Cómo definir los objetivos para tu marca personal

Ya has conseguido dar el primer paso con tu marca personal, conociendo quién eres realmente, cuáles son tus puntos fuertes y débiles y, en general, sentando las bases de tu punto de partida. Es decir, sabes el principio del camino, pero… ¿sabes el final?

Ese es el segundo paso para establecer nuestra marca personal de manera planificada y con una meta fija. Debemos saber dónde nos gustaría estar en un futuro, tanto en el ámbito profesional como personal, para encaminar todas nuestras acciones a llegar a ese lugar.

Para conseguir definir nuestros objetivos de manera clara y concisa, os recomendamos seguir este plan de 4 pasos que os ayudará a aclarar todo el camino que tenéis por delante en la creación de vuestra marca.

1. ¿Qué actividades te gusta más hacer?

En primer lugar deberemos descubrir qué es lo que ya hay en nuestra vida y nos encanta hacer. Todo aquello que actualmente hagamos y digamos “me encanta hacer esto” o “me gustaría dedicar más tiempo a esto”.

Por ejemplo, puedes ser contable y estar trabajando para una empresa en la que no te sientes cómodo, el ambiente no es el que más te favorece y crees que tu futuro profesional no se ve beneficiado por estar en ella porque nunca podrás ascender.

Sin embargo, a ti te encanta la contabilidad y te ves trabajando de ello durante toda tu carrera, solo que esa empresa está frenando tu potencial y querrías escalar a un puesto superior. Te encanta la contabilidad, pero no te gusta tu empresa, por lo que tendrás que buscar una solución para encontrar otro sitio en el que ser contable y sentirte feliz con ello.

Debes realizar esa pequeña auditoria con todos los aspectos de tu vida para descubrir qué es lo que quieres hacer y qué te impide conseguirlo. Y una vez los tengas todos, lo mejor que puedes hacer es ordenarlos por categor

2. Analizar las actividades que tengan conexiones entre sí

Una vez tengas una larga lista de actividades que te gusta hacer, que deben ser tanto profesionales como personales (insisto porque a veces las olvidamos), deberás analizarlas para ver cuáles están conectadas entre sí.

Siguiendo el ejemplo anterior, imaginemos que en la lista de este contable estaban cosas como estas: contabilidad, escritura, redes sociales, viajar, emprender, hacer deporte, programación, consultoría de empresas, trabajar desde casa y la tecnología.

De esta lista podríamos extraer que a este contable le gustaría trabajar en una empresa tecnológica, ofrecerse como empleado freelance con la creación de un blog propio para trabajar desde casa consiguiendo más tiempo para estar con sus hijos y viajar o incluso programar una aplicación sobre contabilidad y crear una empresa tecnológica a partir de ella.

Podrás encontrar opciones de este tipo para agrupar tus actividades y que te empezarán a dar una visión más clara de qué es realmente lo que quieres hacer y cuál es el objetivo final de la generación de nuestra marca personal.

3. Elige un final perfecto

Ya sabes todos los posibles finales que podrían encajar contigo y que te harían felices, ahora solo debes elegir uno en el que concentrarte y trabajar para poder conseguirlo.

Para hacerlo haz un balance de todos los pros y contras de elegir ese camino y no alguno de los otros que tú mismo te has propuesto en el paso anterior. De esta manera podrás valorar cada uno de los posibles finales y sopesar lo que ganas y pierdes eligiendo uno sobre el resto.

Una vez elijas uno, describe exactamente cómo te gustaría que fuera ese final con todos los detalles posibles. Nuestro contable imaginario podría haber decidido querer trabajar como contable en una empresa tecnológica en la que pueda invertir y aportar como socio además de ser empleado, ya que así se sentiría realizado con su trabajo y su afición a emprender.

Pero no debe pararse ahí. Tendrá que descubrir en qué empresa le gustaría trabajar, el porcentaje le gustaría tener de dicha empresa, la cantidad de dinero que querría invertir, el número de horas de su jornada laboral, el lugar ideal para trabajar, si querría hacerlo desde casa o presencial, etc.

4. Compara tu final deseado con tus propios valores

Cuando realizamos el paso de conocernos a nosotros mismos, establecimos unos valores que iban a definir cada una de nuestras acciones en un futuro. Ahora es el momento de poner dichos valores encima de nuestro gran final y decidir si ambos concuerdan.

Por ejemplo puede que ese trabajo soñado en dicha empresa tecnológica lo haga tener que estar viajando, algo que le gusta, pero que le aleja de su familia cuando para él la familia es uno de los valores más importantes.

Lo importante es encontrar un balance entre ambos para poder estar satisfechos con nuestra situación y además reafirmar los valores que nos definen. Recuerda que definir tu marca personal no consiste solo en conseguir un gran éxito en tu carrera laboral, sino en simplemente conseguir una posición en la vida en la que te sientas totalmente realizado con tu carrera profesional y vida personal.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.