Comentarios sobre el impuesto al patrimonio 2011

Consulte cómo quedaron las tarifas del impuesto al patrimonio para el 2011

De la forma en que quedó redactada la norma aplicable al impuesto al patrimonio para el año 2011 se ha prestado para hacer de ella diferentes interpretaciones, lo que ha llegado a generar cierta confusión.

En las siguientes líneas expondremos nuestra opinión respecto al impuesto al patrimonio según las modificaciones realizadas por la ley 1370 de 2009.

Para el 2011, el impuesto al patrimonio se genera por la posesión de riqueza igual o superior a $3.000.000.000, entendida esta como el patrimonio líquido del contribuyente.

La base gravable del impuesto al patrimonio, es el patrimonio líquido del contribuyente disminuido por los conceptos permitidos por la ley, conceptos contemplados por el artículo 295-1 del estatuto tributario:

La base imponible del impuesto al patrimonio a que se refiere el artículo 292-1 está constituida por el valor del patrimonio líquido del contribuyente poseído el 1o de enero del año 2011, determinado conforme lo previsto en el Título II del Libro I de este Estatuto, excluyendo el valor patrimonial neto de las acciones poseídas en sociedades nacionales, así como los primeros trescientos diecinueve millones doscientos quince mil pesos ($319.215.000) del valor de la casa o apartamento de habitación.

En el caso de las cajas de compensación, los fondos de empleados y las asociaciones gremiales, la base gravable está constituida por el patrimonio líquido poseído a 1o de enero del año 2011, vinculado a las actividades sobre las cuales tributa como contribuyente del impuesto sobre la renta y complementarios.

Parágrafo. Se excluye de la base para liquidar el impuesto al patrimonio, el valor patrimonial neto de los activos fijos inmuebles adquiridos y/o destinados al control y mejoramiento del medio ambiente por las empresas públicas de acueducto y alcantarillado.

Igualmente se excluye el valor patrimonial neto de los bienes inmuebles del beneficio y uso público de las empresas públicas de transporte masivo de pasajeros, así como el VPN de los bancos de tierras que posean las empresas públicas territoriales destinadas a vivienda prioritaria.

Así mismo, se excluye de la base el valor patrimonial neto de los aportes sociales realizados por los asociados, en el caso de los contribuyentes a que se refiere el numeral 4 del artículo 19 de este Estatuto”.

La tarifa del impuesto al patrimonio es progresiva dependiendo del monto del patrimonio del contribuyente, tarifa contemplada en el artículo 296-1 del estatuto tributario:

La tarifa del impuesto al patrimonio a que se refiere el artículo 292-1 es la siguiente:

Del dos punto cuatro por ciento (2.4%) para patrimonios cuya base gravable sea igual o superior a tres mil millones de pesos ($3.000.000.000) sin que exceda de cinco mil millones de pesos ($5.000.000.000).

Del cuatro punto ocho por ciento (4.8%) para patrimonios cuya base gravable sea igual o superior a cinco mil millones de pesos ($5.000.000.000).

En ambos casos establecida dicha base gravable de conformidad con el artículo 297-1.

(…)

De lo anterior se advierten tres cosas claramente:

Hecho generador: Patrimonio líquido igual o superior a 3.000 millones de pesos.

Base gravable: Patrimonio líquido menos algunas deducciones.

Tarifa: Progresiva según el rango de la base gravable.

En ese orden de ideas, se ha llegado a considerar que debido a que la ley estableció las tarifas del impuesto al patrimonio según ciertos rangos, es posible que exista algún rango para el que no exista tarifa alguna. Veamos:

Supongamos un contribuyente con un patrimonio líquido de 3.200 millones de pesos. Cumple el hecho generador y por tanto debe presentar la respectiva declaración.

Supongamos ahora que ese contribuyente aplicando el artículo 295-1 depure su patrimonio líquido y le quede una base gravable de 2.800 millones de pesos.

Si vamos al rango de las tarifas, nos encontramos que para ese rango en el que está la base gravable depurada, no hay ninguna tarifa que se le pueda aplicar:

Base gravable Tarifa
Igual o mayor a 3.000 y menor o igual  a 5.000 millones* 2.4%
Mayor a 5.000 millones* 4.8%
Menor a 3.000 millones No definida

La ley no estableció una tarifa para un rango inferior a 3.000 millones, y es evidente que un contribuyente después de haber aplicado el artículo 295-1 del estatuto tributario, puede obtener una base inferior a 3.000 millones, caso en el cual no habría tarifa para aplicar, puesto que la ley expresamente dispuso dos tarifas y dijo claramente que la tarifa menor aplica exclusivamente para bases gravables iguales o superiores a 3.000 millones y que no excedan de 5.000 millones*, por tanto, no habrá sustento legal para aplicar ninguna tarifa a los bases gravables menores a 3.000 millones.

En este caso, el contribuyente tendría que declarar pero no pagar ningún impuesto, puesto que no existió  base para ninguna de las dos tarifas contempladas por la ley.

Distinto sucede con el impuesto al patrimonio contemplado por la ley 1111 de 2006, puesto que allí se contempló una sola tarifa y no se definieron rangos, de suerte que la única tarifa se aplicará a la base que resulte una vez depurada, cualquiera sea el valor de esta.

*Consultar: ¿En el impuesto al patrimonio qué tarifa se aplica a una base gravable de 5000 millones de pesos?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.