Inicio » . » (15 / 03 / 2009 )

Bienes sustitutivos y complementarios en microeconomía

En microeconomía, algunos bienes son clasificados como sustitutivos o complementarios, en función de la respuesta del consumidor respecto al cambio de algunas variables como el precio.

Un bien o servicio complementario es aquel que se utiliza junto con otro, y un bien sustitutivo es el que  se utiliza en lugar de otro.

Un ejemplo claro de bienes complementarios, es el computador y los sistemas operativos.  Quien utiliza un computador, necesariamente tendrá que utilizar un sistema operativo. Son productos que se complementan, que se requiere de su concurso para poder que el usuario logre la satisfacción que lo motivó a compras los productos.

En este caso, si el precio de un bien se incrementa, es posible que la demanda del bien complementario disminuya.
Si el precio de los computadores aumenta, disminuirá la compra de computadores y con ello disminuirá la compra de sistemas operativos, o el consumidor opte por un sistema operativo gratuito.

Respecto a los bienes sustitutivos, un ejemplo sería el automóvil y la motocicleta. Una persona para movilizarse puede utilizar un automóvil o una motocicleta. El automóvil puede ser sustituido por la motocicleta o viceversa.

En este caso, cuando el precio de un bien aumenta, se incrementa el número de unidades vendidas del sustituto. Si el precio de los automóviles se incrementa por encima de la capacidad de pago de un cliente, este comprará un medio que lo sustituya por cuanto el bien sustituto incrementará sus ventas.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.