Capacidad normal de producción

NIC 2 establece: “…el proceso de distribución de los CIF fijos al inventario de productos terminados o en proceso, se basará en la capacidad normal de trabajo de los medios de producción”[1].

La incorporación de los costos indirectos de producción fijos se basa en el “sistema de imputación racional”, en el cual es necesario determinar un coeficiente basado en lo siguiente:

Actividad o producción real / Actividad o producción normal

La actividad real es la producción realmente alcanzada, y la actividad normal es la producción o capacidad que puede llegar a desarrollar un sistema de producción[2].

En este caso si el coeficiente es menor  a uno (1), en ese caso la imputación de los costos indirectos fijos se realizará como si el indicador fuese uno (1).

De acuerdo con el libro contabilidad de costos de la editorial Mc Graw Hill[3] una diferencia entre los Costos Indirectos de Fabricación (CIF) aplicados a la producción[4] y los CIF reales, puede ocurrir por dos causas:

Primera causa: Que la asignación de los CIF al proceso productivo se haya realizado teniendo en cuenta los CIF presupuestados.

Segunda causa: Que el volumen real de la producción sea diferente al volumen de producción normal establecido por la entidad en un periodo de tiempo determinado.

Ahora bien, la capacidad normal de producción puede calcularse utilizando indicadores como horas de mano de obra directa, o unidades producidas.

Oscar Gómez y Pedro Zapata definen capacidad normal[5] o práctica como: “El nivel de actividad más utilizado para el cálculo del costo de los CIF presupuestados de producción, porque tiene en cuenta todos los problemas humanos y de máquinas que suelen presentarse en la planta, tales como los desperdicios por la mala calidad de la materia prima, las deficiencias de las máquinas y la falta de capacitación de los empleados, así como los problemas comunes de ventas…”

Los mismos autores consideran que es necesario elaborar primero el presupuesto de ventas y luego el presupuesto de producción, de tal manera que la distribución de CIF fijos al proceso productivo depende también del presupuesto de las ventas.

De acuerdo con lo anterior podemos concluir que:

Producción real > Producción normal; entonces todos los CIF fijos se reconocen como inventarios de productos en proceso.

Producción real < Producción normal; entonces los CIF fijos equivalentes a la producción normal se reconocen como inventarios de productos en proceso, los demás se reconocen como un gasto del periodo[6].

Producción real = Producción normal; entonces todos los CIF fijos se reconocen como inventarios de productos en proceso.

Como lo observamos anteriormente la capacidad normal de producción es un tema subjetivo y definido por la gerencia de la entidad, y no existe una regla que pueda definir la capacidad normal.

Como podría determinar su producción normal una entidad que fabrica productos que son vendidos principalmente en periodos como junio y diciembre?


[1] NIC 2.13
[2] Tomado de contabilidad de costos, tomo I, página 122, editorial didáctica multimedia, año 1997.
[3] Tercera edición, autores Oscar Gómez y Pedro Zapata, año 1998, Colombia, página 168.
[4] Registrados como inventarios
[5] Página 171 contabilidad de costos, tercera edición, Mc Graw Hill.
[6] Gasto del periodo se refiere a transferir estos valores al PYG, puede ser como costo de venta.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.