Banco mundial

Entre las consecuencias dramáticas de la II Guerra Mundial está la devastación de Europa. Ciudades como Berlín, Londres, Varsovia, etc. quedaron completamente destruidas. Fue con el fin de reconstruir Europa con el que se creó el BIRF (Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento). Su creación se pactó en los Acuerdos de Bretton Woods, al igual que la del FMI (Fondo Monetario Internacional). Sin embargo, desde su creación hasta el día de hoy el BIRF fue creciendo y ampliándose, formándose el actual GBM (Grupo del Banco Mundial), perteneciente a la ONU.

Composición y estructura del Banco Mundial

Además del BIRF, el GBM está compuesto por otros cuatro organismos: la AIF (Asociación Internacional de Fomento), la CFI (Corporación Financiera Internacional), el OMGI (Organismo Multilateral de Garantía de Inversión y el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones).

El GBM está gobernado por la Junta de Gobernadores, la cual está formada por los representantes de cada país miembro (cuenta con 186 países miembros). Por su parte, el Directorio Ejecutivo, formado por 24 miembros (12 titulares y 12 suplentes) se encarga del desarrollo de los proyectos y de las iniciativas del Banco. Este órgano de gobierno está dirigido por el presidente. Este es elegido por todos los miembros del GBM y su función es muy similar a la de un jefe de personal. Este cargo lo ocupa en la actualidad Jim Yong Kim.

Funciones del Banco Mundial

Las funciones del GBM están diseminadas entre los distintos organismos que componen el grupo. Así, el BIRF, organismo principal del GBM, tiene como misión disminuir la pobreza en aquellos países que se encuentran en vías de desarrollo y en los de mediano ingreso que tienen capacidad crediticia. Para hacer tal cosa les brinda a estos países asesoría financiera.

La AIF está compuesta por los países miembros más ricos, quienes proporcionan al GBM aportaciones económicas para que los países en vías de desarrollo puedan conseguir financiación en condiciones más ventajosas que las del mercado.

La CFI se encarga de dar préstamos al sector privado para que inviertan en países en vías de desarrollo. Se trata de préstamos con las máximas garantías.

El OMGI promueve la inversión de capitales extranjeros en países subdesarrollados, ofreciéndole a los inversores las máximas garantías contra riesgos extracomerciales, tales como guerras, disturbios, expropiaciones, etc.

El CIADI, por su parte, se encarga de velar por las inversiones de capital extranjero en los países en vías de desarrollo, prestando especial atención a la legislación relativa a inversiones, tanto la legislación de cada país en el que se realizan inversiones, así como la internacional.

Impacto en las políticas económicas y monetarias del BGM

La observación de las funciones de los organismos que componen el BGM aporta pistas acerca de la ideología que se oculta tras ellas. En efecto, están pensadas principalmente en incentivar, proteger y garantizar la rentabilidad de las inversiones de capital privado, empresas, en países en vías de desarrollo.

Para defender los intereses de los inversores extranjeros, desde el banco mundial se han impuesto a los países en vías de desarrollo políticas basadas en la austeridad del sector público, lo que ha afectado negativamente a la economía de estos países, así como a las condiciones de vida de sus habitantes. Por otra parte, para que las inversiones sean atractivas a los capitales privados, el GBM trabaja en connivencia con el FMI (Fondo Monetario Internacional), de tal modo que este presiona a los países en vías de desarrollo para que suban los tipos de interés, con el objetivo de sostener los tipos de cambio para hacer las atractivas las inversiones en el país en cuestión.

Las políticas del BGM en materia económica y monetaria han resultado desastrosas en todos los países en los que se han llevado a cabo. No obstante, los inversores siempre obtuvieron importantes beneficios.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.