Cerrando el margen de elusión del IMAN

Hace algún tiempo denunciamos como la vena rota del IMAN estaban constituidas por las rentas de capital. Es así como algunos contribuyentes, en su afán por no ser clasificados como empleados cumpliendo las condiciones del artículo 329 del estatuto tributario, optaron de forma diligente a generar rentas de capital para lograr romper la relación 80/20 y pasar simplemente a determinar su renta por el sistema ordinario como lo hacían antes de la reforma tributaria.

Dicha práctica llego al punto de planear la venta de su vivienda a su cónyuge y así hacerle el quite a le ley. Sin embargo, el gobierno, entendiendo que muchos directivos harían hasta lo imposible para no calificar como empleados y generarían rentas de capital simplemente para romper la regla de la proporción, sin que esto representa  algún impuesto, decidió  aclarar en el decreto 3032 de 2013 cuales ingresos no se computarían a razón de dicha proporción. El artículo 4 ibídem dispone:

"Artículo 4. Ingresos a considerar para la clasificación. Para efectos de calcular los límites 'porcentuales establecidos en el artículo 329 del Estatuto Tributario y efectuar la clasificación en las categorías de contribuyentes a las que se refiere el presente decreto, no se tendrán en cuenta las rentas sometidas al régimen del impuesto complementario de ganancias ocasionales, ni las provenientes de enajenación de activos fijos poseídos por menos de dos (2) años. "

Por ende venderle la casa a la esposa ya no será negocio para evitar caer en el IMAN, así como tampoco la venta de acciones en bolsa cuando estas obedezcan a enajenación de activos fijos. Lo cierto es que si bien se limitó la elusión en ese sentido, sigue latente el tema de los dividendos que si llevan a que muchos no queden calificados como empelados. ¿La dignidad nos dará para calificar impositivamente sin necesidad de coaccionar la norma?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.