operación se realizó en efectivo.

-Cuando el valor se consigna en cheque, el título se constituirá cuando se surta el canje del cheque y debe ser reclamado por el empleador en la oficina del Banco en donde realizó la transacción, dentro de los cuatro días siguientes a aquel en que se realizó la consignación.

-Para que el empleador evite la sanción moratoria, deberá entregar el título junto con el formulario que contiene la actuación judicial que implica el pago por consignación, debidamente diligenciado y suscrito por el empleador, el cual puede reclamar en la Oficina Judicial. También podrá elaborarlo él mismo, siempre y cuando contenga todos los datos del formato.

-La Oficina Judicial recibe el título judicial, junto con el formato debidamente diligenciado, lo somete a reparto entre los Juzgados Laborales del Circuito y entrega el acta individual de reparto en la cual se informa el juzgado que conocerá sobre del pago por consignación.

-Diariamente, la Oficina Judicial informará a cada uno de los Juzgados Laborales, los títulos que quedaron a órdenes de los despachos, mediante la entrega del acta de que trata el artíulo 5 del Acuerdo 1481 de 2002 y copia del oficio con el que fue allegado el titulo judicial, de modo que el juez, pueda verificar que la consignación realizada corresponda efectivamente a lo adeudado.

-Mientras los títulos son solicitados por los beneficiarios, permanecerán en custodia de la Oficina Judicial, de Apoyo o de Servicios.

(Continuará en la próxima columna)

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

4 Opiniones
  1. roger do santos dice:

    tengo un problema con la dueña de la casa, se le ha pagado el arriendo y los servicios pero no queiere recibir los comprobantes, para el proximo pago de servicios y arriendo lo puedo hacer me diante un deposito judicial y se me termina el contrato de arrendamiento gracias

  2. Juan Pablo Lopez dice:

    Buen dia.

    Mi nombre es Juan Pablo, en el año 2015 labore para una empresa x, pero solo labore 8 días, por motivos personales tuve que renunciar,y no firme actas de liquidación ,incluso no alcance a recibir el valor de estos 8 dias laborados por no haber abierto la cuenta aun, mi pregunta es todavia puedo reclamar esta liquidacion y los dias laborados, ellos nunca me han informado si consignaron estos al banco agrario o cosa igual, me asesoran por favor.ambiental006@gmail.com .muchas gracias.

  3. edgar fernando jimenez castro dice:

    Esto es en todas las empresas, incluso en esta ultima, ya e demandado a otra empresa y casi me toca es pagarles a ellos y pagarme a mi mismo mis prestaciones sociales, a la final me toco recibirles lo que quisieron pagarme e irme, las entidades no están haciendo absolutamente nada por proteger a los empleados, y como son valores mínimos para ellos que devengan salarios exorbitantes, no le prestan a tención por eso es que los empresarios ya le dicen al trabajador si quiere demándeme, no van a las audiencias y no les pasa nada o pagan lo que se les da la gana cundo se les da la gana y no les pasa nada, hay otras que simplemente cambian la razón social todo esto me a pasados y esta pasando con las empresas de seguridad privada, donde se trabaja incansablemente horas extras y simplemente reconocen unas mininas por no decir casi nada y las demás las tildan de auxilios no remunerados etc.
    Y quien interviene por el guarda de seguridad, ninguna institución y lo digo con propiedad y experiencia, tengo el caso propio donde fui a la superintendencia de vigilancia y en correo me dicen, nosotros en lo que respecta a lo laboral no nos compete somos una institución creada es para vigilar el cumplimiento de las empresas de seguridad con los clientes.

  4. edgar fernando jimenez castro dice:

    Agradezco todos sus tutoriales, ya que estos me han sido de gran ayuda, espero que aparte de ayudarnos con las liquidaciones de la nomina les pido que nos oriente en los pasos a seguir para proceder en las demandas legales referente a lo laborales.
    En mi caso soy supervisor de vigilancia privada, anteriormente trabajaba en una empresa la cual me retire en agosto 24 de 2015, ya había disfrutado las vacaciones correspondiente al 2014 ya que ingrese el 31 de diciembre de 2013 a laborar en dicha empresa, estas vacaciones las disfrute a partir del 16 enero de 2015, la empresa no me pago la liquidación correspondiente, fui a la defensoría del pueblo y me dicen que solo atienden casos por valores de $12'000.000 en adelante, fui a demandar en le ministerio de trabajo me mandaron a una universidad para que me elaboraran la liquidación, citaron a la empresa para la conciliación y no asistieron y me dieron una carta para demandar me indican que vaya a una universidad para ello, mas sin embargo fui a un deposito judicial a ver si consignaron la plata resulta que aparece en papel un valor de $637.814 pero en dinero absolutamente nada según los de esa oficina que no hay titulo y algo de acta de reparto, en fin los intereses moratorios quien hace que los paguen esta empresa a robado a todos los empleados pagándoles las liquidaciones por debajo de lo legal quien hace justicia cuales son los paso para que las entidades que esta para defender nuestros derecho laborales hagan cumplir la ley, porque el ministerio de trabajo no hace la liquidación directamente y hace cumplir la ley, como hago para que apliquen justicia, que entidad los supervisa, lo que ellos pretenden pagar ni siquiera se ajusta a la realidad ya que mi salario supera los $800.000 laboraba 12 horas diarias, en turnos de 4 de día y 4 de noche descansando 2 días, luego pase a 2 de día y 2 de noche descansando 2 días en jornada de 12 horas, hasta la fecha de retiro.
    ¿Qué hago? quien realmente hace justicia.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.