Bajar el precio de los combustibles beneficia a 14 millones de conductores y perjudica a millones de viejitos

El diario El Tiempo publica hoy un editorial en el que expone el alto costo de bajar el precio de la gasolina, en donde se afirma que con ello se beneficiarían a 14 millones de conductores pero perjudicaría a millones de viejitos y familias pobres que reciben el auxilio de familias en acción.

Aparte de los datos que aporta y que pueden ser entendibles según el punto de vista del lector (ahí está la clave de todo), en realidad se trata de un genuino ejemplo de cómo crear líneas de opinión en favor de ciertos  intereses (manipulación le llaman algunos), presentando la información de tal manera que se envía un mensaje claro y fuerte al lector para que este cambie de percepción frente un asunto determinado.

Ese editorial está enviando el mensaje alto y claro de que el elevado precio de la gasolina sólo afecta a los conductores, a los que tiene carro, es decir a los ricos, y que ese alto precio de la gasolina se justifica en que con esos recursos se ayudan a los viejitos desamparados, a los niños huérfanos y  la familias pobres. Vamos, resulta que en el gobierno tenemos un auténtico Robin Hood que les quita la plata  a los ricos para entregársela a los pobres. Si no es por El tiempo no nos hubiéramos enterado. Y enverad, un gobierno así  merece toda la consideración y por tanto en lugar de cuestionar la política de precios de los combustibles se debe apoyar, puesto que todo es por una buena causa. Ningún gobierno se atreve a ese, sólo el nuestro.

El papel de los medios y los columnistas es precisamente crear líneas de opinión, y más que medios informativos son eso, formadores de opinión, de opiniones en favor de los intereses que representan, y  quien lee más allá de las palabras escritas, tiene claro cuáles son esos intereses.

Los medios de comunicación que se prestan a esto, no sólo publican columnas convenientemente redactadas para cambiar opiniones y tendencias (encuestas, por ejemplo), sino que silencian la contraparte. Por ejemplo, recuérdese que en  el reciente paro agrario medio país estaba paralizado y los periódicos y noticieros de televisión no se habían enterado. Sobra decir que sí lo sabían pero su línea editorial no les permitía darlo a conocer, puesto que el plan  era hacerle creer a la gente que ese tal paro no existía y a ese propósito se unieron  todos los medios de comunicación tradicionales. Ocultar la verdad incómoda y decir mentiras piadosas o medias verdades,  es la forma en que los medios de comunicación trabajan en favor de sus patrones, y desgraciadamente es mucha gente la que no se entera de ello y quizás ese sea el problema.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.