Banca privada o banca personalizada

En el mundo financiero existen bancos especializados en prestar servicios bancarios personalizados a clientes con cierto perfil que les resulta atractivo a determinados  bancos, por lo que ha surgido un segmento de banca privada, no en el entendido de bancos del sector privado, o que ofrezcan especial confidencialidad o privacidad, sino en bancos que sólo aceptan a ciertos clientes y los tratan de forma personalizada y a los que asignan un gestor de cuenta que se encarga de asesorarlos personal y directamente.

Este tipo de bancos privados están relacionados con el sistema financiero Offshore, aunque no necesariamente se trate de bancos ubicados en paraísos fiscales o que tengan como negocio principal operar en ese medio, pero sí lo son la mayoría y están muy bien conectados con el mundo offshore y son especialistas en operar y gestionar recursos en paraísos fiscales.

Estos bancos están ubicados principalmente en Suiza, Andorra, Mónaco, Liechtenstein, Gibraltar, Singapur, Hong Kong,  Islas Caimán, Las bermudas, Belice e incluso en Panamá en menor grado.

¿Quiénes pueden ser clientes de un banco privado?

Aquí la pregunta interesante. Como es de suponer, sólo quienes tienen suficiente dinero como para despertar la atención de un banquero pueden aspirar a ser clientes de un banco privado.

Si bien algunos pancos aceptan clientes con sumas desde 10.000 a 100.000 dólares, la mayoría de los bancos sólo aceptan clientes con sumas muy superiores a 100.000 dólares y preferiblemente que el monto supere el 1.000.000 de dólares, de hecho, hay bancos que  sólo abren cuentas con un monto mínimo de 1.000.0000 de dólares, cuentas a las que le asignan un gestor que tiene contacto directo con el cliente.

¿Qué beneficios representa ser cliente de un banco privado?

Un banco privado opera al más alto nivel  y cuenta con las mejores conexiones para hacer negocios y realizar inversiones, que es el objetivo principal de un banco privado.

Un banco privado no abre una cuenta de ahorros para guardar el dinero del cliente. Un banco privado se especializa en invertir en casi todo tipo de negocios a nivel global, desde el negocio financiero, de acciones y divisas, hasta el comercio de armas e incluso muchos van más allá facilitando contrabando y lavado de dinero.

Quien abre una cuenta en un banco privado tiene la posibilidad de obtener muy buenos rendimientos, por cuanto el banco y el gestor personal de la cuenta se encargaran de recomendar o hacer directamente inversiones que por lo general suelen ser muy atractivas gracias a las conexiones de alto nivel con que cuentan estos bancos.

No se debe perder de vista que los directores de estos bancos trabajan o han trabajado para los gobiernos de naciones como USA, Inglaterra, Francia o Alemania,  e instituciones como el FMI o el banco mundial,  por lo que tienen acceso a información privilegiada para privilegiados. Un negocio redondo al alcance de quienes tengan la capacidad de ser clientes de un banco privado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.