Cómo prevenir el acoso sexual en el trabajo

El acoso sexual es una forma de discriminación. El acoso sexual en el trabajo se produce cuando un empleado tiene conductas verbales o físicas de naturaleza sexual no deseadas por la otra persona o incluso cuando intenta mantener relaciones con esa persona contra sus deseos.

De forma general se define el  acoso sexual como insinuaciones sexuales indeseadas, solicitudes de favores sexuales, u otra conducta física o verbal de naturaleza sexual cuando:

  1. su cumplimiento se hace de manera explícita o implícita en términos o como condición para obtener el empleo;
  2. su cumplimiento o la negación de su cumplimiento por un individuo es la base para tomar decisiones que afecten el empleo de dicho individuo, o
  3. tales conductas tienen el propósito o efecto de interferir sin razón, en la eficiencia del trabajo de un individuo, o creando un ambiente de trabajo intimidatorio, hostil y ofensivo.

Los puntos 1 y 2 son llamados "quid pro quo" (del latín "esto por eso"), y son sencialmente son "sobornos sexuales" o promesas de beneficios por acceso sexual.

El tipo 3 es conocido como "ambiente hostil de trabajo", y es   la forma más común de acoso sexual, ya que es menos explícita y más subjetiva.

El acoso sexual puede ocurrir en una variedad de situaciones, como en chistes nos deseados, gestos y palabras ofensivas, comentarios y réplicas, contacto corporal, retiradas solicitudes para salir o quedar, coqueteo no deseado, mensajes recurrentes de correo electrónico o al móvil, etc.

Cuando un empleado se queja a un supervisor, a otro empleado, oa  la oficina de Recursos Humanos de la empresa sobre el acoso sexual, se debe realizar una investigación inmediata. Los supervisores deben implicarse inmediatamente. Además, los empleados necesitan entender que tienen no solo el derecho, sino también la obligación, de reportar las preocupaciones de acoso sexual.

Los gerentes y supervisores son la primera línea cuando se trata de la gestión del rendimiento de los empleados y las necesidades del trabajo. Para ello, es necesario evitar una cultura de trabajo que permita cualquier forma de acoso. Fuera de su compromiso con sus empleados y su empresa, el acoso, en cualquier forma, nunca debe ser tolerado.

Para ello, tomar las medidas de prevención adecuadas es crucial. Para ello, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • El acoso sexual no implica que el autor es del sexo opuesto.
  • El acosador puede ser el supervisor, gerente, un cliente, un compañero de trabajo, un proveedor o cualquier persona que esté conectada con el entorno de trabajo del empleado.
  • La víctima de acoso sexual no es sólo el empleado. Otros empleados que observan también pueden ser víctimas. Por lo tanto, cualquier persona que se ve afectada por la conducta potencialmente puede quejarse de acoso sexual.
  • La organización debe asesorar a las víctimas potenciales y explicarles que, si experimentan acoso, debe advertirle al acosador que su actitud no es bienvenida.
  • El acoso sexual puede ocurrir incluso cuando el demandante no pueda demostrar contacto, pero sí se hayan producido disminuciones salariales, bajada de categoría, u otros cambios degradantes que respondan a la negativa del dicho demandante a aceptar las invitaciones del acosador.
  • Cuando un individuo experimenta acoso sexual debe denunciarlo a sus superiores o seguir el protocolo de la empresa para que se investigue el caso.
  • El empleador tiene la responsabilidad de investigar y tomar en serio todas las denuncias de acoso sexual.
  • El empleador o encargado jamás debe tratar de manera diferente a los demandantes de acoso sexual. Si se demuestra que el demandante mintió, será necesaria una acción disciplinaria. Pero los empleados deben sentirse seguros de que no se van a tomar represalias hacia ellos a la hora de demandar el acoso.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.