¿Cómo es que los gobiernos intentan solucionar la recesión económica con deuda?

Para hacer frente a la recesión económica que sucedió a la pinchada de la burbuja financiera, los gobiernos han recurrido al endeudamiento, lo que puede parecer contraproducente.

La lógica nos dice que en tiempos de crisis hay que ahorrar, hay que gastar menos, lo que por supuesto debe significar un menor endeudamiento, pero los gobiernos han hecho todo lo contrario.

La razón por la que los gobiernos deben ir en contravía de esa lógica, es porque es necesario que alguien compense el desbalance causado por la decisión del sector privado de consumir menos y ahorra más.

Para que la economía se dinamice, es necesario que alguien invierta, que alguien gaste, y en tiempos de crisis, no será el sector privado quien lo haga, por ello, los gobiernos se ven obligados a incrementar sus gastos para tratar de dar un aire en la economía.

Para incrementar el gasto público en plena crisis, necesariamente hay que recurrir a la deuda, puesto que los ingresos fiscales se verán mermados por efecto precisamente de la crisis, no dejando otro camino que el endeudamiento para tratar de sostener un gasto que mantenga la economía en movimiento.

Es por ello que resulta de capital importancia que los gobiernos ahorren en los buenos tiempos, puesto que serán los gobiernos quienes en un futuro tendrán que financiar la recuperación económica.

En tiempos buenos es el sector privado quien debe gastar, consumir e invertir y el gobierno ahorrar, porque una vez llegue la crisis, el sector privado actuará con suma prudencia, y será el gobierno quien tenga que entrar a salvar el partido, y la tendrá muy difícil si no ahorró en los buenos tiempos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.