Causas de la revaluación de la moneda

En el último año, el peso colombiano ha sufrido una revaluación de aproximadamente 19% lo cual ha despertado una gran preocupación en el sector productivo del país y en el mismo gobierno por las implicaciones negativas que tiene sobre la economía en general.

El sector más afectado es el de los exportadores quienes cada día ven como reciben menos pesos por sus exportaciones, lo que conlleva a una disminución sustancial en sus ingresos, algo que de continuar puede llevar a la quiebra a muchas empresas exportadoras.

El problema de la revaluación del peso requiere ser tratado con urgencia, requiere solucionas prontas y efectivas, pero a la fecha no se ve cual pueda ser la solución, pues el estado ya ha implementado un serie de medidas que no han surtido efecto alguno, y al contrario, la caída del peso se acentúa mas cada día.

El primer paso para encontrar una solución a un problema, es identificar claramente las causas que generan el problema, y esto es algo que el estado aun no ha conseguido. Si bien son muchas las causas que pueden contribuir a que una moneda se revalúe, identificar cual o cuales de todas ellas no es tan sencillo como parece. Esta incapacidad para identificar las causas de la revaluación es lo que hace que las medidas que ese implementen no surtan el efecto deseado, puesto que si no se conoce con claridad el origen del problema, tampoco es posible atacarlo directamente, y cualquier posible solución que se simplemente es un intento desesperado que no esta direccionado, que se hace a ciegas, sin bases ni fundamentos, y que como consecuencia no resultará en absoluto efectivo.

Algunas de la causas de la revaluación del peso son por ejemplo el incremento de los exportaciones y los precios de algunas exportaciones como el petróleo; el incremento del envío de remesas por parte de los colombianos residentes en el extranjero; el levado de activos y el ingreso de dólares producto del narcotráfico; la privatización de entidades estatales; el aumento de la inversión extranjera en el país producto del mejoramiento de la economía y la seguridad interna; el déficit fiscal del estado lo cual lo lleva a financiar ese faltante con créditos en el exterior, etc.

Si se analiza individualmente cada una de las anteriores causas, se llega a la conclusión que no todas son negativas.

Si miramos por ejemplo las exportaciones, el hecho que se exporte mas y a mejores precios, si bien incrementa el ingreso de dividas lo cual a su vez presiona la revaluación del peso, no debe ser una causa que pueda considerarse negativa, puesto que lo que se requiere es precisamente exportar, ya que entre mas se exporte mayor será el empleo que se genere y mayor debe ser el dinamismo de la economía.

El incremento de las exportaciones es consecuencia del crecimiento de la economía o viceversa, lo que lleva a concluir que intentar restringir las exportaciones para disminuir el flujo de divisas es sencillamente limitar el crecimiento económico algo que ni siquiera se debe considerar.

Igual sucede con el envío de remesas a sus familias por parte de los colombianos residentes en el exterior. Lo que aquí necesitamos es mayores ingresos por lo que no parece conveniente restringir una de las fuentes de ingresos como son las remesas.

Respecto al lavado de activos y al ingreso de dineros ilícitos, si se pueden considerar negativas, porque además de ser dineros que por sus características no pueden ser controlados por las entidades encargadas de ello, pueden recalentar la economía y no solo causar revaluación sino inflación.

El incremento de la inversión extranjera es una de las herramientas mas utilizadas por los países en vía de desarrollo para incrementar su capacidad productiva, su Producto interno bruto y el empleo, por lo que tampoco se debe considerar negativa la inversión extranjera, pues esta es consecuencia del buen comportamiento económico del país y de la confianza que los inversionistas tienen en nuestra economía.

En cambio el déficit fiscal si es un aspecto que se debe considerar negativo. El estado históricamente ha gastado mas de lo que gana lo cual año tras año ha ido acumulando un déficit fiscal que representa varios puntos del PIB.

Este déficit fiscal es financiado mediante privatizaciones, incremento de impuestos y el crédito externo. Tanto las privatizaciones como el crédito externo, significan el ingreso de una gran cantidad de divisas que vienen a incrementar la sobreoferta de dólares que son la “causa” de la revaluación del peso. Son estas divisas junto con las que son producto de negocios ilícitos, las que se deben evitar y que además no son necesarias. Si se mantiene una Política fiscal sana no debería existir razón alguna para privatizar o para adquirir créditos en el exterior.

De aquí se puede concluir que el principal responsable de la revaluación del peso es el mismo estado y no los particulares quienes tienen como función precisamente exportar y traer divisas al país. Restringir y limitar al empresario para que obtenga dividas mediante exportaciones, inversión o remesas, es contraproducente porque esas son las herramientas que requiere la economía para crecer. Es como pretender que una familia con altos ingresos renuncie a sus empleos para evitar la revaluación o la inflación. Una alta suma de divisas producto de exportaciones es lo que toda economía debe procurar.

Teniendo claro que el ingreso de divisas producto de exportaciones no puede considerarse un problema, se deben buscar alternativas de solución como es buscar la forma de la correcta utilización de esas divisas. El problema no son los ingresos sino la utilización equivocada que de ellos se haga, o que simplemente se conviertan en capitales ociosos, improductivos, que parece ser otra causa de la revaluación que aun no ha sido tenido en cuenta.

Si la revaluación se da por una sobreoferta de dólares, debe entonces buscarse la manera que se demanden esa misma cantidad de dólares para que se de el equilibrio de la oferta y la demanda que también manejan los economistas. Si existe una sobre oferta de dólares significa que los dólares que están ingresando no están siendo utilizados, no están siendo invertidos, de lo contrario no existiría sobre oferta. Pareciera que las divisas que ingresan no están siendo inyectadas a la economía….

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.