Aumenta la operatividad contable, las obligaciones tributarias y los anticipos de impuestos

La esperada simplificación fiscal se ha convertido en nuevas obligaciones y procedimientos tributarios que pese a la previa presentación de los llamados proyectos de ley y decretos, éstos no consultan ni tienen en cuenta la realidad operativa y económica de todos los contribuyentes, responsables o agentes retenedores; en mi opinión debería existir un mecanismo de control para la revisión de esa normatividad antes de entrar en vigencia, donde se evalúe sus incidencias y los resultados de esas evaluaciones sean tenidas en cuenta buscando legislar y reglamentar a favor del equilibrio de nuestro sistema económico.

Aunque las nuevas obligaciones en materia tributaria son posibles de cumplir, éstas tienen como consecuencia el aumento de la operatividad contable, debido que a partir del 1 de mayo de 2013 se deberá crear unas nuevas subcuentas en el activo 1355 – Anticipo de impuestos y contribuciones o saldos a favor y en el pasivo 2365 – Retención en la fuente, con el fin de contabilizar las tres tarifas de retención en la fuente a título del impuesto sobre la renta para la equidad – CREE y así poder identificar, clasificar, calcular, registrar e informar todos las operaciones, hechos o transacciones económicas donde se deberá practicar la nueva retención.

Sumado a lo anterior otro aspecto que aumenta aún más la operatividad contable es la no existencia de base mínima sujeta a retención por CREE, debido a que la ley ni el decreto reglamentario que estableció el sistema de retención previeron señalarla, en consecuencia se deberá entender que la RETECREE se practicara sobre cualquier valor, situación que obliga la modificación de los reglamentos de las cajas menores o fondos fijos donde se realizan pagos de menor cuantía, así como también capacitar al personal responsable de su manejo.

Adicionalmente con la emisión de ese Decreto 0862 del 26 de abril de 2013 es necesario anticipar aún más el cierre contable, para de esa manera poder cumplir con las nuevas obligaciones tributarias de presentar la declaración del RETECREE y realizar su respectivo pago.

Otra de las nuevas obligaciones por parte de los agentes retenedores (compradores de bienes y servicios) del RETECREE será emitir los certificados de retención y por parte de los sujetos pasivos (vendedores de bienes y servicios) solicitarlos, en ambos casos se deberá realizar las correspondientes actividades de control, como por ejemplo certificar lo declarado y pagado, así como también contabilizar los respectivos anticipos de impuestos, y la elaboración de la conciliación de los valores retenidos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.