Cómo sobrevivir a una primera impresión

El lenguaje corporal es una herramienta extremadamente poderosa a la hora de construir relaciones laborales. Cuando usted conoce a alguien, ambos realizan una completa revisión visual el uno del otro. Este proceso no dura más de siete segundos y lo conocemos como la primera impresión que nos deja o dejamos a la otra persona.

Aunque usted no lo sepa, esa primera revisión podría estar afectando a sus negocios. Cuando se reúna con alguien o participe en eventos, debe asegurarse de que su lenguaje corporal no desmotiva o impide que las personas se acerquen a usted.

Aquí le presento cuatro factores que deberá cuidar.

Contacto visual

Muchos grandes líderes son conocidos mundialmente por la impresión que dejan en las personas en las reuniones cara a cara. En gran parte se debe a que nunca dejan de mirar a su interlocutor a los ojos, haciéndole sentir la persona más importantes de la sala.

Movimientos de brazos

La posición de sus brazos puede impedir que alguien interactúe con usted, además de mostrar desinterés o, incluso, aburrimiento.

Vigile la posición y los movimientos de sus brazos. Brazos cruzados indican desinterés, negación y aburrimiento, mientras que los brazos doblados a la espalda indican que le interesa lo que está escuchando.

Posición derecha

Haga un esfuerzo por mantener una posición abierta al pararse, de forma que las personas se sientan “bienvenidas” y no excluidas de sus conversaciones.

Intente no apoyarse en las mesas o las paredes, ya que esto demuestra cansancio y aburrimiento.

Expresiones faciales

Mantener una expresión facial de interés va de la mano con el contacto visual.

Mantenga una expresión agradable y sonría siempre que pueda. Trate de no bostezar o intente aguantarse los bostezos en público, pues eso demuestra una gran falta de interés. Puede parecer algo obvio, sin embargo, es bastante común en el área del trabajo encontrar este tipo de comportamientos.

Gran parte de su éxito se basará en las primeras impresiones. Usted quiere que los demás lo perciban como alguien alerta, interesado, interesante, conocedor de su trabajo y fiable.

Una buena manera de controlar sus expresiones es preguntar a sus amigos y familiares: pregúnteles qué les dice su lenguaje corporal, deles una lista con los puntos arriba expuestos y dígales que le evalúen siendo honestos. Trabaje con esas opiniones y trate de mejorar y dominar su lenguaje corporal.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.