Aspectos generales sobre la declaración de renta 2006

Inicio » Impuestos. » (10 / 09 / 2013 )

Impuesto de renta
El impuesto de renta es el Impuesto que debe pagar todo contribuyente sobre las utilidades o rentas que obtenga en un año determinado.

Contribuyentes.
Son las personas jurídicas o naturales, que realicen o respecto de las cuales se verifica el hecho generador de la obligación tributaria (Generen renta u obtengan ingresos).

Declarantes.
Son los contribuyentes a los que la ley les ha impuesto la obligación formal de declarar sus ingresos, costos y gastos, etc.

Quienes están obligados a declarar renta
Para el año gravable 2006, todos los contribuyentes (Personas jurídicas y naturales) del Impuesto a la renta, están obligados a declarar a excepción de:

1. Personas naturales que no sean responsables del Impuesto a las ventas, que en el respectivo periodo gravable haya obtenido ingresos brutos inferiores a $26,525.000 y un patrimonio bruto que no exceda de $84,880,000 en el ultimo día del periodo gravable.

2. Los asalariados cuyos ingresos brutos provengan por lo menos de un 80% pagos originados en una relación laboral reglamentaria (Contrato de trabajo según los términos del Código sustantivo del trabajo), y que además cumpla los siguientes requisitos: que en el respectivo periodo gravable haya obtenido ingresos brutos inferiores a $63,660,000 y un patrimonio bruto que no exceda de $84,880,000 en el ultimo día del periodo gravable.

3. Los trabajadores independientes que no sean responsables del Impuesto a las ventas, y que sus ingresos brutos se encuentren debidamente facturados, y que estos ingresos por lo menos en un 80% se originen en Honorarios, Comisiones y Servicios y que además se les hubiere practicado retención en la fuente si fuere el caso. Además debe cumplir con los siguientes topes: que en el respectivo periodo gravable haya obtenido ingresos brutos inferiores a $63,660,000 y un patrimonio bruto que no exceda de $84,880,000 en el ultimo día del periodo gravable.

4. La nación, los departamentos y los municipios. Las juntas de acción comunal, la defensa civil, los sindicatos, las asociaciones de padres de familia, la propiedad horizontal.

Todas las demás empresas y personas están en la obligación de presentar su declaración de renta o de ingresos y patrimonio.

Impuesto de los no obligados a declarar.

Las personas que no están obligadas a declarar, no significa que no paguen impuestos; el impuesto de estas personas será las retenciones en la fuente que le hayan practicado.

Formularios para declarar

Una vez determinada la obligación de declarar de un contribuyente, debe precisamente proceder a realizar la respectiva declaración, para lo cual la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, ha dispuesto dos formularios:

110 para los obligados a llevar contabilidad
210 para los no obligados a llevar contabilidad

Así que ahora debemos determinar que formulario utilizar para hacer la declaración, y para eso debemos primero determinar quienes esta obligados a llevar contabilidad y quienes no.

Obligados a llevar contabilidad.
Todos los comerciantes están obligados a llevar contabilidad, y son comerciantes todos los que profesionalmente se dediquen a ejercer actividades consideradas mercantiles, como lo es la comercialización de productos, el transporte de cosas y personas, el arrendamiento de bienes inmuebles, etc.

No obligados a llevar contabilidad.
No están obligados a llevar contabilidad las persona que no se consideran comerciantes, es decir que no ejercen actividades mercantiles, como el caso de los asalariados, y de los que ejercen profesiones liberales como abogados, contadores públicos, médicos, ingenieros, etc.

Requisitos de la contabilidad
Para que la contabilidad constituya prueba, y pueda ser oponible a terceros como el caso de la Dian, a la que se le deben probar los costos y gastos que se declaren, debe cumplir con ciertos requisitos como es el tener registrados los libros de contabilidad en la cámara de comercio, y llevar la contabilidad según los principios generalmente aceptados (Decreto 2649 de 1993). Si no se cumplen con tales requisitos, el contribuyente se expone a una sanción por libros de contabilidad.

El hecho de no estar obligado a llevar contabilidad no significa que no se deba llevar un registro de las operaciones, los costos y gastos, puesto que en todo caso, estos deben estar debidamente soportados (facturados), y de no ser así, el contribuyente se expone a ser objeto de onerosas sanciones por parte de la Administración de impuestos.

COMO LLENAR EL FORMULARIO

Una vez determinado el formulario a utilizar para realizar nuestra declaración de renta, procedemos a llevar los valores que se tienen en la contabilidad al respectivo formulario.

El formulario esta diseñado con una serie de casillas y renglones que deben ser llenados con los datos y valores correspondientes.

A continuación se hará un esbozo general sobre el contenido de cada renglón en el formulario 110.

Renglón 5. Aquí se debe diligenciar el número de identificación tributaria (Nit) del contribuyente. Este número debe ser el mismo que figura en el Rut del contribuyente.

Renglón 6. Corresponde al digito de verificación que también se encuentra en el Rut del contribuyente.

Renglones 7, 8, 9, 10 y 11. Corresponde al nombre y apellidos del contribuyente si es persona natural, o a la razón social de la empresa si es persona jurídica. Deben coincidir con los datos contenidos en el Rut.

Renglón 12. Corresponde al código de la administración de impuestos donde esta ubicado el contribuyente. Ese dato se encuentra en el Rut del contribuyente.

Renglón 24. Corresponde al código de la actividad económica que desarrolla el contribuyente, el cual se encuentra en el Rut.

Renglón 25. Esta casilla la marca quien haya sido catalogado mediante resolución como gran contribuyente por la Dian.

Renglón 26. Corresponde al responsabilidad que el contribuyente tiene frente al impuesto de renta, pues este puede ser contribuyente del régimen ordinario o contribuyente del régimen especial. Este código se encuentra en el Rut del contribuyente.

Aclaración. En el impuesto de renta existen dos regimenes, el ordinario y el especial. Al régimen ordinario pertenecen las sociedades comerciales como las anónimas, limitadas, unipersonales, y las personas naturales. Al Régimen especial pertenecen las Cooperativas, asociaciones sin animo de lucro, ONG, etc. El régimen ordinario tributa a la tarifa general (35%), y el régimen especial tributa a un tarifa especial del 20%, pero si cumplen con ciertos requisitos no deben pagar impuesto alguno, es decir, tributan a una tarifa del 0%. (Leer artículo 19 del Estatuto tributario).

Renglón 27. Esta casilla se marca si lo que ese esta es presentando una corrección a una declaración ya presentada, pero que se presentó con errores.

Renglón 28. En caso de ser una corrección, se anota allí el número del formulario en que se presentó la declaración inicial objeto de corrección.

Renglón 29. Se marca esta casilla si lo que se va a presentar es una fracción del año 2007. Esto sucede cuando se liquida una empresa antes de finalizar el año.

Renglón 30. Es para cuando el contribuyente esta obligado a manejar precios de transferencia, algo que por lo general, sólo los exportadores utilizan.

Renglón 31. Se utiliza cuando se es titular o propietario de inversiones en el exterior y se ha cambiado de titular (Vendido).

Renglón 32. Se marca esta casilla cuando el contribuyente se acoge al beneficio de auditoria.

Beneficio de auditoria 2006. Cuando un contribuyente presenta su declaración de renta, la Dian tiene dos años para revisarle la declaración. Si al hacer la revisión, la Dian encuentra que el contribuyente ha cometido errores, debe corregir la declaración, lo que implica pagar el impuesto dejado de pagar, pagar los intereses y pagar una sanción por decir mentiras. El beneficio de auditoria consiste en disminuir esos 2 años. Para que esto suceda, el contribuyente debe aumentar su impuesto de renta respecto al año anterior. Si el incremento es de 2.5 veces la inflación, el termino para que la Dian puede revisar la declaración se reduce a 18 meses. Si el incremento es de 3 veces la inflación, el término se reduce a 12 meses, y si el incremento es de 4 veces la inflación, el término para que la Dian pueda revisar las declaraciones se reduce a 6 meses. Para acceder a este beneficio, la declaración se debe presentar dentro de los plazos establecidos, y haber pagado el respectivo impuesto dentro de los plazos establecidos. (Inflación 2006 4,48%). Para que opere este beneficio, el impuesto básico de renta debe ser superior a dos salarios mínimos.

Datos informativos (Renglones 33, 34 y 35). En este renglón se declaran los valores que el contribuyente pagó por concepto de nómina, como salarios, seguridad social y aportes parafiscales. Se debe tener en cuenta, que para poder solicitar como deducción los pagos por salarios, se deben haber pagado los respectivos aportes a seguridad social y parafiscales. Si no se pagan los parafiscales y la seguridad social, no se pueden declarar los gastos de nómina.

PATRIMONIO

Renglón 36. En este renglón se incluyen los valores que se tengan en caja, bancos, cuentas de ahorro y otras inversiones diferentes a las acciones o y aportes. Estas otras inversiones pueden ser títulos valores, bonos, cuentas en participación.

Renglón 37. Aquí se incluyen las cuentas por cobrar, es decir, los valores que se tienen en la cuenta 1305, como por ejemplo lo que nos adeudan nuestros clientes, trabajadores y socios. Los prestamos a socios generan un rendimiento presuntivo, que para el 2006 corresponde a 6.31%. Esto quiere decir, que cuando una empresa le presta plata a un socio, la ley presume que el debe pagar a la empresa un interés mínimo. Si la empresa no le cobra intereses al socio, deberá asumir ese ingreso y declararlo.

Renglón 38. Se incluyen las inversiones en acciones y aportes sociales, que corresponden a las inversiones en sociedades anónimas y limitadas. No se pueden declarar las provisiones de inversiones; si existiesen no se tienen en cuenta para efectos fiscales. Recordemos que una provisión disminuye el valor del activo.

Renglón 39. Corresponde a los inventarios de mercancías o materias primas del contribuyente. En este caso, tampoco se pueden incluir las provisiones de inventarios. Si se trata de mercancías o productos de fácil destrucción, es posible disminuir el inventario final hasta en 5%, pero solo para quienes llevan el sistema periódico, no para quienes utilizan el sistema permanente. Recordemos que los contribuyentes que estén obligados a firmar sus declaraciones por contador publico o que estén obligados a tener revisor fiscal, necesariamente deben utilizar el sistema permanente para el control de sus inventarios.

Obligados a firmar sus declaraciones por contador publico (2006).
Los demás contribuyentes obligados a llevar libros de contabilidad deberán presentar la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios firmada por contador público, vinculado o no laboralmente a la empresa, cuando el patrimonio bruto en el último día del año o período gravable, o los ingresos brutos del respectivo año, sean superiores a ($2.007.179.000, Valor año base 2006; D.R. 4715/05)

Obligados a tener revisor fiscal.

1) Las sociedades por acciones;
2) Las sucursales de compañías extranjeras, y
3) Las sociedades en las que, por ley o por los estatutos, la administración no corresponda a todos los socios, cuando así lo disponga cualquier número de socios excluidos de la administración que representen no menos del veinte por ciento del capital.

Además, todas las sociedades de cualquier naturaleza, que tuvieron en el 2005 patrimonio e ingresos iguales o superiores a 1.907.500.000 y 1.144.500.000 respectivamente.

Renglón 40. Se incluyen aquí los valores que corresponden a los activos fijos de la empresa, es decir, los que se encuentran en la cuenta 15. En este renglón no se presenta ningún problema. La depreciación es aceptada fiscalmente siempre y cuando se haya calculado según la norma, es decir, respetando la vida útil de cada activo según su naturaleza.

Renglón 41. Se incluyen aquí los demás activos como intangibles, diferidos, y los clasificados en la cuenta 18. No se declaran las valorizaciones, las que se encuentran en la cuenta 19, por no haber sido adquiridas efectivamente por el contribuyente.

Renglón 42. Corresponde a la sumatoria de todos los activos. Los activos de la empresa corresponden a lo que llamamos patrimonio bruto, cuando aun no se han descontado los pasivos.

Renglón 43. Corresponde a todos los pasivos de la empresa, menos los pasivos estimados. Los pasivos estimados o provienes (cuenta 26), por no ser pasivos reales, efectivos, no se pueden declarar. Para la Dian es de gran importancia los pasivos, puesto que estos afectan directamente el patrimonio liquido de la empresa, y sabemos que el patrimonio liquido es la base sobre la cual se aplica el impuesto al patrimonio y la renta presuntiva. Así que si incluimos un pasivo que no se debe incluir, estamos disminuyendo ilegalmente el patrimonio liquido que es la base para el impuesto del patrimonio y la renta presuntiva.

Renglón 44. Corresponde al resultado de restar al patrimonio bruto (activos), los pasivos.

INGRESOS
Se entiende causado un ingreso cuando nace el derecho a exigir su pago, aunque no se haya hecho efectivo el cobro, y se debe declarar en el periodo en que se cause.

Renglón 45. Corresponde a los ingresos brutos operacionales del contribuyente (cuenta 41). Recordemos que son ingresos operacionales, aquellos ingresos originados en el desarrollo del objeto social del contribuyente, objeto social que figura en la escritura publica de constitución o en el registro mercantil. Aquí se incluyen los ingresos bruto, es decir, sin restarle las devoluciones en ventas.

Renglón 46. Aquí se incluyen los ingresos que no corresponden al giro ordinario de los negocios del contribuyente, y son los que están en la contabilidad en la cuenta 42. No debemos olvidar, que se deben incluir los intereses presuntos o reales que la empresa debe cobrar a los socios por los préstamos que le hubiere hecho.

Renglón 47. Corresponde a los ingresos provenientes de intereses y rendimientos financieros, que por lo general provienen de las cuentas bancarias y de préstamos.

Renglón 48. Aquí se coloca la utilidad por la exposición a la inflación. Hasta el año 2006, las personas obligadas a llevar contabilidad, debían aplicar ajustes por inflación para efectos fiscales. Estos ajustes por inflación pueden generar una utilidad o una perdida. Este valor se toma del saldo de la cuenta 4705. Si el saldo de esta cuenta es crédito, se entiende que ha existido una utilidad por exposición a la inflación, y si el saldo es debito se entiende que existe una perdida por exposición a la inflación.

Recordemos que los ajustes por inflación se aplican a los activos no monetarios, como los activos fijos, inversiones e inventarios. No se aplican sobre los activos monetarios como caja, bancos, clientes, etc. Igualmente, se aplican ajustes por inflación al patrimonio y a los pasivos si fuere el caso.

El ajuste a los activos se contabiliza en la cuenta 4705 al lado crédito, y el ajuste del patrimonio y de los pasivos, se contabiliza en la misma cuenta pero al lado debito. De aquí podemos concluir, que si los activos no monetarios son mayores al patrimonio, el resultado será una utilidad por exposición a la inflación, y lo contrario, es decir, que el patrimonio sea superior a los activos no monetarios, el resultado será una perdida por exposición a la inflación.

Se debe tener en cuenta que como los ajustes por inflación se incluyen en un renglón aparte, no se pueden incluir dentro del renglón que corresponde a los ingresos no operacionales, pues significaría incluirlos dos veces, seria sumar dos veces el mismo valor.

Renglón 49. Es la sumatoria de todos los ingresos brutos del contribuyente.

Renglón 50. Aquí se incluyen las devoluciones, rebajas y descuentos que se hayan concedido a los clientes (cuenta 4175).

Renglón 51. Corresponde a los ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional.

Por regla general, todos los ingresos que un contribuyente tenga, y que sean susceptibles de incrementar su patrimonio, se consideran ingresos gravables con el impuesto de renta y o ganancia ocasional.

Pero el estado, en busca de incentivar algunos sectores de la economía, a creado beneficios consistentes en considerar a ciertos ingresos como no constitutivos de renta ni ganancia ocasional, es decir, que sobre ellos no se paga impuesto alguno.

Entre esos ingresos podemos encontrar:

• Aportes obligatorios a fondos de pensión
• Aportes voluntarios a los fondos de pensión siempre y cuando, sumados con los aportes obligatorios, no superen el 30% del ingreso laboral o tributario del año.
• Reembolso de gastos del trabajador
• Los pagos que el empleador pague a terceros por concepto de alimentación del trabajador o su familia, siempre y cuando el trabajador no devenga más de 15 salarios mínimos mensuales.
• La prima en colocación de acciones siempre y cuando se contabilice como superávit de capital.
• Indemnizaciones por daño emergente. Las indemnizaciones por lucro cesante si están gravadas.
• Los ingresos que se perciben como gananciales.
• Los dividendos y participaciones que reciban los socios, sierre y cuando eso dividendos y participaciones correspondan a utilidades que hayan sido declaradas en cabeza de la sociedad y por consiguiente hayan pagado impuesto en cabeza de la sociedad.

Estos ingresos deben ser declarados también, o bien en el renglón 45 o en el renglón 46, no hacerlo, significa restar dos veces el mismo valor, puesto que los ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional se restan de los ingresos brutos.

Renglón 52. Este es el resultado de restar a los ingresos brutos, las devoluciones y los ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional.

COSTOS
Se entiende por costos, las erogaciones y gastos imputables directamente a los productos vendidos, como la materia prima, insumos, materiales, mano de obra directa, energía, empaques, etc. El costo debe estar incluido dentro del producto final, debe hacer parte de el, y se puede recuperar al momento de la venta del producto.

Renglón 53. Corresponde a los valores que se encuentran en la cuenta o clase 6. No se deben incluir los costos imputables a las ganancias ocasionales, puesto que estos se declaran en un renglón específico.

Renglón 54. Corresponde a otros costos diferentes a los costos de venta.

Renglón 55. Corresponde al total de los costos del contribuyente.

DEDUCCIONES
Se consideran deducciones todas aquellas erogaciones necesarias para operar la empresa, como son los gastos de venta y los gastos de administración. Este tipo de erogaciones se diferencian de los costos en que no están presentes en el producto final.

Aspectos generales sobre las deducciones.

Para que desde el punto de vista fiscal una deducción sea procedente, se deben cumplir tres requisitos: Causalidad, proporcionalidad y necesidad con la generación del ingreso.

Necesidad: Se considera que un gasto es necesario para generar renta, cuando sin este no es posible operar. Por ejemplo. Es necesario para poder generar ingresos el pagar el salario a los empleados, pagar los servicios públicos, el arrendamiento, etc. No es necesario para generar ingresos la fiesta de cumpleaños que se le hace al jefe. Sin esa fiesta se puede generar ingresos.

Proporcionalidad: La proporción entre el ingreso y el gasto debe ser razonable. No puedo decir que para poder hacer una venta de 1.000.000 tuve que gastarme 2.000.000, evidentemente que aquí no existe proporcionalidad entre el gasto y el ingreso.

Causalidad: Existe causalidad cuando hay una relación causa efecto entre el gasto y el ingreso. Necesariamente para obtener un ingreso hay que incurrir en un gasto. Pero no se puede imputar un gasto a un ingreso que el gasto imputado no ha generado. Caso común es el de los gastos de ejercicios anteriores, los cuales no se pueden declarar, puesto que no se pueden imputar a un ingreso que no han generado. En el 2006 no se le puede imputar un gasto del 2004, puesto que en el 2006, ese gasto no genero ningún ingreso, y lo que se esta declarando son los ingresos del 2006, y no existe una relación de causalidad entre gasto del 2004 y el ingreso del 2006.

Así las cosas, lo primero que se debe hacer al llevar los gasto que hay en la contabilidad al formulario, es determinar si cada uno de esos gastos cumplen con estos requisitos.

Requisitos adicionales para la aceptación fiscal de las deducciones.

• Para poder deducir los gastos pagados por nómina, se debe haber pagado los respectivos aportes parafiscales y de seguridad social.
• Los impuestos no son deducibles. Para el 2006 solo es deducible el 80% del impuesto de industria y comercio efectivamente pagado. El 4×1.000 no se puede deducir.
• No se pueden deducir los gastos sobre los cuales no se tengan soportes validos (factura o documento equivalente).
• No se pueden deducir los gastos sobre los cuales no se practicó retención en la fuente existiendo la obligación de hacerlo.
• No se pueden deducir las deudas de difícil cobro pertenecientes a los socios de la empresa.
• No se pueden deducir las provisiones de inversiones, de inventarios ni de activos fijos. La única provisión que se puede deducir son las de cartera (Clientes).
• No se pueden deducir las multas y sanciones relacionadas con los impuestos.
• No se pueden deducir los intereses pagados a particulares o a empresas que no estén vigiladas por la Superintendencia financiera, si esos intereses superan la tasa de usura. Solo se puede deducir la parte que no exceda la tasa de usura.

Renglón 56. Corresponde a los gastos operacionales de administración, los pueden ser nómina de secretarias, personal administrativo, servicios públicos de la sección administrativa, etc. En la contabilidad corresponden a la cuenta 51.

Renglón 57. Gastos operacionales de venta, que son los que corresponden a los empleados y demás gastos imputables a las ventas, como lo de almacén, pedidos, entregas, etc., y en la contabilidad corresponden a la cuenta 52.

Renglón 58. El artículo 158-3 del Estatuto tributario, permite deducir para el 2006, el 30% de las inversiones hechas por el contribuyente en activos fijos productivos. Esta es una deducción netamente fiscal que no se lleva a la contabilidad y que es independiente a la depreciación. Los contribuyentes que utilicen este beneficio no se pueden acoger al beneficio de auditoria consagrado en el artículo 689-1 del Estatuto tributario.
A manera de ejemplo, supongamos que en enero de 2006, el contribuyente adquirió una maquina por valor de 10 millones. En este caso puede incluir como deducción especial por inversión de aditivos fijos el valor de 3.000.000. Además, puede solicitar la depreciación causada durante el 2006. Para el calculo de la depreciación de la maquina, no se debe restar los 3.000.000 de la deducción del 30%.

Renglón 59. Perdida por exposición a la inflación. Si como producto de aplicar los ajustes por inflación se genera una perdida, se incluye en este renglón. Recordemos que la perdida por exposición a la inflación se da cuando los activos no monetarios (que son los que se ajustan por inflación) son inferiores al patrimonio y los pasivos que puedan ser objeto de ajustes por inflación. En esta caso, el saldo de la cuenta corrección monetaria (4705) es saldo debito.

Renglón 60. Corresponde a otro tipo de deducciones diferentes a las anteriores que por lo general están en la cuenta 53 y 54.

Renglón 61. Corresponde a la sumatoria total de las deducciones.

RENTA

Renglón 62. Si los ingresos son mayores que los costos y las deducciones, se coloca el resultado de restar a los ingresos los costos y las deducciones. Esta diferencia se denomina renta liquida ordinaria.

Renglón 63. En este renglón se coloca la perdida del ejercicio.

Renglón 64. Corresponde a las compensaciones que el contribuyente puede hacer de las pérdidas fiscales que haya tenido en los años anteriores desde el 2003. Estas pérdidas las puede compensar dentro en los años siguiente a aquel en que se presentaron. No se pueden compensar perdidas originadas en ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional. Tampoco se pueden compensar las perdidas originadas en gastos que no tienen relación de causalidad con la generación de la renta gravable. Para el 2006, no se pueden compensar las perdidas originadas en la deducción del 30% en inversiones en aditivos fijos productivos. No se puede genera una nueva perdida con la compensación de perdidas, esto quiere decir, que se puede compensar perdidas de años anteriores, siempre y cuando no se genera una nueva perdida.

Renglón 65. Si ha habido utilidad, de la renta liquida ordinaria se restan las compensaciones y ese valor se coloca en este renglón. Si lo que hubo fue perdida, no se pueden incluir las compensaciones.

Renglón 66. Este renglón corresponde a la renta presuntiva.
El estado ha establecido una presunción que consiste en que: se presume que todos los contribuyentes del impuesto de la renta deben generar por lo menos un 6% de renta sobre su patrimonio líquido. Es decir, que para el estado, mi patrimonio líquido debió generar una renta de mínimo un 6% para el 2006.
La renta presuntiva se calcula tomando el patrimonio liquido del año inmediatamente anterior, es decir que en este caso, el patrimonio existente a 31 de diciembre de 2005. A este valor (una vez depurado) se le aplica el 6% y esa es la renta presuntiva del contribuyente.

Depuración de la renta presuntiva. Para determinar la base para calcular la renta presuntiva, al patrimonio líquido del contribuyente se le restan los siguientes valores:
1. Los primeros $391,012,000 de activos destinados al sector agropecuario sobre patrimonio liquido.
2. Los primeros $260,675,000 del valor de la vivienda del contribuyente.
3. El valor patrimonial neto de los aportes y acciones poseídos en sociedades nacionales;

4. El valor patrimonial neto de los bienes afectados por hechos constitutivos de fuerza mayor o caso fortuito, siempre que se demuestre la existencia de estos hechos y la proporción en que influyeron en la determinación de una renta líquida inferior;
5. El valor patrimonial neto de los bienes vinculados a empresas en período improductivo.

Exclusión de la renta presuntiva. Los siguientes contribuyentes no están sometidos a la renta presuntiva, es decir, no deben calcularla.

1) Las entidades del régimen especial de que trata el artículo 19.

2) Las empresas de servicios públicos domiciliarios.

3) Los fondos de inversión, de valores, comunes, de pensiones o de cesantías contemplados en los artículos 23-1 y 23-2 de este Estatuto.

4) Las empresas del sistema de servicio público urbano de transporte masivo de pasajeros, así como las empresas de transporte masivo de pasajeros por el sistema de tren metropolitano.

5) Las empresas de servicios públicos que desarrollan la actividad complementaria de generación de energía.

6) Las entidades oficiales prestadoras de los servicios de tratamiento de aguas residuales y de aseo.

7) Las sociedades en concordato.

8) Las sociedades en liquidación por los primeros tres (3) años

Renglón 67. Corresponde a las rentas exentas a que el contribuyente tenga derecho.

Entre las rentas exentas existentes tenemos:
1. Las rentas provenientes del arrendamiento de viviendas de interés social. (Ley 820 de 2003, Art. 41).
2. Las rentas de los cuerpos de bomberos (Ley 322 del 96, Art. 10)
3. El 25% de las rentas de trabajo (sueldos).
4. Indemnización por accidente de trabajo.
5. Lo recibido por gastos de entierro del trabajador.
6. Las que impliquen protección a la maternidad
7. El auxilio de cesantías y los intereses sobre cesantías siempre que el trabajador no gane mas de 7.033.000 mensuales.
8. Las pensiones siempre que no superen los 50 salarios mínimos mensuales.
9. Los gastos de representación de los docentes universitarios
10. Las rentas obtenidas en zonas francas (Solo hasta el 2006).

Renglón 68. Rentas gravables. Corresponde a cierto tipo de rentas como por ejemplo a la recuperación de deducciones (Deudas de difícil cobro, provisión de cartera, depreciaciones). Este tipo de deducciones son aceptadas fiscalmente, y al momento de recuperarse se deben declarar como una renta liquida especial que no puede ser afectada por deducción alguna. Supongamos que en el 2005, se solicitó como deducción una cartera incobrable por 1.000.000, pero resulta que en el 2006, el cliente se confesó con el cura y este le puso de penitencia pagar esa deuda. Así que la empresa en el 2006, debe incluir ese valor en el renglón 68, pues es una renta especial por recuperación de deducciones solicitadas en años anteriores.

Renglón 69. Este renglón corresponde a la renta liquida gravable. Para determinarla, en primer lugar se compara el renglón 65 (Renta liquida) con el 66 (Renta presuntiva), y el mayor de ellos se toma como renta del ejercicio, y a ese valor se le restan las rentas exentes y las gravables (Renglones 67 y 68).

Esto quiere decir, que se pagara sobre la renta mas alta entre la renta liquida y la renta presuntiva. Ejemplo. Un contribuyente obtiene una renta liquida de 10.000.000 y una renta presuntiva de 10.050.000. En este caso debe tomar la renta presuntiva como su renta gravable, por ser la más elevada.

GANANCIAS OCASIONALES

Renglón 70. Corresponde a los ingresos por ganancia ocasional. Se considera ganancia ocasional, por ejemplo los recibido por una herencia, una lotería o por la venta de activos fijos. Respecto a los activos fijos, para que se considere ganancia ocasional, el activo debe estar en poder del contribuyente por lo menos durante dos años, de lo contrario se considera renta ordinaria. Es ganancia ocasional todo aquel concepto que no pertenezca al giro ordinario del negocio del contribuyente.

Renglón 71. Corresponde a los costos y gastos imputables a los ingresos por ganancias ocasionales. Un ejemplo puede ser los gastos en que se incurren para poder conseguir la herencia o cobrar la rifa o lotería. Lo mismo que el costo del activo fijo vendido. Si yo vendo un activo fijo en 1.000.000 y en la contabilidad lo tengo registrado por 700.000, esos 700.000 son mi costo por ganancias ocasionales.

Renglón 72. Ganancias ocasionales no gravadas o exentas. Un ejemplo de este tipo de ganancias ocasionales exentas son los dineros recibidos por concepto de herencias por muerte o la porción conyugal en caso de divorcio, siempre y cuando estos no superen el valor de 46.884.000. El valor que supere este monto no es exento.

Renglón 73. Corresponde a la ganancia gravable neta, una ves descontados los cosos, gastos y la exenta.

LIQUIDACIÓN PRIVADA

Renglón 74. Corresponde al impuesto sobre la renta liquida gravable de renta, que resulta de aplicarle la tarifa del 35% sobre la renta liquida gravable (Renglón 69). En el caso de ser una persona natural, el impuesto será el que resulte de la aplicación de la respectiva tabla (Art. 241 E.T).

Renglón 75. Corresponde a los descuentos tributarios a que el contribuyente tiene derecho. Entre los posibles descuentos tributarios, tenemos los impuestos pagados en el exterior y el Iva pagado en la importación de maquinaria industrial.

Renglón 76. Impuesto neto de renta. Es el valor que resulta de restar los descuentos tributarios al impuesto calculado en el renglón 74.

Renglón 77. Para el 2006, se debe aplicar una sobretasa del 10% a la tarifa del 35%, es decir, que la sobre tasa corresponde al 10% del impuesto neto de renta.

Renglón 78. Corresponde al Impuesto al impuesto de ganancias ocasionales, a la tarifa del 35%, para las personas jurídicas, y para las personas naturales el valor que resulte de aplicar la respectiva tabla del artículo 241 del Estatuto tributario.

Renglón 79. Corresponde al impuesto de remesas, que es un impuesto por giros al exterior.

Renglón 80. Es la sumatoria del impuesto neto de renta, la sobretasa al impuesto de renta, el impuesto de ganancias ocasionales y el impuesto de remesas. Es lo que se conoce como total impuesto a cargo.

Renglón 81. Anticipo del impuesto de renta que se pago por el 2006. Este anticipo debió haberse pagado en el 2005.

Del anticipo del impuesto de renta: Todo contribuyente del impuesto a la renta esta obligado a pagar un anticipo por el año gravable siguiente, equivalente la 75% del impuesto renta que se determine en su liquidación privada.

El anticipo se calcula de la siguiente forma:

Al impuesto neto de renta y al complementario de patrimonio del año gravable, o al promedio de los dos (2) últimos años a opción del contribuyente, se aplica el porcentaje del 75%. Del resultado así obtenido se descuenta el valor de la retención en la fuente correspondiente al respectivo ejercicio fiscal, con lo cual se obtiene el anticipo a pagar.

En el caso de contribuyentes que declaran por primera vez, el porcentaje de anticipo de que trata este artículo será del veinticinco por ciento (25%) para el primer año, cincuenta por ciento (50%) para el segundo año y setenta y cinco por ciento (75%) para los años siguientes.

Ejemplo. En el 2005, se determina un impuesto neto de renta por 1.000.000, a ese valor le aplico un 75% lo cual me da 750.000. A este valor le resto las retenciones en la fuente que me hayan practicado en el 2005. (Supongamos 300.000), luego 750.000 – 300.000 da un valor de 450.000. Es decir, que el anticipo que se pagó para el 2006 fue de 450.000 que es el valor que debo incluir en el renglón 81.

Renglón 82. Aquí se coloca el saldo a favor resultante en la declaración de renta del 2005. Esto se da en el caso que en el 2005, no hubiera tocado pagar impuesto, sino que al contrario hubiere resultado un saldo a favor al contribuyente. Un saldo a favor resulta cuando las retenciones que le han practicado al contribuyente superan el impuesto de este. Recordemos que la retención en la fuente es un pago anticipado del impuesto de renta, por lo que puede suceder que mediante este mecanismo durante el año se pagó mas de lo que debía pagarse por impuesto, caso en el cual el estado debe devolver ese pago en exceso.

Renglón 83. Autorretenciones. Aquí se colocan las autorretenciones que el contribuyente se haya practicado. Como ya se hizo mención, la retención en la fuente es un mecanismo de cobro anticipado del impuesto de renta, y consiste en que cada vez que el contribuyente hace una venta, el cliente le retiene un determinado porcentaje. Pero existen grandes empresas que han sido clasificadas mediante resolución como grandes contribuyentes, que por su calidad, nadie les practica retención sino que ellos mismos se la practican, y eso es lo que se llaman autorretenciones.

Renglón 84. Otras retenciones. Corresponde a las retenciones en la fuente que le han practicado al contribuyente durante todo el año. Es el mismo valor que se encentra en la cuenta 135515.

Renglón 85. Pues es la suma de las retenciones y las autorretenciones.

Renglón 86. Corresponde al anticipo que se debe hacer por el impuesto del año siguiente, es decir, que se debe hacer un pago anticipado del impuesto del año 2007. Este se calcula según lo ya explicado en el renglón 81.

Renglón 87. Corresponde al saldo a pagar por impuesto. Al impuesto a cargo se le resta el anticipo que en el 2005 se hizo por el 2006, se resta el saldo a favor que hubiere resultado en el 2005, y se le restan las retenciones en la fuente que se le hubieren practicado al contribuyente durante el 2006. Luego se suma el anticipo que se debe hacer del impuesto correspondiente al 2007.

Renglón 88. En este renglón se colocan las sanciones a que haya lugar.

Sanciones: Existen numerosas sanciones en materia tributaria, pero en este caso abordaremos las sanciones que deben ser liquidadas por el mismo contribuyentes, y la sanción por libros de contabilidad.

Sanción por extemporaneidad. Las declaraciones tributarias se deben presentar en las fechas que para el efecto señale el estado. Si no se presentan dentro de esas fechas, si se presentan después, se configura la sanción por extemporaneidad, lo cual implica pagar una sanción equivalente al 5% del total del impuesto a cargo sin exceder del 100% del impuesto a cargo por cada mes o fracción de mes de retardo. Ejemplo: Se presenta una declaración una semana después de vencer la fecha para hacerlo, y el impuesto a cargo (Renglón 80 del formulario), es de 1.000.000. La sanción será del 5% por mes o fracción de mes, y como una semana es una fracción de mes, el valor de la sanción será de 50.000.

Si la presentación de la declaración se hace después de emplazamiento de la Dian, la sanción no será del 5% sino del 10% por cada mes o fracción de mes de retardo. Se entiende que hay emplazamiento de la Dian, cuando esta mediante un oficio notifica al contribuyente que debe presentar la declaración, así que es mejor hacerlo voluntariamente porque así la sanción es mejor.

Sanción por corrección. Cuando una declaración se presenta con errores, bien puede ser por omitir ingresos, o por incluir costos y deducciones si facturas, se debe corregir la declaración, pagando una sanción del 10% del mayor saldo a pagar o del menor saldo a favor. Ejemplo: la declaración inicial se presentó con un saldo a pagar de 5.000.000, luego se corrige la declaración y el nuevo saldo a pagar es de 7.000.000, en este caso se calcula como sanción el 10% sobre ese mayor valor, es decir sobre 2.00.000, lo que da un valor de 200.000. Además de pagar ese mayor valor del impuesto y de la sanción, se debe pagar intereses sobre el mayor valor del impuesto, es decir, sobre los 2.000.000 una tasa de intereses que al día de hoy (abril de 2007) está en un 25.12% anual.

Igual que en la sanción por extemporaneidad, si la corrección se hace después que la Dian notifica al contribuyente que debe corregir la declaración, la sanción ya no es del 10% sino del 20%. Esto nos da un mensaje que siempre es mejor corregir voluntariamente, pues sino se hace, la sanción resulta mas gravosa.

Sanción irregularidades en la contabilidad. Sin perjuicio del rechazo de los costos, deducciones, impuestos descontables, exenciones, descuentos tributarios y demás conceptos que carezcan de soporte en la contabilidad, o que no sean plenamente probados de conformidad con las normas vigentes, la sanción por libros de contabilidad será del medio por ciento (0.5%) del mayor valor entre el patrimonio líquido y los ingresos netos del año anterior al de su imposición sin exceder 20.000 UVT ($401.436.000).
Cuando la sanción a que se refiere el presente artículo, se imponga mediante resolución independiente, previamente se dará traslado del acta de visita a la persona o entidad a sancionar, quien tendrá un término de un (1) mes para responder.
Parágrafo. No se podrá imponer más de una sanción pecuniaria por libros de contabilidad en un mismo año calendario, ni más de una sanción respecto de un mismo año gravable.

Como se puede ver, además de la sanción por libros, la Dian puede rechazar los costos y gastos que no tengan los respectivos soportes, situación que es común en quienes no llevan contabilidad o no la llevan de debida forma.

Sanción mínima. Una vez calculadas las sanciones del caso, y si la sanción es muy pequeña, se debe pagar como mínimo para el 2007, el valor de 210.000 por concepto de sanciones, es decir que ninguna sanción tributaria puede ser inferior a 210.000.

Renglón 89. Corresponde al total del impuesto que el contribuyente debe pagar.

Renglón 90. Aquí se coloca el saldo a favor en el caso que así resultare.

PAGOS

Renglón 91. Se incluye aquí lo pagado por concepto de sanciones.

Renglón 92. Corresponde al valor pagado por concepto de intereses de mora.

Renglón 93. Corresponde al valor que se paga por concepto de impuestos.

SIGNATARIOS (Los que deben firmar la declaración)

Renglón 94. Aquí se escribe el número de identificación tributaria del representante del contribuyente o declarante. Si se trata de una empresa, el que debe firmar es el gerente o quien figure como representante legal en el registro mercantil. Si se trata de una persona natural, es ella misma quien debe firmar.

Renglón 95. Corresponde al digito de verificación del representante del contribuyente o declarante.

Renglones 96. 97, 98, 99. Se debe escribir el nombre de quien representa al contribuyente o declarante. Se debe escribir tal cual figura en el Rut.

Renglón 100. Corresponde al número de identificación tributaria del revisor fiscal o el contador publico. Recordar cuanto una empresa esta obligada a tener contador o revisor fiscal.

Renglones 102, 103, 104, 105. Corresponde al nombre completo del revisor fiscal o contador publico según figura en el Rut.

Renglón 981. Código de representación (figura en el Rut) y firma del representante del contribuyente o declarante.

Nota: Tenga presente que si una declaración no se firma por quienes deben firmarla, se considera no presentada, lo que implica que se debe volver a presentar, presentación que ya es extemporánea y se debe calcular la respectiva sanción por extemporaneidad.

Renglón 980. Aquí se coloca el valor total del pago (Intereses, sanciones e impuesto).

No es obligatorio que el contribuyente al momento de presentar la declaración de renta, pague los impuestos, sanciones o intereses. La declaración se puede presentar sin pago, pero eso significa que en un futuro cuando la vaya a pagar, debe pagar intereses de mora.

Igualmente, si el contribuyente no paga, no se puede acoger al beneficio de auditoria de que trata el artículo 689-1 del Estatuto tributario.

Lo anteriormente expuesto es aplicable para el año gravable 2007, puesto que muchos conceptos aquí incluidos, fueron modificados por la ley 1111 de 2006, los cuales serán aplicables para la declaración de renta del 2007 que se debe presentar en el 2008.

Autor: Laura Pinto García

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


2 Opiniones
  1. amparo dice:

    deberian poner una guia real de como se hace la declaracion de renta
    en exel....
    mi correo es: amparo_0091@hotmail.com ayudenme!!! es urgente :(

    gracias

  2. juan calderon acosta dice:

    señora laura pinto garcia.
    respetuosamente le infformo que en sus ejercicios de sancion por extemporaneidad ud esta liquidando la sancion y le da menos de la sancion minima (art 639 ET) que es de 10 uvt y para los ejercicios que palntea en ningun caso lo esta resaltando. agradesco que cuando suba informacion a esta pagin la haga de forma veraz ya que hay muchos que nos guiamos de ella. gracias

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.