Bases SI, cuantías NO, La Dian puntualiza el tema de las autorretención por CREE

Hace unos días se empezó a gestar la discusión, si para efectos de la autorretención a título de CREE operaba un monto mínimo sobre el cual no se practicase retención en la fuente, considerando que en términos generales para efectos del impuesto de renta no hay retención por compras inferiores a 27 UVT y servicios inferiores a 4 UVT.

Pues bien, la DIAN mediante el concepto 59385 del 19 de septiembre hace precisión y arguye que NO EXISTEN CUANTÍAS MÍNIMAS de retención pero si existen BASES para calcular la misma. Veamos los argumentos:

el decreto 1828 de agosto 27 de 2013, reglamentó los artículos 26, 27 y 37 de la ley 1607 de 2012, y derogó el decreto 862 de abril 26 de 2012, estableciendo y regulando únicamente el sistema de autorretención, para los ingresos gravados con él CREE que obtengan los sujetos pasivos del mimo.

De manera concordante precisa que, la autorretención de este impuesto se liquidará sobre cada pago o abono en cuenta realizado al contribuyente sujeto pasivo de este tributo, de acuerdo con las actividades económicas y las tarifas allí establecidas.

En el artículo 4 del mencionado decreto 1828 de 2013, estableció lo referente a las bases especiales para calcular la retención, tomando para ello las establecidas en el impuesto sobre la renta y complementarios y haciendo algunas precisiones particulares para ciertas actividades.

ARTICULO  4.  BASES  PARA  CALCULAR  LA  Retención  DEL  IMPUESTO  SOBRE  LA  RENTA  PARA  LA  . EQUIDAD - CREE.  Las  bases  establecidas en  las normas vigentes  para  calcular la  retención  del  impuesto sobre  la renta serán aplicables igualmente para practicar la autorretención del impuesto sobre la renta  para la  equidad CREE,  , prevista en este Decreto.

No  obstante  lo  anterior,  en  los  siguientes  casos,  la  base  de  autorretención  del  impuesto  sobre  la  renta  para  la equidad - CREE se efectuará de conformidad con  las siguientes reglas: 

Al referirse a las bases para calcular la retención de CREE y tomar en cuenta las existentes en renta, quiso el reglamento reconocer aquellos casos en que la autorretención no puede efectuarse sobre el ingreso nominal sino sobre lo que en efecto sea gravado para el sujeto pasivo, es decir que en algunos casos será necesario una depuración, para obtener así la base a la cual se aplica la tarifa.

Sin embargo, frente a las cuantías mínimas a partir de la cuales deba hacerse retención, que están previstas para el impuesto sobre la renta y complementarios, el decreto en mención, no hico expresa consagración, y es que no debe olvidarse que es distinta la base de retención , de la cuantía o valor mínimo a partir del cual debe hacerse autorretención.

En este punto consideramos importante mencionar solo un ejemplo que ayude a comprender la diferencia. El decreto 2775 de 1983 que dictó unas disposiciones en materia de retención en la fuente del impuesto sobre la renta, en el inciso 3 del artículo 1 distingue entre cuantías mínimas y bases para la retención en los siguientes términos:

Cuando los intereses a que se refiere el inciso 2 del artículo 1 del decreto 2715 de 1983 correspondan a un interés diario de veintisiete pesos ($27.oo) o más, para efectos de la retención en la fuente se considerará el valor total del pago o abono en cuenta. La base y la tarifa aplicables serán las previstas en el decreto 2026 de 1983

Entonces los conceptos de base y cuantía mínima son disimiles y dado que las establecidas para efectos del impuesto sobre la renta y complementarios, no pueden ser tomadas por analogía en este nuevo impuesto, se concluye que para efectos de la autorretención del impuesto sobre la renta para la equidad CREE, no existen cuantías mínimas y en consecuencia esta procede sobre el cien por ciento (100%) del pago o abono en cuenta efectuado al sujeto pasivo

Por lo tanto el concepto es claro bajo el entendido de que sobre cualquier ingreso gravable de CREE se debe realizar autorretención en la fuente observando las bases gravables especiales pero indiferentemente del valor de la operación.

Entendemos el querer de la administración en el sentido de hacendario de optimizar el recaudo, pero no comprendemos como se perjudica en primera medida el flujo de caja de las empresas, pues no todas venden a agentes retenedores sino a personas naturales, y ahora la única luz de esperanza para no ver afectado el disponible en las empresas se ve opacada por la doctrina de la Dian.

En su momento, sugerimos una tarifa única de retención en la fuente asimilada al impuesto de renta con una tarifa del 0.5% y un anticipo para el caso de las empresas que emplean poca mano de obra correspondiente al 1% restante.

Para  descargar el concepto haga clic AQUI

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.