¿Cómo se contabilizan los tres años de exención de renta presuntiva para las empresas en liquidación?

Según el numeral 8 del artículo 191 del estatuto tributario las empresas en liquidación están exoneradas del cálculo de la renta presuntiva por los primeros tres años. Veamos cómo se contabilizan esos tres años.

En primer lugar hay que precisar que para efectos del asunto que nos ocupa, se entiende que una sociedad entra en proceso de disolución y liquidación una vez el acta que  aprueba la liquidación se inscribe en el registro mercantil conforme lo establece el artículo 24 de la ley 1429 de 2010 en su artículo 24.

En consecuencia, el primer año de exoneración de renta presuntiva será aquel en que se inscriba el acta de liquidación en el registro mercantil.

Como el impuesto de renta y complementarios es un impuesto cuyo periodo es anual (enero 01 a diciembre 31) según lo contable el artículo primero del decreto 187 de 1975, para efectos de determinar los años de exclusión se cuenta igualmente los años completos sin importar la fecha exacta en la que se inscribe el acta de liquidación en el registro mercantil.

Por ejemplo, si el acta de liquidación se inscribió en diciembre 14 de 2012, el primer año de exclusión será el 2012, el segundo año  será el 2013 y el tercero año será el 2014. Si en el 2015 no se ha liquidado la empresa, ya habrá que determinar nuevamente la renta presuntiva.

El primer año será entonces aquel en que se inscriba el acta de liquidación en el registro mercantil.

¿Pero qué pasa si el acta se aprueba por la asamblea en un año y se inscribe en otro? En todo caso la fecha que interesa y que cuenta, es la fecha de inscripción en el registro mercantil, de modo que si el acta se aprobó en 2012 pero se inscribió en el 2013, el 2013 será el primer año d exclusión.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.