Inicio » Otros. » (24 / 10 / 2011 )

Cómo evitar que un abogado o contador público lo “tumbe”

Cuando una persona tiene un problema legal de tipo civil, laboral o penal, recurre a un abogado, y si tiene un problema tributario recurre a un contador público o a un abogado también. ¿Cómo evitar ser timado por alguno de estos profesionales?

Los casos se ganan o se pierden y para saberlo, generalmente hay que esperar hasta el final del proceso.

No obstante, hay casos que desde un comienzo, con una simple lectura del caso se puede saber con certeza que se perderán, no obstante, algunos abogados o contadores públicos, consientes de que el caso se perderá, engañan al cliente con el fin de cobrar sus honorarios.

Para disminuir ese riesgo, se puede recurrir a unas simples estrategias que suelen dar resultado:

  1. Consulte la opinión de por lo menos dos profesionales
  2. Contrate a profesionales de amplio reconocimiento y trayectoria
  3. Pacte honorarios por resultados
  4. Investigue usted mismo sobre su caso

Contar con la opinión de más de un profesional permite evaluar la realidad y las oportunidades de su caso. Mejor si puede contar con la opinión de algún amigo o conocido.

Los profesionales con prestigio y reconocimiento no están dispuestos a perder ese prestigio por una cuantas monedas. Ellos viven precisamente de su prestigio, y cobran por ello. Es su principal activo y no lo arriesgarán por un caso que saben se perderá.

Pactar honorarios por resultados hará que el negocio no sea bueno si es un caso perdido. Pocos están dispuestos a llevar un proceso que saben que lo perderán y en consecuencia no ganarán nada con ello.

Hoy en día  con la masificación de internet se puede tener acceso gratuitamente a una increíble cantidad de información jurídica, y  con seguridad por lo menos encontrará una sentencia de las altas cortes que tratan de un caso similar al suyo. Eso le dará una idea para confrontarla con la opinión de su asesor, o le dará elementos para plantearle algunas cuestiones que le aclararán la posible suerte del proceso.

Seguir estos pasos sin duda no es una garantía de que no le timarán, pero disminuye ampliamente el riesgo de ello.

Hay muchos abogados y contadores profesionales, que actúan con ética. Son los que hay que contratar.

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

6 Opiniones en “Cómo evitar que un abogado o contador público lo “tumbe””
  1. JORGE CLIMACO dice:

    No todos lo abogados y contadores son timadores, lo son todos los profesionales y la gente del común, mire no más un médico, cuantas veces hace mal un tratamiento o cirugía y nadie dice nada.

    Además, muchos casos ganables desde el comienzo durante su trámite y por un colega tramposo el fallo es adverso, o por que se dejó de cumplir con un requisito o dato.

    Personalmente me preocupo de hacer bien las cosas.

  2. Alonso Riobó Rubio dice:

    Se me hace que quien escribió el artículo introductorio estaba "varado" por falta de tema y echó mano de éste.

    Cordial saludo,

  3. VICTOR MANUEL RIOS dice:

    Muy buenos días,
    Difiero que el artículo sea dirigido a "algunos" togados y a los contadores,ya que la estafa se presenta en todo tipo de profesión.
    En cuanto a las recomendaciones del autor son totalmente imprecisas y carentes de claridad frente a los lectores de la presente página,ya que:
    1.En el ejercicio del derecho y la contaduría existen labores contratadas que se deben cancelar a trabajo hecho y nó hasta el final.
    2.La cuota litis,o trabajo a resultado,es una de las formas de contratación legalmente reconocidas por nuestro estatuto de la abogacía.
    3.El alto reconocimiento y la trayectoria,es un argumento subjetivo que debe resumirse en las recomendaciones y las calidades humanas del profesional.De nada serviría contratar un "show lawyer",plagado de titulos si sus honorarios son totalmente inalcanzables por su cliente ;o un abogado con notable trayectoria,si no sabemos en realidad que trabajo ha realizado en favor de un cliente.
    4.Y Obligar al cliente investigar sobre su caso particular,podría sumirlo en incomprensiones y malinterpretaciones de la normatividad vigente,técnica manejada por los estudiosos de la profesión.
    Considero que para evitar fraudes,lo mas importante es otorgar trabajo:
    1.A todo profesional que sea recomendado por las labores desempeñadas.
    2.Cuando se concede un mandato,es decir se otorga un poder,se debe partir que el profesional es de confianza.
    3.Lo pactado entre cliente y profesional ,"siempre" debe consignarse en contrato de prestación de servicios.Todo con el fín de evitar mal interpretaciónes, mal entendidos y defraudamientos.
    4.Hay que recordar, que si el anterior punto se sigue con sumo cuidado y se verifican irregularidades en el ejercicio de la profesión,el cliente tendrá la prueba para judicializar la conducta improva del profesional ante las instancias correspondientes.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.