Características de la fiducia mercantil

Inicio » Derecho comercial. » (26 / 07 / 2012 )

En el contrato de fiducia mercantil intervienen dos partes las cuales se denominan la primera fiduciante o fideicomitente y otra parte denominada fiduciario; el primero es quien transfiere uno o más bienes especificados al fiduciario el cual es el encargado ya sea de administrar dichos bienes o de enajenarlos para cumplir el objetivo establecido por el constituyente, lo cual se hará en beneficio del fiduciante o de un tercero beneficiario.

La fiducia mercantil debe ser constituida mediante escritura pública cuando es constituida entre vivos; dicha escritura deberá ser registrada según la naturaleza de los bienes de que se trate, según lo establecido en el artículo 1228 del código de comercio, es decir, que el contrato de fiducia mercantil ostenta la calidad de ser un negocio solemne por que se requiere del cumplimiento de ciertas formalidades para que el contrato sea válido.

Dentro de las características del la fiducia mercantil esta su carácter del bilateral, pues las partes ostentan obligaciones tales como, el fiduciante tiene la obligación de transferir los bienes al fiduciario y este último tiene la obligación  de administrarlos o enajenarlos para cumplir la finalidad establecida en el contrato.

Por otro lado es un contrato mercantil nominado ya que se encuentra regulado por el código de comercio a partir del artículo 1226 hasta el 1244; el código de comercio en su artículo 1226 define la fiducia mercantil de la siguiente manera:

“La fiducia mercantil es un negocio jurídico en virtud del cual una persona, llamada fiduciante o fideicomitente, transfiere uno o más bienes especificados a otra, llamada fiduciario, quien se obliga a administrarlos o enajenarlos para cumplir una finalidad determinada por el constituyente, en provecho de éste o de un tercero llamado beneficiario o fideicomisario.

Una persona puede ser al mismo tiempo fiduciante y beneficiario.

Solo los establecimientos de crédito y las sociedades fiduciarias, especialmente autorizados por la Superintendencia Bancaria, podrán tener la calidad de fiduciarios.” 

La fiducia mercantil es un contrato principal no depende de la realización de otro contrato para su existencia, es un contrato de tracto sucesivo ya que no se cumple solo con la ejecución de un acto, sino de varios actos en periodos establecidos, es un contrato oneroso pues ambas partes tienen sus cargas prestacionales.

Por último muchos autores han dicho que cuando estamos frente a un contrato de fiducia mercantil, se tiene que destacar la característica de la confianza, pues la fiducia mercantil es un contrato de confianza ya que esta juega un papel importante a la hora de realizar el negocio jurídico.

Material para complementar

Recomiéndanos en

Google+ Facebook Twitter

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.