Cómo iniciar un proyecto empresarial sin dejar el trabajo

Una buena manera mantener una cobertura económica mientras se inicia un negocio propio es empezar a emprender mientras se trabaja por cuenta ajena. Esto es algo que puede ser muy interesante, pero puede ser muy duro, tanto a nivel de físico -debido al cansancio y al sobre-esfuerzo- como a nivel emocional -no es fácil quitarse la idea del propio negocio mientras se trabaja para otro.

En este sentido, hay algunas cosas que se pueden hacer para conseguir mantener el equilibrio y sacar adelante un proyecto empresarial propio. Son las siguientes:

1 - Considerar el propio emprendimiento como un segundo trabajo a tiempo parcial que aporta ingresos extra, recordando que el trabajo por cuenta ajena es el trabajo principal, el que le da la posibilidad de mantener el segundo trabajo.

2 - Seguir al pie de la letra las condiciones de su contrato de trabajo y no utilizar información de la empresa ni sus recursos en propio beneficio, sobre todo si para el nuevo emprendimiento hay que desarrollar alguna herramienta sujeta a propiedad intelectual.

3 - Ahorrar todo el dinero posible para tener reservas para el momento que sea necesario utilizarlas. Invertir todo lo que se gana en un trabajo por cuenta ajena en el propio proyecto es un gran riesgo. La ventaja de tener trabajo es, precisamente, que se cuenta con un soporte económico, por lo que es posible ir un poco más despacio.

4 - Ser tan abierto con el jefe tanto como sea posible. No en todos los casos se puede, pero a muchos empresarios les gusta saber que cuentan con gente con espíritu emprendedor en la empresa. Además, puede que la empresa para la que se trabaja pueda ser un futuro cliente, colaborador o inversor. En cualquier caso, este punto hay que tomarlo con cautela, ya que puede generarse un conflicto importante si la empresa para la que se trabaja siente que usted va a hacerle la competencia o le necesita demasiado como para dejarle marchar.

5 - Organizarse bien y despejar el camino es fundamental para iniciar un negocio propio mientras se mantiene un trabajo por cuenta ajena. Un emprendedor con otro trabajo no puede emplear el tiempo libre que le deja su empleo para otras actividad que sea esenciales para su emprendimiento. En este sentido, decidir qué es lo fundamental.

6 - No sentirse presionado a dejar el trabajo cuando el propio negocio empiece a generar ingresos. Todo negocio tiene altibajos, y un éxito temprano no significa que esté todo resuelto y que la empresa sea sostenible. En su lugar, mientras sea posible mantener las dos actividades, hay hacer el esfuerzo de continuar así.

7 - No elegir una actividad empresarial para la que se necesite tiempo total a la que solo puede dedicarse a tiempo parcial.

8 - No hablar con los compañeros de trabajo, clientes de la compañía o proveedores de su iniciativa empresarial. Podría dar lugar a malas interpretaciones.

Llegará el momento en el que pueda dejar su trabajo actual para dedicarse completamente a su proyecto empresarial. Cuando este momento llegue, no tenga miedo. Pero, hasta entonces, cuide su trabajo y su idea.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.