Ayudas sociales no sólo son para los pobres

Históricamente se ha creído que las ayudas sociales que provee el estado son sólo para los pobres, pero probablemente no sea así, y en cambio, la mayor ayuda social por parte del estado sea dirigida a los sectores económicamente más pudientes.

El estado destina algunos miles de millones en subsidios de un tipo y de otro para las personas de menos recursos, lo cual por supuesto está bien aunque tenga un enfoque asistencialista que no ayuda a superar las circunstancias y causas de la pobreza, sino que eterniza la condición de pobre, pero eso ya es otro asunto, pero pasamos por alto que el estado está otorgando millonarios subsidios y ayudas sociales a sectores que de pobreza no sufren.

Lo que sucede es que este tipo de asistencia social a quienes no sufren la consecuencia de la pobreza no tiene el nombre de subsidio ni de ayuda, puesto que ello haría que los críticos evidenciaran el asunto y por supuesto lo criticarán encarecidamente.

Este tipo de asistencialismo estatal viene con el nombre de exención de impuestos, rescate con dinero público de grandes empresas en riesgo de quiebra, especialmente si se trata de entidades financieras, construcción de infraestructura específicamente para beneficiar una empresa, una multinacional, etc.

El dinero que el estado entrega a estos sectores, o que no les cobra, que viene a ser lo mismo, suele ser mucho más del que regala a quienes viven en la extrema pobreza, por lo que moralmente debería ser reprochable, sin embargo, por la habilidosa forma en que el estado ayuda a quienes nunca han sufrido las consecuencias de la pobreza sino que por el contrario mantienen muy buenos saldos en sus cuentas bancarias, la sociedad no repara en ello y nunca se discute la necesidad o la pertinencia de otorgar este tipo de ayudas, pero una cosa es clara: el estado si regala dinero a los sectores dominantes, lo que pasa es que no lo advertimos o no hacemos conciencia de ello.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.