Cajas de compensación familiar, fondos de empleados y asociaciones gremiales en el impuesto a la riqueza

Dispone el artículo 292-2 del Estatuto Tributario que el impuesto a la riqueza por los años 2015, 2016, 2017 y 2018, estará a cargo de:

“1. Las personas naturales, las sucesiones ilíquidas, las personas jurídicas y sociedades de hecho, contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios.

(…)

Parágrafo 2°. Para el caso de los sujetos pasivos del impuesto a la riqueza que sean personas jurídicas y sociedades de hecho, sean nacionales o extranjeras, el impuesto a la riqueza desaparece a partir del 1° de enero del año 2018 inclusive”.

A su turno el artículo 19-2, del mismo Estatuto, señala que “son contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, las cajas de compensación familiar, los fondos de empleados y las asociaciones gremiales, con respecto a los ingresos generados en actividades industriales, comerciales y en actividades financieras distintas a la inversión de su patrimonio, diferentes a las relacionadas con salud, educación, recreación y desarrollo social.”

Recuérdese que las asociaciones gremiales, conforme a la modificación introducida por la ley 863 de 2003 al artículo 19 de Estatuto Tributario, son contribuyentes del régimen tributario especial respecto de sus actividades industriales y de mercadeo.

Desde el punto de vista del sometimiento al tributo, resulta claro – entonces – que las cajas de compensación familiar, los fondos de empleados y las asociaciones gremiales al ser contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, son en consecuencias sujetos pasivos del impuesto a la riqueza.

Pero la particularidad de estas figuras asociativas, en relación con el citado impuesto, está dada en términos de la base gravable toda vez que ésta “en el caso de las cajas de compensación, los fondos de empleados y las asociaciones gremiales, estará constituida por el valor del patrimonio bruto del contribuyente poseído a 1° de enero de 2015, a 1° de enero de 2016 y a 1° de enero de 2017 menos las deudas a cargo del contribuyente vigentes en esas mismas fechas, siempre que, tanto el patrimonio bruto como las deudas, se encuentren vinculados a las actividades sobre las cuales tributan como contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios”. 

Resulta ser relevante, por tanto, precisar cuáles son esas actividades que generan el sometimiento al impuesto sobre la renta, de las aludidas entidades, y para cuyo caso los primeros referentes han de ser los mencionados artículos 19 y 19-2 del Estatuto Tributario.

No obstante lo anterior, y para la plena identificación de las citadas actividades, ha de acudirse a los debidos reglamentos de cada uno esos referentes normativos, a saber: 

  • Para las cajas de compensación familiar y fondos de empleados: 

“Para efectos de lo dispuesto en el articulo 19-2 del estatuto tributario, los contribuyentes del impuesto sobre la renta allí señalados, deberán llevar en su contabilidad cuentas separadas para las actividades industriales, comerciales, financieras distintas a la inversión de su patrimonio, y diferentes a las relacionadas con salud, educación, recreación y desarrollo social.

Para tal efecto se consideran:

  1. Actividades industriales. Las de extracción, transformación o producción de bienes corporales muebles que realicen en forma habitual, incluidos aquellos bienes corporales muebles que se convierten en inmuebles por adhesión o destinación.
  2. Actividades comerciales. Las actividades definidas como tales por el Código de Comercio.
  3. Actividades financieras. Las actividades de captación y colocación de dineros del público en general, en forma habitual”. Artículo 1 decreto 433 de 1999                                 
  • Para asociaciones gremiales (enmarcadas dentro del artículo 19 del E.T.): 

“(…)

Parágrafo 1°. Para los fines del numeral 3° del presente artículo se entiende por actividades industriales las de extracción, transformación o producción de bienes corporales muebles que se realicen en forma habitual, y por actividades de mercadeo la adquisición habitual de bienes corporales muebles para enajenarlos a título oneroso”.  Artículo 1 decreto 4400 de 2004. 

Acorde a lo expuesto, no sobra reiterar que en las cajas de compensación familiar y en los fondos de empleados la base gravable del impuesto a la riqueza está determinada por patrimonio bruto menos las deudas, vinculados ambos a las actividades industriales, comerciales y financieras (conforme al artículo 1 del decreto 433 de 1999); mientras que para las asociaciones gremiales, será la misma base gravable (patrimonio bruto menos deudas), pero en relación con las actividades industriales y de mercadeo desarrolladas por tales entidades (ello con sujeción a lo indicado en el artículo 1 del decreto 4400 de 2004).

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.