Cómo medir el impacto de tu marca personal

Trabajar nuestra marca personal es, entre otras cosas, una estrategia para conseguir un mejor posición en el mundo profesional. Ese trabajo debería reportarnos beneficios y permitirnos conseguir aquellas metas que nos hayamos propuesto, aunque no sea de manera inmediata porque el personal branding necesita de tiempo y esfuerzo para tener efecto.

Aun así, una vez que comencemos, no debemos dejar de medir todo lo que hacemos para saber cuál es el impacto que estamos teniendo. De nada sirve que creamos que lo estamos haciendo todo bien, si luego no medimos nada ni hemos definido previamente unos objetivos para nuestra marca personal a los que queramos llegar.

Para medir ese impacto, podemos utilizar varias de estas técnicas que medirán si tu nombre y, en consecuencia, tu marca personal está ganando fuerza y cada vez es más conocida.

1. ¿Cuánta gente busca tu nombre o web en Google?

Cuando lleves un tiempo trabajando tu marca, comiences a notar que alrededor tuya se está creando una comunidad y veas que cada vez entra más gente nueva en ese blog que usamos como campamento base, analiza cuánta gente busca tu nombre en Google.

Esto se puede hacer de manera gratuita a través del planificador de palabras clave de Google, que nos dirá el número de personas aproximado que busca una palabra en el buscador. Cuanta más gente busque nuestro nombre, más importante se estará volviendo nuestra marca y más fuerza cogerá.

Si a la hora de crear tu sitio web decidiste crearlo con un nombre de marca que no era tu nombre real, deberás medir cuantas personas buscan ese nombre que has puesto a la web, ya que probablemente sea más buscado que tu nombre real.

2. ¿Cuánta gente está hablando de nosotros?

Además de que nos busquen, también queremos que hablen de nosotros. El boca a boca y las conversaciones en las que nuestro nombre esté incluido aumentaran el efecto atracción de nuestra marca personal y podría ser una de las vías por las que más clientes lleguen a nosotros.

También debemos controlar lo que dicen de nosotros en términos negativos, ya que a poco que crezca tu nombre y empieces a ser más reconocido las críticas comenzarán a aparecer. Siempre es importante saber quién las hace, por qué y si podemos solucionarlas contestando educadamente.

Para todo esto podemos usar una de las 8 herramientas que recomendamos en otro artículo: Mention. Si alguien habla sobre ti en Twitter, Facebook, Linkedin o Youtube esta herramienta te enviará una alerta para que sepas quién es esa persona y qué ha dicho.

Cuantas más alertas nos envíe Mention de personas que hablan sobre nosotros (siempre que sean positivas) más importante se estará volviendo nuestra marca personal.

3. ¿Cuántos correos recibo de personas que no conozco?

Si al abrir tu correo encuentras emails de personas que no conoces de nada y que a diario te preguntan todo tipo de cosas, significa que están llegando a ti de alguna manera. Bien a través de tu página web, de colaboraciones con otras personas, conferencias o cualquier tipo de actividad relacionada con el networking, esa persona te conoce sin que tú hayas hecho ninguna acción concreta por conocerla a ella.

Este es uno de los indicadores clave de la reputación a nivel de marca personal, ya que si hay mucha gente que te contacta para pedirte ayuda, contratarte u ofrecerte colaborar con ellos, significa que te consideran una persona muy cualificada y cuya opinión respetan profundamente.

4. ¿Cuántos clientes llegan a mí a través de una recomendación de otra persona?

No hay mejor arma de venta que la recomendación. Si tú quieres venderle algo a alguien determinado, la mejor manera de hacerlo es convencer a la persona en la que más confía de que tu producto o servicio es el mejor y hacer que él mismo se lo “venda” a esa persona.

Por eso, cuando trabajas la marca personal es muy normal recibir clientes que vienen de parte de otro conocido tuyo o una persona que ya ha trabajado contigo. Eso es un gran indicador de que la confianza que se deposita en ti es cada vez más superior y, además, es una gran manera de conseguir ventas sin tener que realizar ninguna promoción ni nada porque tus propios clientes serán tus “agentes comerciales”.

Con estos cuatro indicadores podrás analizar, de manera superficial, el impacto de tu marca personal y la importancia que va ganando. Una buena manera de controlarlo todo y poder medirlo bien es crear una plantilla de Excel y medir en ella la cantidad de búsquedas con tu nombre, cuántas menciones recibes, los correos de desconocidos y aquellos clientes que llegan por recomendaciones mes a mes.

Así podrás ir viendo si estas estadísticas crecen, desde dónde te mencionan más, qué tipo de personas son las que te recomiendan y otra serie de cosas que te ayudarán a decidir el mejor camino para conseguir los objetivos que te propongas.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.