Comportamiento del personal en las organizaciones

Características personales para explicar las actitudes y el comportamiento

Las características personales de los empleados pueden explicar y predecir actuaciones y por tanto comportamientos. En la medida que las personas avanzan en edad presumimos que tienen un grado de “madurez” definido y unas actitudes enmarcadas. Normalmente suponemos que una persona de 30 años tiene un comportamiento más estable que una persona de 20 años.

Luego de que en una empresa se tengan los perfiles de cargo para las contrataciones de personal en las empresas, es muy común ver la aplicación de tests psicotécnicos, aquí es donde selección evalúa si la personalidad va acorde con las características que se necesitan. Se evalúa la concentración,  la resistencia a realizar tareas rutinarias, nivel de estrés, valores morales, aptitudes de liderazgo, nivel de coeficiente intelectual, etc.

Las características en cada persona hacen que ésta sea única y la sobresaltan de un grupo, y como en todas partes los grupos sociales están sujetos a costumbres de nivel cultural y algunos llamamos “escala de valores”.

Como cuando se le enseña a un hijo pequeño a ser honesto en todos los ámbitos, con esta simple actuación estamos propendiendo para que ese niño, que será parte de una organización (o que ya es parte de muchas), no colabore con la corrupción.

La personalidad de un empleado nos ayuda a definir un perfil psicosocial idóneo para un determinado puesto de trabajo, por ejemplo en las agencias creativas se requiere que las personas sean extrovertidas, alegres, porque se ha determinado que aquellas personas dan rienda suelta a la imaginación, poseen iniciativa, son críticos, analíticos.  En los cargos administrativos y contables es común encontrar el tipo de personas a las que popularmente se les dice “cuadriculadas”, claro, son personas que necesitan de mucha paciencia y concentración para trabajar con cifras numéricas bajo presión.  Sin embargo la experiencia me ha ido desvirtuando esta premisa, si, se ha catalogado a las personas excesivamente serias para trabajos contables, pero esto no conlleva que los resultados en rendimiento sean mayores que los de las personas extrovertidas.  En este tipo de cargos (contables) deben buscarse además de rasgos como el de concentración y aptitudes matemáticas, la facilidad para aplicar conocimientos adquiridos (desde el punto de vista adaptativo).

La evaluación de comportamientos en los empleados es de gran valor para la organización, ésta es una herramienta básica para definir los perfiles de cada cargo y asimismo permite fundar un parámetro de las actuaciones esperadas acordes a las políticas de la entidad.  Cada organización sea empresarial o no tiene con esto la oportunidad de realizar la silueta de cada integrante que necesita para lograr objetivos comunes, en conclusión para ejecutar su plan estratégico.

Además conociendo la personalidad de los empleados es posible determinar qué los motiva para que trabajen a gusto, o que hacer para persuadirlos y que los objetivos organizacionales se integren con sus objetivos de realización personal.

Texto de referencia:

PUNTO_CONTRAPUNTO_CARACTERISTICAS_2.4

Asignatura: Organización de Empresas y Dirección de RRHH

Máster Universitario en Creación y Dirección de Empresas

Universidad Antonio de Nebrija, España 2012.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.