Cómo evitar que un abogado o contador público lo “tumbe”

Cuando una persona tiene un problema legal de tipo civil, laboral o penal, recurre a un abogado, y si tiene un problema tributario recurre a un contador público o a un abogado también. ¿Cómo evitar ser timado por alguno de estos profesionales?

Los casos se ganan o se pierden y para saberlo, generalmente hay que esperar hasta el final del proceso.

No obstante, hay casos que desde un comienzo, con una simple lectura del caso se puede saber con certeza que se perderán, no obstante, algunos abogados o contadores públicos, consientes de que el caso se perderá, engañan al cliente con el fin de cobrar sus honorarios.

Para disminuir ese riesgo, se puede recurrir a unas simples estrategias que suelen dar resultado:

  1. Consulte la opinión de por lo menos dos profesionales
  2. Contrate a profesionales de amplio reconocimiento y trayectoria
  3. Pacte honorarios por resultados
  4. Investigue usted mismo sobre su caso

Contar con la opinión de más de un profesional permite evaluar la realidad y las oportunidades de su caso. Mejor si puede contar con la opinión de algún amigo o conocido.

Los profesionales con prestigio y reconocimiento no están dispuestos a perder ese prestigio por una cuantas monedas. Ellos viven precisamente de su prestigio, y cobran por ello. Es su principal activo y no lo arriesgarán por un caso que saben se perderá.

Pactar honorarios por resultados hará que el negocio no sea bueno si es un caso perdido. Pocos están dispuestos a llevar un proceso que saben que lo perderán y en consecuencia no ganarán nada con ello.

Hoy en día  con la masificación de internet se puede tener acceso gratuitamente a una increíble cantidad de información jurídica, y  con seguridad por lo menos encontrará una sentencia de las altas cortes que tratan de un caso similar al suyo. Eso le dará una idea para confrontarla con la opinión de su asesor, o le dará elementos para plantearle algunas cuestiones que le aclararán la posible suerte del proceso.

Seguir estos pasos sin duda no es una garantía de que no le timarán, pero disminuye ampliamente el riesgo de ello.

Hay muchos abogados y contadores profesionales, que actúan con ética. Son los que hay que contratar.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

12 Opiniones
  1. osito dormilon dice:

    Las personas no hacen sino criticar y juzgar a las personas, tachándolas de ladrón pero no saben el esfuerzo que hicieron por sacar un titulo de abogado, lo que pasa es que como el trabajo es intelectual se cobra por el resultado de la gestión y eso tiene un precio que se tasa en salarios minimos legales mensuales, depende del tiempo, el resultado a obtener. Pero como las personas quieren todo barato, pero exigen ganancias, eso no es ético. Es de anotar que toda consulta causa honorarios y la gestión que realice causa honorarios, la gestión es de medios y no de resultados. Por lo tanto valore a las personas y nos las menosprecie, es como si a usted le hicieran lo mismo, que siendo su madre no la reconoce como tal y por el sufrimiento que tuvo al tenerla.

  2. M chepina dice:

    Yo no soy abagoda pero si victima de un bandido y gracias a que una amiga abogada .e explico que debia consultar mi caso logre que no me remataran n buen inmueble asi que sinestoy de acuerxo porque hay mucho bandido

    • Felipe dice:

      Tanta seriedad y validez se le debe dar a este ensayo, que ni siquiera el autor publica su nombre; y al parecer, es una persona que no conoce la practica del derecho.

      Voy a reformular los presupuestos de este articulo para orientar mejor al lector.

      1. Consulte la opinión de por lo menos dos profesionales?
      El derecho es una ciencia jurídica social, lo que implica que existe un alto grado de subjetivismo en los argumentos. Si los jueces tienen constantemente discrepancias en sus interpretaciones, con mayor razón el resto de profesionales jurídicos. Es como si se preguntara sobre el proceso de paz, cada uno de acuerdo a su formación académica, personal y vivencias, expresa una opinión valida divergente; lo mismo sucede en el derecho, porque frente a un mismo hecho hay múltiples fuentes del derecho, muchas veces contradictorias.

      Conclusión, asegurase que su abogado hable con propiedad y seguridad del tema.

      2. Contrate a profesionales de amplio reconocimiento y trayectoria?
      Busque abogados que sean especialistas en el área que usted necesita solución, no generalistas. El mejor abogado no siempre es el que mas títulos tiene, mas conferencias dicta o mas libros ha escrito. El mejor abogado es el que no solo conoce las reglas del juego, sino que se ajusta, conoce y atiende las necesidades particulares del cliente.

      Los buenos abogados que son reconocidos, precisamente lo son por solucionar grandes y difíciles problemas; no por seleccionar los mas fáciles como argumenta el autor.

      El reconocimiento publico del profesional jurídico, no siempre es conveniente; ya que la reputación del abogado puede jugar en su contra frente al juez y las contrapartes.

      3. Pacte honorarios por resultados ?
      Ya argumentado el hecho de que el derecho es una ciencia social, es decir, el abogado tiene una obligación de medio, donde hace su mejor esfuerzo y pone todo su empeño profesional para defender los derechos de su cliente; para convencer a un juez, que tiene la ultima palabra. Entonces ningún abogado ético y serio, le va ha prometer resultados satisfactorios.

      Muchas veces frente al asunto de fondo, no hay muchas posibilidades; pero el proceso se puede anular por vicios en la forma o procedimiento, o se pueden lograr rebajas a las sanciones. Así que siempre es recomendable contratar un abogado.

      4. Investigue usted mismo sobre su caso?
      Es un despropósito a todas luces. Si esa premisa fuera cierta no existiría ningún profesional jurídico, porque todas las personas adquiriendo un código de leyes, podrían defenderse ante las autoridades. Es mas, algunas áreas del derecho requieren un nivel tan alto de especialización, que son los mejores profesionales pagos país. Es como cuando las personas, intentan comparar sus síntomas con los miles de artículos médicos que hay en internet, para evitar ir al medico a que le ordene un examen especializado.

      Así que como conclusión, interpretar un texto legal no es tan simple como la gente en la calle presume.

  3. andrea garcia - poll770@hotmail.com dice:

    Quien sube estos posts? no tienen un filtro? cualquiera puede escribir y publicar? esos cuatro puntos es lo no se debe hacer..
    1. Consulte la opinión de por lo menos dos profesionales: entre mas opiniones pida, mayor sera la confusión todas podrán dar opiniones diferentes

    2. Contrate a profesionales de amplio reconocimiento y trayectoria: contrate un profesional que tenga especialidad en el tema en concreto. (si busca abogado laboral que sea un especialista en el área) zapatero a sus zapatos

    3. Pacte honorarios por resultados: la labor del abogado es de medios mas no de resultados. NINGÚN ABOGADO puede garantizar al 100% que un proceso se gane. quien lo haga es un mentiroso. se pueden dar directrices y hacer un buen proceso pero al final quien falla es el JUEZ DE LA REPÚBLICA

  4. JORGE CLIMACO dice:

    No todos lo abogados y contadores son timadores, lo son todos los profesionales y la gente del común, mire no más un médico, cuantas veces hace mal un tratamiento o cirugía y nadie dice nada.

    Además, muchos casos ganables desde el comienzo durante su trámite y por un colega tramposo el fallo es adverso, o por que se dejó de cumplir con un requisito o dato.

    Personalmente me preocupo de hacer bien las cosas.

  5. Alonso Riobó Rubio dice:

    Se me hace que quien escribió el artículo introductorio estaba "varado" por falta de tema y echó mano de éste.

    Cordial saludo,

  6. VICTOR MANUEL RIOS dice:

    Muy buenos días,
    Difiero que el artículo sea dirigido a "algunos" togados y a los contadores,ya que la estafa se presenta en todo tipo de profesión.
    En cuanto a las recomendaciones del autor son totalmente imprecisas y carentes de claridad frente a los lectores de la presente página,ya que:
    1.En el ejercicio del derecho y la contaduría existen labores contratadas que se deben cancelar a trabajo hecho y nó hasta el final.
    2.La cuota litis,o trabajo a resultado,es una de las formas de contratación legalmente reconocidas por nuestro estatuto de la abogacía.
    3.El alto reconocimiento y la trayectoria,es un argumento subjetivo que debe resumirse en las recomendaciones y las calidades humanas del profesional.De nada serviría contratar un "show lawyer",plagado de titulos si sus honorarios son totalmente inalcanzables por su cliente ;o un abogado con notable trayectoria,si no sabemos en realidad que trabajo ha realizado en favor de un cliente.
    4.Y Obligar al cliente investigar sobre su caso particular,podría sumirlo en incomprensiones y malinterpretaciones de la normatividad vigente,técnica manejada por los estudiosos de la profesión.
    Considero que para evitar fraudes,lo mas importante es otorgar trabajo:
    1.A todo profesional que sea recomendado por las labores desempeñadas.
    2.Cuando se concede un mandato,es decir se otorga un poder,se debe partir que el profesional es de confianza.
    3.Lo pactado entre cliente y profesional ,"siempre" debe consignarse en contrato de prestación de servicios.Todo con el fín de evitar mal interpretaciónes, mal entendidos y defraudamientos.
    4.Hay que recordar, que si el anterior punto se sigue con sumo cuidado y se verifican irregularidades en el ejercicio de la profesión,el cliente tendrá la prueba para judicializar la conducta improva del profesional ante las instancias correspondientes.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.