Inicio » Impuestos. » (10 / 09 / 2013 )

Compensación de pérdidas fiscales

Nuestra legislación tributaria colombiana (artículo 147 del estatuto tributario), ofrece la posibilidad a los contribuyentes pueden compensar las pérdidas fiscales con rentas líquidas obtenidas en los periodos fiscales anteriores.

Quiere decir esto, que si un contribuyente en 2010 por ejemplo, obtuvo una pérdida fiscal de $10.000.000, en el 2011 y años siguientes, puede compensar [descontar] esa pérdida con su renta líquida, lo que le permitirá disminuir su renta gravable.

En cierta forma, este beneficio alivia y compensa un poco la tributación que el contribuyente debe hacer cuando obtiene pérdidas, puesto que en tal situación, debe pagar impuesto sobre renta presuntiva. El hecho de tener pérdidas no exime al contribuyente de pagar impuesto. Por lo que permitirle compensar las pérdidas en periodos futuros se compensa de cierta forma esta situación.

Debido a las continuas reformas tributarias, a la fecha existen tres tratamientos diferentes para la compensación de pérdidas.

Pérdidas sufridas en el 2002 y años anteriores

Las pérdidas sufridas por los contribuyentes en esos periodos deben ser compensadas dentro de los cinco periodos gravables siguientes. En este caso no existe límite alguno sobre el valor o monto que se debe compensar en cada periodo. Las pérdidas pueden ser compensadas todas en uno solo año o distribuidas en los cinco años siguientes.

Pérdidas sufridas del 2003 al 2006

Las pérdidas sufridas en los periodos gravables 2003, 2004, 2005 y 2006, pueden ser compensadas dentro de los 8 periodos siguientes. Para estos años existe un limite del 25% anual, es decir que un contribuyente no puede compensar mas del 25% de la pérdida por cada año. Supongamos una pérdida en el 2006 de 100.000.000. En el 2007 no se puede compensar más de 25.000.000.

Pérdidas sufridas a partir del 2007

Las pérdidas sufridas por los contribuyentes en los periodos gravables 2007 y posteriores pueden ser compensadas con la renta líquida de los periodos gravables posteriores al periodo en que se obtuvieron. No existe límite en el monto que se puede compensar en cada periodo ni existe límite en el tiempo. Quiere decir esto que las pérdidas se pueden compensar en un solo año, en cinco, diez o veinte.

Pérdidas que no se pueden compensar

No se pueden compensar las pérdidas generadas por ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional, ni las pérdidas generadas por la inclusión de costos y deducciones que no tengan relación de causalidad con la generación de la renta.

No se pueden compensar las pérdidas que impliquen la generación de una nueva pérdida. Quiere decir esto que las pérdidas se pueden compensar hasta el monto de la renta líquida sobre la cual se va a compensar, esto porque la compensación de pérdidas no puede generar una nueva pérdida, de ser así, sería equivalente a “reciclar” pérdidas.

Se pueden compensar las pérdidas generadas por la deducción en inversiones de activos fijos productivos.

Comentarios finales

Las pérdidas que se obtuvieron en los años 2003, 2004, 2005 y 2006, podrían compensarse en los términos de la ley 1111 de 2006, esto es que se podrían compensar sin tener en cuenta el límite de los ocho años ni el 25% mensual. A las pérdidas del 2002 no se les puede dar este tratamiento toda vez que para su caso, la norma expresamente contempló que éstas se regirán por la ley que les dio origen, afirmación que no cobija las de los años 2003 a 2006.

Naturalmente la Administración de impuestos ha conceptuado que eso no se puede hacer, que la ley 1111 solo aplica para las pérdidas que se obtengan a partir del 2007.

La firmeza de las declaraciones en las que se compensen o generen pérdidas se alcanzará en cinco años, lo que es una clara estrategia para inducir al contribuyente a no hacer uso de este beneficio. [Consulte: Contabilización de las pérdidas fiscales]

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

Comentarios cerrados temporalmente