Compensación de pérdidas fiscales en procesos de fusión

El artículo 147 del Estatuto tributario consagra la compensación de pérdidas fiscales en sociedades. Ahora bien, en el caso de procesos de fusión la norma prevé una situación especial y es la limitación de la compensación en proporción a la participación de los patrimonios.

El inciso segundo del artículo 147 ET señala:

“La sociedad absorbente o resultante de un proceso de fusión, puede compensar con las rentas líquidas ordinarias que obtuviere, las pérdidas fiscales sufridas por las sociedades fusionadas, hasta un límite equivalente al porcentaje de participación de los patrimonios de las sociedades fusionadas dentro del patrimonio de la sociedad absorbente o resultante. La compensación de las pérdidas sufridas por las sociedades fusionadas, referidas en este artículo, deberá realizarse teniendo en cuenta los períodos gravables para compensar ya transcurridos y los límites anuales, previstos en la ley vigente en el período en que se generó y declaró la pérdida fiscal.”

Para entender mejor el articulado, veamos un ejemplo.

La sociedad A tiene un patrimonio de 150.000, y tiene utilidades. Y la sociedad B tiene un patrimonio de 30.000, pero tiene unas pérdidas fiscales de 100.000.

En este caso la sociedad A desea fusionarse con la sociedad b para aprovechar las pérdidas fiscales. En este caso la sociedad absorbente es “a”.

En esa medida

  1. Patrimonio de 150.000, que representa el 83% del 180.000
  2. Patrimonio de 30.000, que representa el 17% de 180.000

Total patrimonio: 180.000

En este caso, A va a absorber a B. En esa medida, como b solo representa un 17%, la sociedad absorbente solo podrá tomar como compensación de pérdidas 17.000 (100.000 por el 17%).

Finalmente, siempre debe de tenerse presente que el mismo artículo 147 prevé una condición sine qua non para poder compensar pérdidas, y es que las actividades económicas de las sociedades intervinientes en estos procesos son las mismas que antes de la respectiva fusión.

En los párrafos anteriores vimos, como se debe entender el artículo 147 del estatuto tributario en relación con la compensación de pérdidas fiscales en procesos de fusión. Ahora bien, el ejemplo que dimos en su momento, era el de una empresa A, con mayor capital que B, y que quería aprovechar las pérdidas fiscales de B. no obstante, al desarrollar el ejemplo se observó que en dicha operación solo se pudo tomar como compensación un 17%.

La razón fue que la empresa de mayor capital fue la que absorbió a la empresa de menor capital, y en esa medida como el artículo 147 et señala que se puede tomar la compensación con base en la proporción de patrimonios, entonces la proporción patrimonial de B es menor, y por tanto la compensación es menor.

Ahora bien, ¿Cómo optimizar la fusión para efectos de una mayor compensación de pérdidas fiscales?

Partamos de los mismos supuestos. La sociedad A tiene un patrimonio de 150.000, y tiene utilidades. Y la sociedad B tiene un patrimonio de 30.000, pero tiene unas pérdidas fiscales de 100.000.

En este caso la sociedad A desea fusionarse con la sociedad b para aprovechar las pérdidas fiscales. En esa medida

  1. Patrimonio de 150.000, que representa el 83% del 180.000
  2. Patrimonio de 30.000, que representa el 17% de 180.000

Total patrimonio: 180.000

En el ejemplo anterior A absorbe a b.

Pero para optimizar la compensación por pérdidas fiscales, en este caso “B” absorbe a “A”. Así es, la empresa con menor patrimonio absorbe a la de mayor patrimonio.  Como A representa un 83%, la sociedad absorbente, podrá tomar como compensación de pérdidas 83.000 (100.000 por el 83%).

Finalmente, igual que lo dijimos anteriormente, siempre debe de tenerse presente que el mismo artículo 147 prevé una condición sine qua non para poder compensar pérdidas, y es que las actividades económicas de las sociedades intervinientes en estos procesos son las mismas que antes de la respectiva fusión.

En este caso lo más probable es que A tenga toda la capacidad administrativa el nombre, el establecimiento comercial, y en esa medida una vez fusionadas simplemente se hacen las modificaciones pertinentes para que B como sociedad absorbente cambie su nombre al que tenía A antes de la fusión.

La sociedad A tiene un patrimonio de 150.000, y tiene utilidades. Y la sociedad B tiene un patrimonio de 30.000, pero tiene unas pérdidas fiscales de 100.000.

En este caso la sociedad A desea fusionarse con la sociedad b para aprovechar las pérdidas fiscales. En este caso la sociedad absorbente es “a”.

En esa medida

  1. Patrimonio de 150.000, que representa el 83% del 180.000
  2. Patrimonio de 30.000, que representa el 17% de 180.000

Total patrimonio: 180.000

En esa medida, como b solo representa un 17%, la sociedad absorbente solo podrá tomar como compensación de pérdidas 17.000 (100.000 por el 17%).

Finalmente, siempre debe de tenerse presente que el mismo artículo 147 prevé una condición sine qua non para poder compensar pérdidas, y es que las actividades económicas de las sociedades intervinientes en estos procesos son las mismas que antes de la respectiva fusión.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.