Cálculo de la renta exenta del 25%, para los eventos de salario integral

Conforme al numeral 10 del artículo 206 del E.T., se encuentra exento del impuesto sobre la renta “el veinticinco por ciento (25%) del valor total de los pagos laborales, limitada mensualmente a doscientas cuarenta (240) UVT.

El cálculo de esta renta exenta se efectuará una vez se detraiga del valor total de los pagos laborales recibidos por el trabajador, los ingresos no constitutivos de renta, las deducciones y las demás rentas exentas diferentes a la establecida en el presente numeral”.  (Resaltado por fuera del texto)

Así las cosas, y para los eventos de salario integral, bien podría colegirse que el cálculo, de la aludida renta exenta, debiese hacerse sobre el valor total de ese salario, sin necesidad de acudir a la detracción del factor prestacional de que trata artículo 132 del Código Sustantivo del Trabajo (modificado por el artículo 18 de la ley 50 de 1990).

En tal sentido, se consulta a la Administración Tributaria si “La renta exenta del veinticinco por ciento (25%) a que se refiere el numeral 10° del artículo 206 del Estatuto Tributario, se calcula sobre el salario integral total o previamente se debe detraer el factor prestacional?

Para el entendimiento, pues,  de la temática propuesta y del por qué del interrogante formulado (y de la respuesta dada por el Ente Oficial), es pertinente recordar que acorde al numeral 2 del artículo 132 de C.S.T. “(…) En ningún caso el salario integral podrá ser inferior al monto de diez (10) salarios mínimos legales mensuales, más el factor prestacional correspondiente a la empresa que no podrá ser inferior al treinta por ciento (30%) de dicha cuantía. El monto del factor prestacional quedará exento del pago de retención en la fuente y de impuestos” (Resaltado por fuera del texto)

En ese orden, es debido anotar – también – que en presencia del artículo 96 de la ley 223 de 1995 el mencionado numeral 10 consagraba:

“10. el treinta por ciento (30%) del valor total de los pagos laborales recibidos por los trabajadores, sumas que se consideran exentas.

(…)

PARÁGRAFO 2°. La exención prevista en el numeral 10° no se otorgara sobre las cesantías, sobre la porción de los ingresos excluida o exonerada del impuesto de renta por otras disposiciones, ni sobre la parte gravable de las pensiones. La exención del factor prestacional a que se refiere el artículo 18 de la Ley 50 de 1990 queda sustituida por lo previsto en este numeral.

...”. (Resaltado por fuera de texto)

Así mismo, es de tenerse en cuenta que posteriormente el artículo 17 de la ley 788 de 2002 dispuso:

“10. El veinticinco por ciento (25%) del valor total de los pagos laborales, limitada mensualmente a cuatro millones de pesos (hoy 240 UVT)”

Por último, ha de traerse a colación que del artículo 6 de la ley 1607 de 2012, modificó – nuevamente - el citado numeral 10 del artículo 206 del Estatuto Tributario, indicando que:

“10. El veinticinco por ciento (25%) del valor total de los pagos laborales, limitada mensualmente a doscientas cuarenta (240) UVT. El cálculo de esta renta exenta se efectuará una vez se detraiga del valor total de los pagos laborales recibidos por el trabajador, los ingresos no constitutivos de renta, las deducciones y las demás rentas exentas diferentes a la establecida en el presente numeral.”

El anterior recorrido normativo, para verificar que si bien la ley 50 de 1990 (en la modificación hecha al artículo 132 del C.S.T.) contemplaba un tratamiento preferente para el factor prestacional del salario integral (en cuanto a su no sometimiento a retención en la fuente e impuesto de renta), a partir de la ley 223 de 1995 – y hasta la ley 1607 de 2012 – sea consagrado un renta exenta de orden general (referida al valor total de los pagos laborales”), sin tener presente el mencionado factor prestacional.

Es decir, el artículo 18 de la ley 50 de 1990 consideraba exento el factor prestacional propio del salario integral; entre tanto que las disposiciones posteriores, en abandono de ese presupuesto inicial, han consagrado una renta exenta fundamentada en el valor total de los pagos laborales, independientemente de si se trata o no del salario contenido en el artículo 132 del C.S.T.

En tal sentido, y haciendo alusión al expuesto recorrido jurídico, la Administración sostiene que “dado que en virtud de lo dispuesto por el artículo 96 de la Ley 223 de 1995, la exención sobre el factor prestacional del salario integral, quedó sustituida por la exención de carácter general prevista en el numeral 10° del artículo 206 del Estatuto Tributario, la renta exenta del veinticinco por ciento (25%) debe calcularse sobre el salario integral total, incluyendo el factor prestacional, e independientemente de que este represente un porcentaje mayor”.  Oficio 008899 de marzo de 2015

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.