Inicio » Impuestos. Por » (23 / 01 / 2012 )

Compensación de pérdidas fiscales originadas por las pequeñas empresas

Las nuevas pequeñas empresas o pequeñas empresas preexistentes que  cumplan con la  totalidad  de  los  requisitos  y  las condiciones  exigidas  para acceder  al  beneficio  de  progresividad  en  el  pago  del  impuesto  sobre  la  renta  y complementarios, podrán compensar las pérdidas fiscales siempre y cuando se trate de sociedades (personas jurídicas) conforme lo señala el inciso 1 del artículo 147 del Estatuto Tributario; por lo tanto las personas naturales no podrán compensar sus pérdidas fiscales, excepto en el caso de las sufridas en las actividades agrícolas.

Actualmente las pérdidas fiscales originadas a partir del año o periodo gravable 2007 podrán ser compensadas con las rentas líquidas ordinarias de los periodos siguientes sin límite de porcentaje (cuantitativo) ni término de amortización (temporal), por consiguiente los pequeños contribuyentes tienen la posibilidad de compensarlas después de los cinco o diez años que dura el beneficio o cuando la tarifa del impuesto sobre la renta es del 33%.

El aplazamiento de la compensación de las pérdidas fiscales optimiza la carga tributaria por un valor correspondiente al porcentaje de la tarifa reducida o general según el año o periodo gravable, lo cual representa un ahorro impositivo del 8,25%, 16,5%, 24,75% ó 33% del valor de la pérdida fiscal a compensar.

Por ejemplo una pequeña empresa ubicada en un departamento diferente de Amazonas, Guainía y Vaupés que en el primer año de inicio de la actividad económica principal originó pérdida fiscal por valor de $100.000.000, al compensarla con las rentas líquidas ordinarias del primero y segundo año o periodo gravable, no tendría ahorro impositivo porque la tarifa reducida es del 0% mientras que si compensa en el tercer año, el ahorro sería de $8.250.000, cuarto $16.500.000, quinto $24.750.000 y a partir del sexto $33.000.000.

Cabe anotar que las pérdidas fiscales son deducciones que tienen tratamiento tributario especial, porque el citado artículo establece su compensación con rentas líquidas ordinarias o utilidades sin que se genere otra nueva pérdida fiscal, es decir las pérdidas fiscales se pueden compensar hasta la concurrencia de la renta o utilidad.

Temas relacionados

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.