Claves en el lenguaje corporal de un líder

Actualmente, el liderazgo y la comunicación son entendidos como dos herramientas indispensables para el éxito de toda organización o empresa. Ningún líder podrá relacionarse, ni dirigir correctamente a sus colaboradores sin una comunicación adecuada.

El lenguaje corporal, que no es más que todo lo que usted transmite por medio de movimientos o gestos, delata completamente sus sentimientos o percepción acerca de la persona con la que está interactuando.

Cuando conversa con una o varias personas, refleja y envía miles de señales y mensajes a través de su comportamiento. Así que preste especial atención y sáquele provecho a los siguientes datos, porque tanto en su vida laboral como en la personal, le serán de gran ayuda.

Postura y movimiento.

Adoptar una postura natural que no denote rigidez se aplica a los gestos también, pero en especial a los movimientos de los pies y piernas. La postura influye en la opinión que los demás tienen de usted, una mala postura puede ocasionar desconfianza.

Gestos naturales.

Si necesita que sus colaboradores o clientes le perciban como alguien abierto y amigable, los gestos deben ser naturales, tenga los brazos y manos de manera relajada como si estuviera descansando, necesita hacer énfasis en la sonrisa.

La vestimenta comunica.

La forma de vestir divulga la apariencia, tener estilo es vestir bien, reflejar la propia personalidad.

Tono de voz.

La voz y en especial el tono es un instrumento utilizado para comunicarnos de manera íntima, persuasiva, dura o deliberadamente. También comunica nuestro estado de ánimo y suele prestarse para malos entendidos. Puede utilizar un tono de voz bajo, medio o alto, dependiendo de la finalidad de su mensaje.

El tono de voz bajo implica dulzura, gentileza, aunque puede comunicar miedo o temor. Se debe mantener la serenidad, relajación, que permita que las cuerdas vocales asuman una tensión natural y poder controlar el tono de voz, y aún más importante, el tema de la conversación.

Utilice bien sus manos.

Para comenzar, si desea indicar autoridad en su mensaje, entrelazar los dedos es un gesto inequívoco.

Sus manos se pueden aprovechar muy bien para complementar sus palabras y dar mayor fuerza a la conversación. No las utilice inútilmente y mucho menos para hacer cualquier cosa que distraiga a la otra persona. Tampoco las use violentamente, palmoteando o pasándoselas casi en el rostro a la otra persona.

No invadas el espacio.

Respeta el espacio personal de cada empleado. No le hables demasiado cerca de su rostro, cuida no tocar por tocar a cada persona. Un signo de respeto es darle el espacio necesario a todos los que nos rodean.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.