Cómo lidiar con los cobradores de deuda

Los cobradores de deudas son  conocidos por su falta de modales y falta de tacto. Año tras año se acumulan las quejas de los consumidores por las formas que este tipo de gente emplea. En su intento por cobrar una deuda, estos personajes pueden llegar a resultar muy molestos, especialmente cuando se trata de empresas que compran deuda de terceros. Entre sus tácticas se encuentran las llamadas a horas intempestivas, las amenazas de denuncia y una forma de hablar fría e irrespetuosa.

Usted debe saber que el hecho de deber dinero a una empresa no le exime de derechos, y que los cobradores exageran para meterle miedo. A continuación le mostramos cómo lidiar con estos cobradores para hacer las cosas bien y para que pueda hacer valer sus derechos.

Conozca sus derechos

Para hacer valer sus derechos lo primero que tiene que hacer el conocerlos. La ley es diferente en cada país, por lo que lo primero que debe hacer es conocer cuál es la aplicable en su caso. Conocer sus derechos le servirá para poder defenderse y contraatacar en caso de necesidad.

Tome nota

Cada vez que le llame un cobrador de deudas tome nota de todo los detalles de la llamada. Estas notas le serán muy útiles para presentar una queja o demanda. Si el cobrador le dice que va a grabar la llamada indíquele que usted también va a grabarla.

No pierda los nervios

Puede ser difiícil, pero es fudamental que mantenga sus nervios bajo control. Solo así podrá controlar lo que dice y lo que hace. Muchos cobradores buscan provocar a los deudores. No caiga en la trampa. Además, ellos están acostumbrados, y no conseguirá nada bueno si se deja llevar.

No dé explicaciones

Al cobrador le dan igual sus problemas domésticos y financieros. Su trabajo es cobrar lo que se les debe, no ser su paño de lágrimas. A ellos sus problemas no les importan.

Finalice la llamada

Si una conversación con un cobrador de deudas se convierte en algo que no lleva a ningún sitio o el cobrador se sube de tono finalice la llamada. Si es necesario, cuelgue sin más.

No tiene por qué atender la llamada

Usted no tiene ninguna obligación de hablar con el cobrador. Cuando le llame no coja el teléfono. Si su teléfono fijo no cuenta con identificador de llamadas sería buena idea adquirir uno. Si le llama a deshoras desconecte el teléfono. Si su teléfono cuenta con esa opción, filtre las llamadas para que salte el contestador o para que no suene el teléfono. Dispute la deuda

Si no está de acuerdo con lo que le reclamen, dispute la deuda. Es más, si le intentan cobrar algo que no le corresponde solicite por escrito el cese de la comunicación. El cobrador está obligado a enviar una prueba de la deuda si se la solicita.

Contrate un abogado

Si las llamadas del cobrador le están provocando problemas contrate un abogado. Dele toda la información que ha recopilado y comuníquele al cobrador que, a partir de ese momento, llame a su abogado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.